Más artículos

Fútbol en crisis: por qué los equipos grandes de la Argentina acumulan cada vez mayores deudas

Fútbol en crisis: por qué los equipos grandes de la Argentina acumulan cada vez mayores deudas
Independiente, River y San Lorenzo tienen importantes deudas que cubrir, tanto con otros clubes como con su plantel. Por qué sus números están en rojo
Por Juan Minotti
30.11.2019 00.01hs Actualidad

Durante este año, especialmente a partir de la segunda mitad, comenzaron a salir a la luz en muchos equipos del fútbol argentino, deudas que complican el escenario económico de las instituciones.

Más allá de evaluación que cada socio o hincha pueda realizar sobre la gestión realizada por la dirigencia que maneja su club, el reciente surgimiento masivo de casos de incumplimiento de pago en equipos grandes –lo que no venía siendo algo frecuente–, tiene estricta relación con la situación del país y, puntualmente, con el valor del dólar en relación al peso.

La mayor parte de los futbolistas importantes que militan en nuestro país tienen su paga vinculada al precio del dólar, aunque algunos perciban su salario en moneda local. Es decir, cobran en pesos pero fijan el valor de su sueldo en la moneda norteamericana. De esa forma se aseguran que, ante una posible devaluación, su remuneración no se vea afectada.

A algunos se les fija un tope. Es decir, su sueldo será acorde a la cotización del dólar, pero hasta un determinado valor máximo. Otros, en cambio, que son los que a esta altura han generado mayores dificultades en los clubes, cobran con "dólar libre", sin límite alguno a la cotización de dicha moneda.

Esta situación afecta a todos los equipos del fútbol local, más allá de que, algunos de ellos, como Boca o Racing, parecen haber previsto un poco más la situación que se presentaría o tienen un mayor resto para no padecer grandes sobresaltos. Pero otros clubes, inclusive algunos grandes como Independiente, River y San Lorenzo, están atravesando un momento decididamente difícil.

Los problemas de Independiente

El equipo de Avellaneda tiene muchos focos de conflicto. En primer lugar, alcanzó el límite de sanciones, previas a la quita de puntos, establecido por la Superliga para casos de incumplimiento en el pago del salario de su plantel. El Rojo aún no pagó los sueldos del mes de octubre y tiene tiempo hasta mediados de diciembre para regularizar la situación. Pero, dada la acumulación de situaciones de esta índole, si durante los próximos dos años el club vuelve a tener una falta de estas características, la sanción será, efectivamente, la quita de puntos.

Por otra parte, también fue multado por atrasarse en el pago de la ficha de tres futbolistas que le compró a Godoy Cruz: Emmanuel Aguilera, Diego Rodríguez Berrini y Leandro Fernández, que llegaron a la institución en 2014, 2015 y 2016, respectivamente. La sanción impuesta es del 5% de lo adeudado.

Por último, les debe a varios clubes del exterior por diversas incorporaciones que realizó. A partir de incumplimientos de pago por las transferencias de Fernando Gaibor, Fernando Amorebieta, Pablo Hernández, Silvio Romero y Cecilio Domínguez, el club adeuda aproximadamente u$s7,5 millones.

Por muchos de estos conflictos, los equipos acreedores han iniciado reclamos en la FIFA. De hecho, el América de México elevó su queja por la falta de pago de dos cuotas del pase de Silvio Romero y la entidad madre del fútbol mundial falló a su favor ordenando que se le abonen u$s1,2 millones correspondientes a las mencionadas cuotas y otros u$s600.000 a modo de penalidad.

Para solucionar todos estos desajustes económicos, Independiente se desprenderá de varios futbolistas de su plantel. Ya está en negociaciones con el Cruz Azul de México para vender a su arquero, Martín Campaña, en una cifra cercana a los u$s3,5 millones. Y está en los planes de la institución negociar a varios jugadores más, como Alan Franco y Martín Benítez, por ejemplo.

El San Lorenzo de Lammens

San Lorenzo también atraviesa una situación delicada. Durante el último año recibió varias advertencias por parte de la Superliga a causa de deudas con sus jugadores. De hecho, se lo sancionó con una quita de puntos y la imposibilidad de realizar incorporaciones en el último mercado de pases. No obstante, tras varias gestiones de Matías Lammens -su presidente- y Marcelo Tinelli –vicepresidente-, que incluyeron reuniones con importantes políticos del ámbito nacional, dichas sanciones quedaron en suspenso.

Además, recientemente fue multado con el valor equivalente a 2.000 entradas populares, por no presentar a tiempo su balance anual, situación que ya había vivido en 2018. Y fue intimado por Unión de Santa Fe a abonar lo correspondiente a los pases de los hermanos Bruno y Mauro Pittón, fichados en el último mercado de junio de este año. El Ciclón debería haber pagado u$s2,5 millones por ambos futbolistas, pero dada la devaluación que se suscitó en Argentina poco tiempo después, el importe equivalente en pesos creció un 40%.

Los problemas del conjunto de Boedo no se limitan al fútbol, ya que en el ámbito del básquet, a donde estuvo avocado Tinelli durante el último tiempo y donde la institución es una potencia del continente, también afronta dificultades económicas. Diversas deudas con jugadores extranjeros le han valido una sanción de la FIBA, la Federación Internacional de Básquet, por la cual para esta temporada no ha podido contratar jugadores que no sean argentinos.

River, un triunfador endeudado

Por último, River, a pesar de ser el gran ganador de la década, no puede dejar en el pasado las penurias que se remontan a las presidencias de José María Aguilar y Daniel Passarella.

Para mantener el plantel y el cuerpo técnico de elite que lo ha llevado a conquistar torneos de gran importancia, la institución comandada por Rodolfo D’onofrio, destina $1.000 millones por año (a cotizaciones actuales, alrededor de u$s17 millones).

Durante este año debía pagar cuotas correspondientes a los pases de Nicolás De la Cruz, Lucas Pratto, Juan Fernando Quintero y Bruno Zuculini por unos u$s12 millones. Esas deudas no fueron completamente canceladas aún y por eso el conjunto de Nuñez debe vender jugadores. Esto ya ha motivado una manifestación pública de disgusto por parte de su entrenador, Marcelo Gallardo.

El Millonario ya tendría todo acordado para transferir a Exequiel Palacios al Bayer Leverkusen de Alemania por unos € 13.000.000. Además, se especula con la venta de otros jugadores jóvenes de la institución, como Lucas Martinez Quarta, Rafael Santos Borré y Nicolás De La Cruz.

Por otra parte, la deuda que River mantiene por el pase de Pratto con el club San Pablo de Brasil podría desembocar en la venta del futbolista, con el objetivo de recaudar lo necesario para abonar lo debido.

La situación en estos tres grandes del futbol local es delicada. El humor en cada institución, sin embargo, es bastante distinto.

Más allá de la derrota en la final de la Copa Libertadores, los éxitos deportivos han maquillado la situación financiera de River.

En Independiente y San Lorenzo, en cambio, el descontento de los socios es mayor, no sólo porque en lo futbolístico los resultados no acompañan, sino porque a los dirigentes de ambos clubes se los acusa de ocuparse más de la política nacional y de sus asuntos personales, que del día a día de la institución.

Ante esta situación, definitivamente compleja, se les reclama tanto a Lammens y a Tinelli, como a los Moyano, una mayor presencia.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados