Más artículos

Acoso online: qué es el grooming, cuándo ocurre y cómo evitarlo

Acoso online: qué es el grooming, cuándo ocurre y cómo evitarlo
El grooming es una de las prácticas más peligrosas que surge por el mal uso de las nuevas y múltiples tecnologías. Cómo hacer para prevenirlo
Por iProfesional
16.07.2020 14.02hs Actualidad

Las nuevas tecnologías son herramientas que se fueron introduciendo en las diferentes sociedades con la finalidad de favorecer los procesos de comunicación y entretenimiento.

Incluso en la actualidad, con la pandemia y la necesidad de aislamiento entre las personas, la tecnología en sus diferentes expresiones son las herramientas que más facilitaron el trabajo de la gente implementando una manera de cumplir con las obligaciones a distancia.

Sin embargo, no todo lo que se puede hacer con estas herramientas es bueno y resuelve problemas, sino que suceden muchas cosas en la vida cotidiana por el mal uso de las diferentes herramientas tecnológicas, y una de ellas, cada vez más creciente, es el grooming.

El grooming es un tipo de acoso que se volvió más común por el uso de redes sociales.
El grooming es un tipo de acoso que se volvió más común por el uso de redes sociales.

Se trata de una práctica de acoso y abuso sexual en contra de niños y jóvenes que, en la mayoría de los casos, sucede a través de las redes sociales.

El grooming y, en su evolución digital, el online grooming (acoso y abuso sexual online) son formas delictivas que implican a un adulto que se pone en contacto con un niño, niña o adolescente con el fin de ganarse poco a poco su confianza para luego involucrarle en una actividad sexual.

Lo hacen mediante el uso de Internet, a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (redes sociales, páginas web, aplicaciones de mensajerías como whatsapp, entre otras cosas)

Hay que distinguir dos tipos de grooming:

• Un tipo de grooming es cuando no existe la fase previa de relación y generación de confianza: el acosador logra tener fotos o videos sexuales mediante la obtención de contraseñas o hackeo de cuentas.

• El otro tipo de grooming es cuando existe una fase previa donde el acosador busca generar confianza en el niño o niña.

Los adultos que realizan grooming suelen generar un perfil falso en una red social, sala de chat, o el medio tecnológico que eligen para lograr su cometido, haciéndose pasar por un chico o una chica, buscando generar una relación de confianza con el niño o niña a quien quieren acosar.

Por otro lado, esta práctica tiene diferentes niveles de interacción y peligro: desde hablar de sexo y conseguir material íntimo, hasta llegar a mantener un encuentro sexual.

El celular y el whatsapp son medios peligrosos para llevar a cabo el grooming.
El celular y el whatsapp son medios peligrosos para llevar a cabo el grooming.

Se trata de un proceso en el que se produce un vínculo de confianza repentino entre la víctima y el acosador. Lo cierto es que la persona mayor, lo que intenta es aislar poco a poco al menor, y lo consigue desprendiéndolo de su red de apoyo (familiares, profesores, amigos, etc.) y generando un ambiente de secreto e intimidad, el cual llega al punto de mantenerse siempre entre ambas partes tan oculto, que los niños no se animan a contarlo.

En el caso del online grooming el abusador envía, a través de un medio tecnológico, material sexual al niño o niña. Además, se suele hacer pasar por menor y adapta el lenguaje a la edad de la víctima. Es una violencia igual de real que la física, pero de la que no se puede huir.

Conducta del que hace grooming

Hay diferentes conductas que se consideran habituales de parte de los acosadores que hacen grooming, las cuales son importantes conocer para cuidar a los chicos. Entre ellas se destacan las siguientes:

  • Para iniciar la relación se hacen pasar por un menor de edad falsificando la identidad.
  • Aprovechan la información que los chicos comparten sobre sus gustos y preferencias en las redes sociales y/o servicios de mensajería instantánea, y así aceleran y afianzan la confianza.
  • Dan comienzo a una supuesta amistad. Esto generalmente incluye con frecuencia confesiones personales e íntimas entre el niño, niña o joven y el acosador. De esta forma empieza a consolidarse la confianza entre ellos.
  • Utilizan el tiempo para fortalecer el vínculo. Este lapso varía según los casos: el acosador puede lograr su objetivo en una conversación, en meses o incluso en años. El tiempo transcurrido hace que el niño, niña o adolescente se olvide o deje de tener presente que hay un desconocido del otro lado y pase a considerarlo un amigo.
  • Incorporan el componente sexual. No tenemos que olvidar que el objetivo final de este acercamiento es de carácter sexual. Comienzan con el pedido de grabación de imágenes o toma de fotografías. En los casos más extremos empiezan a buscar un encuentro físico, valiéndose de la confianza generada o manipulando con la difusión de las imágenes obtenidas.

Grooming, cómo ocurre

Además de las descripciones realizadas previamente, el online grooming incluye una serie de conductas que pueden ser desordenadas, pero, por lo general, existen patrones de conducta y fases comunes que sirven para poder detectarlo y prevenirlo a tiempo, evitando que se afecte a las víctimas.

Lo primero que hacen es crear un vínculo de confianza para luego llevar a cabo el grooming. En muchos casos, lo hacen a través de sobornos o engaños, donde el agresor contacta con la niña o niño y establece el vínculo de confianza.

Para ello, normalmente finge otra edad, muy cercana a la de la víctima.

Para proteger a los jóvenes de grooming es importante cómo tratarlos.
Para proteger a los jóvenes de grooming es importante cómo tratarlos.

Además, puede que el abusador haga regalos, empatice a un nivel profundo con los niños y niñas haciendo que escucha sus problemas y aproveche esa información para chantajear después.

Luego sigue otra fase del grooming que es el aislamiento de la víctima. En este momento, el agresor persigue arrancar la red de apoyo natural del menor (familiares, amistades, docentes, etc.) dejándolo desprotegido. De esta manera insiste en la necesidad de mantener todo en secreto.

La valoración de los riesgos es otro de los pasos claves del grooming. El agresor tiende siempre a asegurar su posición, así que suele preguntar a la víctima si alguien más conoce su relación e intenta averiguar quién más tiene acceso al ordenador o dispositivo que utiliza el menor.

Conversaciones sobre sexo, lo más común al ejercer el grooming. Una vez se siente con confianza, el abusador empieza a introducir conversaciones sexuales de manera paulatina. Busca que la víctima se familiarice tanto con la temática sexual como con el vocabulario.

Las peticiones de naturaleza sexual. Este es el objetivo principal del online grooming. En esta última fase el criminal utiliza la manipulación, las amenazas, el chantaje o la coerción para que la víctima le envíe material sexual, relate fantasías sexuales o la relación culmine con un encuentro físico.

Cómo prevenir el grooming

Ante un fenómeno tan complejo, la respuesta debe ser integral y la forma más eficaz de actuar contra la violencia viral se basa en la prevención. Lo más indicado es intervenir en la educación en positivo a niños, niñas y adolescentes.

En primer lugar, es necesaria una educación afectivo-sexual, que forme a los más jóvenes en materia de sexualidad, y al mismo tiempo es importante la formación en un uso seguro y responsable de las herramientas digitales.

Es esencial tener en cuenta que especialmente en el online grooming el engaño es lento y no hay consentimiento del niño o niña, no son conscientes de lo que les ocurre, y no tienen las herramientas adecuadas para defenderse. Nunca podrá ser culpa de ellos.

En definitiva, la comunicación y la educación afectivo-sexual, juntas con el apoyo del entorno más cercano a los menores, son las herramientas más eficaces, tanto para prevenir la violencia, así como para no perpetuar sus consecuencias a largo plazo.

Grooming y los hijos

Para evitar el grooming, hay que controlar el uso de las tecnologías por parte de los niños.
Para evitar el grooming, hay que controlar el uso de las tecnologías por parte de los niños.

El Gobierno de la Nación tiene en su sitio web información sobre cómo hablar con los chicos para evitar estas situaciones de acoso. Entre ello recomiendan.

