Insólito: se sometió a un test nasal de coronavirus y terminaron perforándole el cerebro

Insólito: se sometió a un test nasal de coronavirus y terminaron perforándole el cerebro
El riesgo de las pruebas nasales es muy bajo, aunque las personas que se sometieron a cirugías nasales o de cráneo deberían optar por los test orales
Por iProfesional
02.10.2020 21.22hs Actualidad

Algo tan simple como una prueba nasal para detectar el coronavirus terninó perforando el revestimiento del cerebro de una mujer, lo que ha provocado que el líquido cefalorraquídeo se filtrara por su nariz y se arriesgara a padecer una infección peligrosa.

La paciente, estadounidense de unos cuarenta años, tenía un problema no diagnosticado y la prueba que le hicieron pudo haber sido realizada de forma incorrecta.

"Su caso muestra que los profesionales de la salud deben seguir los protocolos al pie de la letra", dijo a la AFP Jarrett Walsh, autor principal del artículo de JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

El médico, que ejerce en el Hospital de la Universidad de Iowa, contó que la paciente había sido examinada poco antes de ser operada por una hernia y se percató de que por una de sus fosas nasales salía un líquido transparente.

Además, puso de relieve que las personas que se han sometido a una cirugía de los senos nasales, por ejemplo, han de considerar el pedir pruebas orales en la medida de sus posibilidades.

"Esto subraya la necesidad de una formación adecuada de quienes administran la prueba", añadió el especialista en ORL Dennis Kraus, el cual no participó en el artículo. "Y también la necesidad de estar atentos tras la administración de la misma", concluyó.

ccc
La prueba nasal que le hicieron pudo haber sido realizada de forma incorrecta

Cirugía previa

Después de sufrir fuertes dolores de cabeza, vómitos y percibir una mayor rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz, fue examinada por el doctor Walsh.

El especialista considera que la prueba pudo haberse administrado demasiado alto en la fosa nasal.

La mujer ya había sido tratada en el pasado por hipertensión intracraneal, un procedimiento para el que los médicos que llevaron su caso decidieron emplear una aguja con la que drenar el líquido. Así, en un principio, pareció que su problema se había resuelto.

No fue así. Con el tiempo comenzó a desarrollar un encefalocele, que ocasiona que el revestimiento del cerebro se desborde hacia la cavidad nasal. Una dolencia que no había sido diagnosticada hasta que sus nuevos doctores revisaron a conciencia los resultados de la antigua tomografía computarizada y llevaron a cabo una operación para corregir el defecto en julio. Desde entonces, se ha recuperado por completo.

Walsh considera que los síntomas que desarrolló fueron el resultado de la irritación del revestimiento del cerebro.

Si el problema no se hubiera tratado, podría haber desarrollado una infección cerebral potencialmente fatal o podría haber entrado aire en el cráneo y ejercer una presión indebida sobre el cerebro.

La OMS distribuirá 120 millones de test rápidos

ccc
Se trata de una prueba de antígenos, con una rapidez de detección de 15 minutos

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció que suministrarán en los próximos seis meses 120 millones de test rápidos a países de ingresos bajos y medios -entre ellos de América Latina-, por un precio máximo de 5 dólares la unidad, como parte de una "estrategia vital" contra la Covid-19.

"Esto permitirá la expansión de las pruebas sobre todo en áreas de difícil alcance, en aquellas zonas que no cuentan con instalaciones de laboratorio o lo suficientemente capacitados con profesionales sanitarios para llevar a cabo las pruebas de PCR", señaló.

Acompañado por la doctora Catharina Boehme, directora ejecutiva de la Fundación para nuevos diagnósticos innovadores (FIND) y el director ejecutivo del Fondo Mundial, Peter Sands, destacó que para conseguir ese objetivo se desarrollaron acuerdos de garantía de volumen entre dos fabricantes y la Fundación Bill y Melinda Gates, que harán que estas nuevas pruebas de diagnóstico rápido, "altamente portátiles y fáciles de usar, estén disponibles en un período de seis meses".

"Aunque hemos avanzado muchísimo todavía quedan muchos desafíos para llegar a todos aquellos que necesitan las pruebas, y para reducir el precio de estas; y para ello necesitamos cubrir la financiación", señaló Boehme, quien resaltó la necesidad de que los países sigan invirtiendo en el programa "ACT-Accelerator" de la OMS.

En el mismo sentido, Sanda señaló que "poner en marcha diagnósticos rápidos será un paso muy importante para permitir a los países que puedan contener y luchar contra la Covid"

"Esto permitirá a los países de ingresos bajos y medios comenzar a cubrir la dramática brecha de pruebas existente entre los países ricos y los pobres", indicó.

Y agregó: "Llevar 120 millones de pruebas en seis meses supone un aumento impresionante con respecto a lo que hemos hecho hasta ahora".

Desde la organización aseguraron que se trata de una prueba de antígenos, con una rapidez de detección de 15 minutos, lo que la convierte en "una herramienta muy útil" para romper la cadena de transmisión del coronavirus.

Temas relacionados