Más artículos

Arrancó la temporada de verano: precios de alquileres en la Costa y todos los protocolos que debés conocer

Arrancó la temporada de verano: precios de alquileres en la Costa y todos los protocolos que debés conocer
Los protocolos están listos para recibir a los turistas en una nueva temporada. No obstante, las autoridades apelan a la responsabilidad individual
Por iProfesional
03.12.2020 16.20hs Actualidad

El martes 1 de diciembre arrancó oficialmente la temporada en la Costa Atlántica Bonaerense. A diferencia de otros veranos, éste tendrá el matiz de la pandemia y sus protocolos. Pese a la incertidumbre de veraneantes y locales sobre niveles de ocupación y temores por la posibilidad de un contagio, aquellos que lograron conservar su empleo, probablemente planeen, al menos, alguna escapada breve a las playas argentinas para compensar los meses de encierro vividos en la ciudad.

Las solicitudes para esta temporada - que se extenderá hasta el 4 de abril- serán tramitadas a través de la web www.argentina.gob.ar/verano, a la que también se podrá acceder desde las aplicaciones Cuidar y Mi Argentina.

En la misma página web, los usuarios tienen la posibilidad de clickear en el destino al que quieren viajar para conocer los requisitos específicos de cada lugar.

En el mapa, hay un semáforo que señala el nivel de apertura turística de las provincias y qué solicitan para viajar a esos destinos: 

  • Verde: abierto o con fecha pautada de apertura al turismo interprovincial y/o nacional
  • Amarillo: turismo interno provincial
  • Rojo: actividad turística no habilitada
  • Gris: sin información disponible o con información incompleta
Se espera la llegada de los primeros turistas

Durante una conferencia de prensa ofrecida el martes en La Plata, el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, y los ministros de Producción, Augusto Costa, y Salud, Daniel Gollan, pidieron "responsabilidad individual" a los veraneantes y el cumplimiento de los protocolos a los operadores turísticos para que en las vacaciones no se incrementen los contagios de coronavirus y se pueda "aplastar la curva".

Costa -que tiene a su cargo el área de Turismo- aseguró que "será una temporada atípica, por la pandemia", pero aclaró que en territorio bonaerense no se solicitarán testeos previos para viajar, ni certificados de Covid negativo, como tampoco se exigirán estadías mínimas a los turistas.

"El único requisito para desplazarse con fines turísticos en la provincia será la presentación de un certificado que se tramitará en el sitio argentina.gob.ar/verano o mediante la aplicación Cuidar", indicó Costa.

Sobre el protocolo turístico, el funcionario precisó que para obtener el permiso de circulación, los turistas "deberán completar sus datos, el destino a visitar y con quién viajan, en qué medio, más un comprobante o documentación que demuestre dónde se van a alojar".

Durante la primera quincena de diciembre, el certificado se aprobará de manera automática, pero luego será obligatorio tramitarlo con cinco días de anticipación y las personas recibirán la respuesta en un plazo máximo de 48 horas.

En esa línea, Costa aseguró que "todas las actividades que se desarrollen en la provincia relacionadas con el turismo estarán regidas por protocolos sanitarios que marcarán cómo se van a desarrollar".

Cómo son los protocolos

Los protocolos habilitados son para playas públicas, balnearios, ríos y lagunas, parques temáticos y atracciones, alojamientos turísticos extra hoteleros, prestadores turísticos, agencias de viaje, enoturismo, guías de turismo, turismo aventura, turismo rural, campings y alojamientos.

Para alojamientos: No se habilitarán espacios comunes como salas de estar, salones de usos múltiples o de juegos.Los desayunos y comidas deberán suministrarse en la habitación o en la modalidad "para llevar".La climatización de los espacios comunes se deberá realizar exclusivamente con ventilación natural para garantizar la renovación del aire con ventilación cruzada.
 
En los balnearios: No estará permitida la realización de actividades deportivas grupales o recreativas en las que no pueda garantizarse la distancia preventiva de 2 metros entre personas.La distancia mínima entre sombrillas deberá cumplir con los dos metros de distanciamiento.Las piscinas podrán funcionar solo al aire libre y con un sistema de turnos que garantice un aforo del 30%.
 
En playas públicas: A las medidas generales de distanciamiento y uso de tapabocas se sumará la desinfección periódica de los sanitarios, que deberán garantizar los gobiernos municipales, así como la disponibilidad de lugares adecuados para lavado de manos con agua y jabón y alcohol al 70%.
 
Para los campings: El funcionamiento estará habilitado con un aforo del 50%, permitiendo el acampe parcela de por medio y manteniendo la distancia de dos metros entre grupos en el uso de mesas, piletas de lavado y parrillas.El uso de baños y vestuarios estará determinado por un sistema de turnos y se habilitarán los espacios de juegos y canchas deportivas.

Estos protocolo "buscan que se eviten grandes aglomeraciones de personas que implican riesgo de contagio", expuso el ministro y remarcó que además de los operadores o prestadores deben también cumplirlos los turistas, "higienizándose las manos, usando tapabocas y alcohol".

"En estas condiciones, entendemos que la temporada va a poder desarrollarse sin inconvenientes. El objetivo sanitario es poder ir aplastando la curva y evitar tener un rebrote de la enfermedad. Ante la cercanía de la vacuna, es fundamental cumplir con normativas y cuidados", aseveró.

La provincia desplegará promotores de salud en los distintos destinos "garantizando medidas de prevención, cuidando que se respeten las cuestiones esenciales para evitar propagar el virus y brindando información en la playas y demás dependencias", añadió.

Cada municipio adoptará estrategias de prevención particulares, pero para evitar aglomeraciones en las playas, se instalará señalética en los balnearios, se garantizará distancia entre carpas y sombrillas y se habilitarán duchas al aire libre.

"Por ejemplo, en el partido de La Costa, se están desarrollando mecanismos para ir monitoreando con personal municipal en tiempo real capacidad en cada balneario. Habrá una aplicación para que cada turista pueda ver el aforo en cada playa y decida a cuál ir", contó Costa y detalló que en Villa Gesell "habrá un sistema de banderas en los accesos a los balnearios que indicarán el grado de afluencia, para que la gente decida si baja o se desplaza a otro lugar".

Los turistas que tengan coronavirus "no podrán permanecer en el municipio y deberán regresar a su lugar de residencia con el objetivo de no estresar al sistema sanitario del destino vacacional y evitar brotes de contagios", señaló Costa, quien destalló que "habrá mecanismos para ayudar al regreso de las personas si no pueden hacerlo por sus medios o porque no pueden subirse a micro o tren para no contagiar".

Pero en casos de fuerza mayor "cada municipio tendrá centros de aislamiento para cumplir con los protocolos".

Los testeos

A su turno, Gollan adelantó que durante el verano se llevará adelante una "política más agresiva para buscar contactos de contactos estrechos y hacerles pruebas con el neokit". Para esos testeos se utilizarán colectivos en los que se instalaron laboratorios que realizan determinaciones en terreno. "En la Costa los haremos en lugares específicos con resultados más rápidos", abundó.

"Es un test muy certero, no tiene tantos falsos negativos", remarcó Gollan y subrayó que se intensificará la búsqueda "de contactos estrechos no para aplanar la curva o lograr que descienda más rápido, sino para sino aplastarla".

Estos serán los precios de alquileres

Las vacaciones se convirtieron en uno de los derechos que más defienden los argentinos. Tanto es así, que el 46,4% planea descansar en algún destino que no sea su casa. Ahora bien, ¿estarán todos dispuestos a pagar alquileres que, en promedio, aumentaron el 35% respecto del último verano

Según un informe de Zonaprop, el 49% de los encuestados afirma que irá de vacaciones viajará al interior del país, mientras que el 37% ya decidió alquilar una casa en un country o una quinta en GBA. Por ahora, solo el 12% espera viajar al exterior. En este escenario, la Costa Atlántica sigue siendo el destino más elegido (51,8%), seguido por el Sur (19.9%).