  • Para la prevención del grooming o de otras problemática es importante generar espacios de diálogo y escucha con ellos, para fortalecer un vínculo de confianza que les permita hablar de aquellos temas que les preocupan o para pedir ayuda.
  • El grooming también se evita con una enseñanza sobre el uso responsable de Internet y de las redes sociales. Es importante brindarle información sobre los riesgos y aclararle a los chicos cómo funcionan las herramientas de protección.
  • Explicar que no deben compartir claves, información o imágenes comprometedoras por medios electrónicos, porque lo que se sube a Internet no se borra nunca.
  • Configurar juntos las opciones de privacidad en las redes sociales para determinar qué información será accesible para los demás, evitando usar sus nombres completos y datos personales.
  • Conversar con los chicos sobre el concepto de privacidad y generar un pensamiento crítico a la hora de publicar información o imágenes en las redes.
  • Prestar atención a los cambios de conducta o humor de los hijos/as.
  • Según la edad, para actuar y prevenir el grooming, es importante ir definiendo hábitos de uso de redes e internet, con diferentes niveles de participación y acompañamiento.
  • Generar puntos de encuentro relacionados con las redes o sitios de internet. El diálogo y la confianza con los chicos siempre es lo más importante.

Qué hacer si pasa un acto de grooming

Según especifica el Gobierno Nacional en una página especializada en el tema, ante esta situación concreta de grooming, lo que se aconseja es tomar las siguientes medidas:

  • Hablar con el hijo, acompañarlo en este proceso sin culparlo ni cuestionarlo.
  • No borrar ningún contenido de la computadora o teléfono celular.
  • No denunciar al perfil acosador en la red social o plataforma web.
  • No increpar o mantener una conversación con el abusador

Para información, asesoramiento y/o denuncias es importante llamar al 134 para hacer la denuncia de un caso de grooming.

El incremento del grooming

En diferentes países los casos de grooming cambian y aumentan o bajan, según el informe Violencia Viral realizado a 400 jóvenes de entre 18 y 20 años, para ver si durante su infancia y adolescencia les ha afectado alguno de los tipos de violencia online, se confirma que el grooming es mucho más común de lo que se piensa. Uno de cada cinco de los encuestados ha sufrido este tipo de acoso y el 15% en más de una ocasión. De media, la primera vez que sufrieron esta violencia fue con 15 años.

En la Argentina, en esta época de coronavirus y aislamiento, se ha detectado que aumentaron 30% las denuncias por grooming durante la cuarentena.

El Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires (MPT) informó que las denuncias por casos de grooming, y por publicaciones de imágenes y videos que contienen abusos sexuales contra niños, niñas y adolescentes, aumentaron un 30% durante el aislamiento obligatorio por coronavirus.

Desde el inicio de la cuarentena, el MPT puso a disposición equipos interdisciplinarios de profesionales como medidas de contingencia que se encuentran disponibles todos los días de 8 a 20 con el objetivo de responder consultas, denuncias e información "niñas, niños, adolescentes (NNyA) y personas usuarias de los servicios de salud mental", informaron en un comunicado que coincide con el Día Internacional de las Líneas de Ayuda para la Niñez.

La Asesora General Tutelar, Yael Bendel, expresó que "desde que comenzó el aislamiento preventivo, social y obligatorio, aumentaron considerablemente las denuncias sobre posteos en redes sociales con imágenes y videos de abusos sexuales contra niñas y niños".

"Las chicas y los chicos, al estar tanto tiempo conectados a las redes sociales, están más expuestos a ser víctimas de delitos que ocurren a través de las redes, como ser el grooming entre otros tipos de delitos", agregó

En este sentido, Bendel pidió a los adultos a cargo de los más pequeños que "estén atentos a la actividad que desarrollan en las redes, con quiénes se conectan, que dialoguen con más sobre los riesgos a los que están expuestos".

"No deben compartirse las imágenes y videos porque constituye delito, sino que deben realizarse capturas de pantalla para realizar las correspondiente denuncias y contribuir, de este modo, a la investigación", precisó.

El MPT señaló que las denuncias están siendo investigadas en el fueron correspondiente. El Ministerio cuenta con un sistema de acceso a la justicia compuesto por la línea 0800 12 27376, los whatsapp 15 7037 7037 y 15 3637 3727, las redes Facebook/ Twitter/ IG @mptutelar y la página web Asesoría Responde http://www.mptutelar.gob.ar/asesoria-responde. Las consultas y denuncias que allí se reciben pueden ser de carácter anónimo.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído