Más artículos

Un ex empleado reveló cuánto cobraba Mühlberger por el supuesto antiviral para el COVID-19

Un ex empleado reveló cuánto cobraba Mühlberger por el supuesto antiviral para el COVID-19
Un ex empleado de la clínica reveló intimidades de algunas de las inusuales prácticas que el médico, que se encuentra detenido, llevaba adelante
Por iProfesional
19.05.2020 09.38hs Actualidad

Un ex empleado de la clínica de Rubén Mühlberger, conocido como el médico de los famosos,  reveló intimidades de algunas de las inusuales prácticas que el médico, que se encuentra detenido, llevaba adelante. Además, reveló cuánto por el supuesto antiviral para el COVID-19.

Se trata de Juan Roccabruna, quien trabajó como recepcionista en la clínica de Mühlberger durante tres meses.

"Había mucha gente que llamaba por el COVID-19, explicábamos la diferencia de atenderse en la clínica por salud y por estética, me tuve que aprender un speach", señaló el joven en una entrevista que concedió a Intrusos.

Además, reveló: "Cobraba 4.500 pesos el frasco con 60 pastillas para la atención del COVID-19".

El material incautado en la clínica del doctor Mühlberger
El material incautado en la clínica del doctor Mühlberger

Entre las excentricidades que atravesó Roccabruna, destacó una bizarro detalle del doctor: "Cuando entré a trabajar me leyó la mano y me dijo que tenía que leer sus libros y que era como un rey sin corona. En la entrevista de ingreso me preguntaron mi sexualidad".

Con respecto al irregular y escandaloso funcionamiento del establecimiento confesó: "La clínica estaba abierta pese a la cuarentena. Yo estaba ahí el día del allanamiento".

Mühlberger, con prisión domiciliaria

Días atrás, la fiscal porteña Valeria Massaglia le dictó la prisión domiciliaria al esteticista Rubén Mühlberger como acusado de poner "en peligro la vida o la salud de otro", entre otros delitos.

Luego de comparecer por unas cinco horas ante la fiscal, Massaglia le endilgó al profesional tres imputaciones y determinó que permanezca con arresto domiciliario y custodia policial.   

Al médico se le concedió la prisión en su domicilio particular por haber probado que padece problemas de salud, ya que fue operado un mes y medio atrás de un cáncer en el duodeno.   

Una de las imputaciones, la más grave, es por el artículo 106 del código penal, que contempla penas de entre dos y seis años de prisión a quien "pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado".

Mühlberger siempre se mostró rodeado de celebridades
Mühlberger siempre se mostró rodeado de celebridades

La fiscal, en rueda de prensa brindada tras la declaración del esteticista, sostuvo que "reconoció los hechos pero intentó deslindar responsabilidades con argumento irrisorios", en muchos casos escudándose en su estado de salud, tras dos operaciones por cáncer de duodeno y de colon.

Mühlberger también fue imputado por el artículo 208, que contempla la "injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación". 

Asimismo, se lo acusó por artículo 239 a que reprime "con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal". 

Según la fiscal, durante una declaración muy agotadora Mühlberger "no hizo otra cosa que reconocer que la clínica estaba funcionando sin habilitación, apenas con una habilitación en trámite dice que tiene, y que un cartel en la puerta, un horror, decía que tenía la cura para el coronavirus".    

El médico intentó deslindar responsabilidades por ese cartel al señalar que lo pusieron sus secretarias y asegurar, que en virtud a su estado de salud delicado, "no estaba en condiciones de verificar" su contenido.   

En cuanto a la decisión de otorgarle la prisión domiciliaria, la fiscal contó que la tomó tras recibir toda la documentación en cuanto a las operaciones delicadas a las que fue sometido el profesional.

Por otro lado, Massaglia dijo que el médico ofreció argumentos irrisorios en cuanto al hallazgo de medicamentos vencidos en su clínica, al señalar que eran "para su uso personal". 

Sobre la acusación por abandono de persona, la fiscal sólo deslizó que se realizó en base a "una denuncia recibida en las últimas 48 horas".

Massaglia definió al médico como "una persona muy especial" y que "bajo seducción hizo caer a la gente por medio de redes sociales".  

En tanto, el abogado Mariano Cúneo Libarona, encargado de la defensa del médico, dijo que no comparta "ni la calificación, ni la competencia del hecho", al considerar que se tendría que haber investigado "un homicidio culposo y no un delito de abandono".   

No obstante, se manifestó de acuerdo con la prisión domiciliaria otorgada a su cliente, como "una medida tomada en la urgencia".   

Para Cúneo Libarona, Mühlberger ofreció una declaración "muy completa" y "dio respuesta a todas las imputaciones con mucha  prueba".   

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído