Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Fábricas cerradas y escasez de materia prima: el coronavirus paraliza la industria de la moda a nivel mundial

Fábricas cerradas y escasez de materia prima: el coronavirus paraliza la industria de la moda a nivel mundial
Además del cierre de tiendas de marcas como Nike, Adidas y Mango, el freno al comercio hizo que se frustrara la cadena de suministro de este sector
11.02.2020 08.59hs Actualidad

Mientras este martes se conoció que la cantidad de víctimas fatales del brote de coronavirus ya supera las 1000 personas fallecidas, a lo que se suman decenas de miles de infectados, el impacto económico de la epidemia ya se siente en los mercados financieros pero también en la industria. 

En China muchas empresas como Starbucks, McDonald's, Nike y Adidas cerraron sus tiendas para prevenir el contagio, eventos como el Mobile World Congress en Barcelona han perdido importantes cantidades de participantes y marcas, y aerolíneas como British Airways o Lufthansa cancelaron sus vuelos al país asiático. 

Así las cosas, los negocios con uno de los mercados más importantes tanto en cantidad de consumidores como en poder adquisitivo son cada vez más difíciles de hacer. 

La española Mango fue otra de las firmas de moda que decidió cerrar el total de sus 26 tiendas en China hasta el 9 de febrero, sin que todavía se conozca si se ha decidido su reapertura. 

Desde Nike a Tapestry, Moncler o diferentes firmas de lujo, ya han anunciado que se verán reflejada en sus respectivas cuentas de resultados, en lo que podría ser la antesala de un desastrosos ejercicios.

Lejos de resultar puntuales y aisladas, como una bola de nieve estas medidas no han dejado sino de concatenar circunstancias que, además de los riesgos para la salud pública, amenazan con paralizar toda la industria de la moda más allá de las fronteras chinas. Aspectos de los que se encargaba de alertar mediante un comunicado Matthijs Crietee, secretario general de la International Apparel Federation (IAF).

"Las acciones que toman los gobiernos y las aerolíneas, entre otros, en un esfuerzo por frenar la propagación del virus, están bloqueando el tráfico internacional que alimenta la cadena de suministro de la moda", indicó el ejecutivo en la misiva relevada por Fashion United. "Nuestros primeros pensamientos, por supuesto, están con nuestros colegas chinos", señalaba.

"Obviamente la situación en la provincia de Hubei es aún peor, pero con todos los viajes restringidos para los ciudadanos chinos y con las fábricas cerradas, está claro que esta no es una buena situación, ni desde una perspectiva personal ni comercial", prevé.

"Algunas fábricas comienzan a reabrir, y otras permanecen cerradas", con algunos "gobiernos provinciales como los de Zhejiang y la provincia de Jiangsu instando a las principales fábricas a reanudar la producción", señala Crietee. "Sin embargo, la apertura de las fábricas es una cosa, pero los trabajadores también deben querer y estar dispuestos a volver a las líneas de producción, y no se sabe bien como las estrictas medidas de seguridad contra el contagio en las fábricas pueden ayudar a reanudar la producción. Lo que hará que la reactivación de la industria difiera de una fábrica a otra, e incluso por niveles dentro de una misma fábrica", pronosticó.

Cualquiera sea el caso, el secretario general de la IAF estima que estos cierres temporales tendrán un fuerte impacto en la cadena de suministro de las prendas de moda, afectando a su producción, a la logística, a las entregas de materias primas para fábricas, tanto dentro como fuera de China, y también al volumen de las ventas offline minoristas en el extranjero, que descenderán debido a la ausencia de compradores chinos.

Al margen de los aspectos más puramente industriales, Crietee también alerta de la posible pérdida de talento que puede estar ocasionando el brote con la cancelación y el aplazamiento de programas de intercambios entre estudiantes.

Así como de la grave incidencia en importantes ferias comerciales como el Mobile World Congress de Barcelona, que muchas voces se apresuran a adelantar que finalmente será cancelado tras las anunciadas bajas de LG, Sony o Amazon.

Son contratiempos de los que habrá que ver si ha conseguido librarse la Texworld Fair, certamen que abría sus puertas el lunes en París, y para el que sus organizadores anunciaban que habían recibido el mayor número de asistentes preregistrados de los últimos 30 años. Algo a lo que habría contribuido que el gobierno francés no haya bloqueado como otros países los viajes a China, Hong Kong y Macao.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar