Cómo hizo Corea del Sur para poner un freno al avance del coronavirus en tiempo récord

Cómo hizo Corea del Sur para poner un freno al avance del coronavirus en tiempo récord
El país asiático realizó una fuerte campaña sanitaria con la que logró revertir una situación crítica en cuanto al número de contagios
Por iProfesional
15.03.2020 12.41hs Actualidad

El coronavirus es considerado una pandemia. Es decir, una enfermedad que afecta a todo el mundo, según anunció la OMS (Organización Mundial de la Salud) el pasado miércoles 11.

No obstante, son cuatro países que tienen el mayor número de contagiados: China, epicentro de la enfermedad, Italia, Irán y Corea del Sur.

Desde hace algunos días, todas las miradas se han puesto en el país liderado por Moon Jae-in, luego de que lograra revertir la curva de mortalidad en tiempo récord mediante una campaña agresiva de prevención y contención del virus. Así, en solo una semana, gracias al diagnóstico masivo y temprano de su población, Corea del Sur se convirtió en un ejemplo de lo que hay que hacer.

Entre las medidas adoptadas por el país se distribuyó una aplicación para móviles en la que, aportando los datos personales (domicilio, edad, sexo y teléfono o correo electrónico), se gestionaba la información sobre la enfermedad.

 

Si el diagnóstico fuese positivo, se le daba un turno al usuario para realizarse el test. El paciente debía trasladarse en coche hasta un punto de encuentro, donde los sanitarios le hacían el test sin necesidad de salir del vehículo, de forma rápida y bastante segura. En 24 horas, la persona recibía el resultado mediante un mensaje en su celular.

A su vez, las autoridades del país abrieron un canal de información para que cada usuario pudiera conocer cuán afectada su zona de residencia. Gracias a estas medidas, el país logró evitar el colapso de los servicios telefónicos de información y de los servicios sanitarios.

"Detectar el virus en sus etapas más tempranas es fundamental para poder identificar a las personas que lo tienen y de esa forma detener o demorar su expansión", le dijo a la cadena CNN Park Neunghoo, ministro de Salud de Corea del Sur. Y agregó: "Eso nos ha permitido también planear adecuadamente la atención en salud, debido a que solo el 10% de los contagiados requiere hospitalización".

 

Según informaron las autoridades de Corea del Sur, se efectuaron más de 200.000 pruebas, que lograron bajar la tasa de afectados de 813, el 29 de febrero, a 114, el 12 de marzo. Lo que contribuyó a descongestionar los hospitales y brindarle al personal sanitario una mayor capacidad de tratar a los pacientes críticos.

Otro de los beneficios de la aplicación fue que, mediante la geolocalización de los celulares, los pacientes eran controlados para respetar la cuarentena. También se implementó un rastreo de tarjetas de crédito para pagar o sacar dinero del banco. Así, cuando la persona no respetaba esta medida de prevención, era sancionada con una multa.

Más allá de esta agresiva política, el usuario podía pedir un permiso de salida y desplazamiento en casos de extrema necesidad, y lo recibía mediante un código QR que le llegaba al teléfono.

Las autoridades surcoreanas destacaron que el trabajo en equipo entre el sector público y el privado fueron necesarios para lograr que este plan sea eficiente.

Temas relacionados