"Como irse al exterior es tan caro, y Uruguay cerró sus fronteras, el mercado de la interno se está moviendo muchísimo. Este, además, se vio favorecido por la iniciativa del Ministerio de Turismo de que presentó Previaje, que brinda un crédito por el 50% del total de los gastos que se hagan para las vacaciones de 2021 dentro del país", explica Sebastián Cantero, empresario referente del sector.

Mar del Plata: subas de alrededor del 35% en los alquileres.
Mar del Plata: subas de alrededor del 35% en los alquileres.

En la Costa los alquileres mensuales aumentaron un 35%, y un 37% para quienes deciden contratar por día, según Zonaprop.

Así, por ejemplo, una casa grande en Mar del Plata implica un alquiler promedio mensual de $190.000. Esto representa un incremento de un 32% con respecto al año pasado.

Mismo porcentaje mantienen los departamentos grandes en la misma ciudad, con una cotización promedio de $160.000 mensuales. Con  respecto a los departamentos más chicos, el precio promedio es de $55.000 por mes, lo que significa una suba del 35%.

En cambio, en Pinamar, alquilar por mes una casa grande puede rondar los $135.000, y una chica puede estar $65.000. Ambos casos muestran un 33% de aumento respecto de 2020. Los que más aumentaron son los departamentos chicos, que con una suba del 35% hoy cuesta $65.000 por rentarla.

Cariló es la ciudad que más aumentó, con un 40% respecto del verano pasado, y allí vacacionar un mes en una casa puede superar los 200.000 pesos.

"En este destino los precios se manejan prácticamente en dólares, y se buscan sobre todo casas, porque los hoteles hoy están pudiendo brindar un servicio muy limitado. Es así que se ven viviendas que cobran entre 1.000 y 2.000 dólares diarios", suma Cantero.

La demanda por destinos en la Costa comenzó a acelerarse en noviembre.
La demanda por destinos en la Costa comenzó a acelerarse en noviembre.

Más convenientes

Uno de los balnearios que tiene precios más atractivos es Ostende, donde alquilar un departamento pequeño cuesta $40.000, aunque esto implica una suba del 40%.

En esta línea también está Villa Gesell, que ofrece departamentos chicos a un promedio de 35.000 pesos por mes (un 36% por encima del verano pasado) y en Valeria del Mar se encuentran a $26.000 mensuales (suben un 35%).

En este contexto, en la Costa aún siguen vigentes los alquileres por día, pero son claramente más caros. Por ejemplo, un departamento grande está unos $4.800, y uno chico ronda los $3.200.

"Por ahora hay mucha preguntas, crecieron un 30% las reservas, pero recién ahora la gente está empezando a ver si se anima. Con los anuncios de la habilitación de las obras de teatro y los balnearios empezó a cambiar el panorama. Además, como primero se tendió a ir por las casas de los countries y barrios cerrados. Una vez ya agotado ese mercado, la gente empezó a ver más opciones", explica Horacio Ludigliani, arquitecto y desarrollador de Ludigliani Desarrollo Inmobiliario. 

Elevados gastos diarios

Sin dudas, para muchos de los que accedan a irse de vacaciones, este será un verano gasolero, pues habrá que elegir en qué gastos se quiere invertir.

Es que contar con elementos de confort en la playa tiene altos valores. Por ejemplo, alquilar una carpa en Mar del Plata rondará los $4.500 diarios, y suma $115.000 si se la reserva por toda la temporada. Si se buscan sombrillas, los costos son de $2.500 por día, y $95.000 por enero y febrero.