Alerta por nueva cepa de coronavirus: Reino Unido reconoce que está "fuera de control" y otros países frenan vuelos

Alerta por nueva cepa de coronavirus: Reino Unido reconoce que está "fuera de control" y otros países frenan vuelos
A pesar de que ya comenzo la vacunación, Reino Unido decidió endurecer la cuarentena debido a la peligrosidad de la nueva mutación del covid-19
Por iProfesional
20.12.2020 09.54hs Actualidad

El ministro de Salud británico, Matt Hancock, reconoció este domingo que la nueva cepa de coronavirus detectada en Londres y el sureste del país está "fuera de control" y por eso el Gobierno debió actuar "rápidamente y con decisión".

La nueva cepa no es más grave, pero sí se propaga más rápidamente.

"Es una enfermedad mortal y debemos controlarla, lo cual es más difícil con esta nueva variante", afirmó Hancock en una entrevista con la cadena británica Sky News citada por la agencia de noticias Erupoa Press.

Hancock recordó que los casos se "dispararon" en los últimos días y advirtió que el país se enfrenta a "un momento muy difícil de controlar hasta que llegue el desembarco de la vacuna".

Asimismo, especificó que hasta las 20 horas del sábado habían sido vacunadas 350.000 personas. "Vamos a salir adelante pero nos esperan meses difíciles", agregó.

"Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus. Esa es la única forma de poder recuperar el control", agregó.

Curentena más estricta

Tras la aparición de una nueva cepa de coronavirus que se está extendiendo de forma acelerada en Londres y el sureste de Inglaterra, estas regiones pasaron del nivel 3 al 4, el más estricto de todos, anunció ayer el primer ministro británico, Boris Johnson.

El llamado Nivel 4 significa el cierre efectivo de las zonas afectadas, incluidas las instalaciones de ocio y servicios no esenciales.

La restricción obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios -salvo limitadas excepciones- y a trabajar desde las casas.

Boris Johnson enfrenta horas difíciles. Decidió endurecer el aislamiento en vísperas de Navidad.
Boris Johnson enfrenta horas difíciles. Decidió endurecer el aislamiento en vísperas de Navidad.

Aunque en principio la duración inicial estipulada es de dos semanas, estas restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno se pronunciará sobre una posible extensión para salvar, en la medida de lo posible, la última semana navideña.

El ministro criticó de "absolutamente irresponsable" el éxodo protagonizado en la víspera por miles de personas que decidieron abandonar Londres y el sureste de Inglaterra nada más conocer la declaración de confinamiento para ambas zonas por el repunte de los casos de coronavirus por una nueva cepa de contagio acelerado.

"Los responsables médicos dejaron absolutamente claro que la gente debería deshacer las maletas", dijo Hancock en referencia a la petición formulada por las autoridades para que la población se quede en su casa en lugar de escapar de las ciudades afectadas, Londres en particular.

En lo que al resto del país se refiere, el primer ministro redujo significativamente los cinco días navideños en los que tenía previsto flexibilizar las restricciones hasta ahora vigentes, y que ahora se limitará a solo 24 horas.

La oposición recordó que en un primer momento, el primer ministro, Boris Johnson, anunció una relajación de las restricciones coincidiendo con las Navidades, pero que tuvo que dar marcha atrás ante el repunte de casos.

"Una y otra vez somos testigos del mismo patrón: un primer ministro que rechaza las pruebas, que ridiculiza y se burla de las preocupaciones, que titubea y retrasa la decisión y que finalmente cambia de idea en el último minuto", afirmó la portavoz de Exteriores del Partido Laborista, Lisa Nandy.

"Esto no puede seguir así", remarcó Nandy.

Reino Unido, uno de los países de Europa más afectado por la pandemia, superó los dos millones de infectados y más de 67.000 muertos a raíz de la enfermedad.

Vuelos suspendidos

Holanda, Bélgica e Italia decidieron suspender los viajes procedentes de Reino Unido, luego que se descubriera una nueva variante de coronavirus en ese país, mientras que Alemania anunció que está estudiando "seriamente" tomar la misma medida e incluiría en las suspensiones a Sudáfrica.

Tras conocerse la noticia de una nueva variante de coronavirus en Reino Unido, que se extiende de forma más acelerada, el Gobierno alemán dejó trascender hoy que estudia "seriamente" suspender los vuelos provenientes del Reino Unido y Sudáfrica, donde también se halló una nueva cepa del virus, informó la agencia de noticias AFP.

"Restringir el tráfico aéreo procedente del Reino Unido y Sudáfrica es una opción seria" que el gobierno está estudiando, indicó la fuente allegada al Ministerio de Salud.

En tanto, Holanda y Bélgica ya se decidieron.

El gobierno del primer ministro holandés, Mark Rutte, decidió "cautelarmente" suspender los vuelos desde Reino Unido, según informó en un comunicado.

La prohibición, que estará vigente hasta el 1 de enero, empezó a aplicarse hoy a las 6 de la mañana, horas después de que el gobierno británico decretara el confinamiento en parte del país para tratar de frenar la propagación de la nueva variante más contagiosa de coronavirus que circula en ese país.

La nueva cepa británica genera alarma en Europa continental.
La nueva cepa británica genera alarma en Europa continental.

"En los próximos días, junto con otros Estados miembros de la UE (el gobierno) explorará otras medidas para limitar el riesgo de que la nueva cepa del virus se introduzca desde el Reino Unido", añadió Rutte quien instó a sus ciudadanos a no viajar al Reino Unido a menos que sea estrictamente necesario.

En paralelo, el Ministerio de Salud holandés alertó en un comunicado que "una mutación infecciosa del virus del Covid-19 circula en Reino Unido. Se dice que se contagia más fácil y rápidamente y es más difícil detectarla".

"Nada indica que sea más mortífero o que cause una forma más severa de la enfermedad" o que reduzca la eficacia de las vacunas, matizó ayer sobre esta nueva cepa el primer ministro británico, Boris Johnson, mientras anunciaba que desde hoy y hasta el 30 de diciembre se endurecerán las restricciones en Londres y el sureste de Inglaterra, zonas en las que el virus se está extendiendo de forma acelerada.

"Parece que esta propagación está alimentada por una nueva variante del virus", que se transmite "mucho más fácilmente", declaró ayer Johnson en conferencia de prensa y detalló que los datos preliminares sugieren que el virus que circula en Londres y el sureste de Inglaterra es un 70% más contagioso.

La nueva cepa del coronavirus provocó una ola de contagios en el sur del Reino Unido y su descubrimiento ya fue informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Ministerio de Salud holandés informó que "el estudio de un caso en Holanda a principios de diciembre halló un virus con la variante descrita en Reino Unido", informó la agencia francesa.

Los expertos tratan de averiguar cómo se produjo la infección y si hay otros casos similares.

Holanda decretó un confinamiento de cinco semanas hasta mediados de enero, lo que llevó al cierre de colegios y comercios no esenciales para frenar el virus.

En tanto, Bélgica anunció que a partir de esta medianoche suspenderá las llegadas de aviones y trenes procedentes del Reino Unido.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, precisó en la cadena VRT que la suspensión duraría por lo menos 24 horas.

Temas relacionados