iProfesional

Esto es lo que dijo Trump sobre su estado de salud, tras su primer día fuera del hospital

Así lo confirma el parte difundido por los profesionales que monitorean su salud, poco después de que el mandatario asegurase que se siente "fenomenal"
Por iProfesional
06/10/2020 - 18:08hs
Esto es lo que dijo Trump sobre su estado de salud, tras su primer día fuera del hospital

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no muestra "ningún síntoma" de coronavirus, de acuerdo al parte médico divulgado este martes que da cuenta que sus signos físicos y vitales "siguen estables".

"Esta mañana el equipo de médicos vio al presidente en su residencia. Tuvo una primera noche tranquila en su hogar y no presenta ningún síntoma" de coronavirus, indicó el comunicado.

"Los signos vitales y el examen físico muestran un cuadro estable, con un nivel de saturación de oxígeno ambulatorio del 95-97%. En general, sigue haciéndolo extremadamente bien", añadió el parte.

El propio mandatario, que dio positivo el viernes y pasó el fin de semana internado, dijo más temprano que se siente "fenomenal" y volvió a restarle importancia al coronavirus al afirmar que es "bastante menos letal" que la gripe.

Así lo señaló en una serie de tuits en los que además expresó su deseo de participar en el debate presidencial que se realizará la noche del jueves 15 de octubre en Miami. "¡Será genial!", escribió Trump, cuyo médico personal, Sean Conley, dijo este lunes que aún no estaba fuera de peligro.

"La temporada de la gripe está llegando. Cada año mueren por la gripe muchas personas, a veces más de 100.000 y a pesar de la vacuna. ¿Vamos a cerrar nuestro país?", planteó el mandatario en otro mensaje horas después de haber regresado a la Casa Blanca tras pasar tres días en un un hospital militar.

Trump señaló que Estados Unidos "aprendió a vivir" con la gripe "al igual que estamos aprendiendo a vivir con la Covid-19" que "es menos letal en la mayoría de las poblaciones".

La cadena CNN calificó de "falsa" está afirmación y al citar datos oficiales aseguró que 178.000 personas murieron de gripe en el país entre 2015 y 2020, mientras que más de 210.000 lo hicieron de coronavirus solo este año.

Trump en la Casa Blanca

ccc
Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia con casi 7.500.000 de casos positivos

El republicano se quitó el lunes el barbijo y saludo con un pulgar en alto al llegar a la Casa Blanca, donde su estado de salud seguirá siendo monitoreado.

"Me siento fenomenal", escribió el mandatario, de 74 años, que regresó a la Casa Blanca en helicóptero desde el hospital militar Walter Reed en las afueras de Washington, en el vecino estado de Maryland, poco después de anunciar su intención de reanudar "pronto" su campaña para un segundo mandato.

Un miembro del equipo médico de Trump, Sean Dooley, informó este martes que el mandatario "no presenta ninguna dificultad respiratoria", mientras otro profesional del equipo, Brian Garibaldi, agregó que Trump "seguirá recibiendo las dosis del tratamiento en la Casa Blanca".

Conley, además, aseguró que estiman que la ventana de tiempo en que un paciente como Trump podría contagiar a terceros es de 7 a 10 días.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia con casi 7.500.000 de casos positivos y más de 210.000 muertos.

Trump lo había anunciado horas antes a través de las redes sociales, en donde también aseguró que se encontraba muy bien de salud.

"Dejaré el gran Centro Médico Walter Reed hoy a las 6:30 p.m. ¡Me siento muy bien! Que no los asuste el Covid. No dejen que domine su vida. Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunas drogas y conocimientos realmente grandes. ¡Me siento mejor que hace 20 años!", manifestó.

Trump pasó todo el día tuiteando desde primeras horas de la mañana; llamó al voto, compartió anuncios de su campaña electoral o comentarios sobre programas de televisión y criticó a los medios por estar "decepcionados porque me subía a un vehículo seguro para dar las gracias a mis muchos fans y simpatizantes".

Alta hospitalaria tras solo tres días de internado

ccc
Trump pasó todo el día tuiteando desde primeras horas de la mañana

El médico personal de Trump, Sean Conley, reconoció este lunes que el mandatario "no está fuera de peligro" y que se encuentra de hecho en un "terreno no explorado" por otros pacientes de Covid-19 debido al tipo de tratamiento que ha recibido.

En una rueda de prensa poco después de que el jefe de Estado anunciara que volvería a la Casa Blanca, Conley defendió la decisión de darle el alta hospitalaria después de solo tres días ingresado, en los que ha experimentado al menos dos bajadas de oxígeno. "No está fuera de peligro aún", y habrá que esperar al próximo lunes para estar seguros de que lo está, aseguró a los periodistas.

Ya el domingo el Presidente había anunciado en un nuevo video difundido desde el hospital militar Walter Reed que "Le vamos a dar una pequeña sorpresa a algunos de los patriotas que están fuera en la calle".

En la grabación se veía al presidente estadounidense con mejor aspecto que el día anterior.

Poco después de compartir su mensaje en la red social, se pudo ver a Trump con mascarilla saludando a sus seguidores desde un auto en el que viajaba con miembros del servicio secreto.

El inesperado gesto del mandatario, recibido con fuertes críticas desde algunos sectores por los posibles riesgos, se produce en una jornada en la que su equipo médico ofreció información más detallada sobre su estado de salud y anunció que quizá reciba el alta del hospital este lunes, según informó BBC Mundo. 

El equipo médico de Trump, liderado por el doctor Sean Conley, despejó este domingo algunas de las dudas que quedaron tras el confuso cruce de mensajes del sábado.

Por la rueda de prensa ofrecida a las puertas del centro médico se supo que:

  • El presidente ha tenido dos bajadas importantes en el nivel de oxígeno en sangre desde el jueves: un episodio donde cayó por debajo del 94% y otro en el que fue inferior al 93%.
  • También ha tenido fiebre, aunque no precisaron la temperatura exacta.
  • A los tratamientos con anticuerpos y con remdesivir, se le suma ahora la dexametasona, un esteroide que se les da a los pacientes con casos graves de covid-19 para ayudar en la función pulmonar.

Conley recomendó que le suministraran oxígeno adicional al presidente y así se hizo, aunque Trump insistía en que no lo necesitaba.

Los médicos también explicaron que, el pasado viernes, Trump no estaba en cama, pero aun así se decidió que era mejor que fuera al hospital militar Walter Reed.

Temas relacionados