Más artículos

La colchicina: ¿por qué un papiro egipcio es la gran esperanza contra el COVID-19?

La colchicina: ¿por qué un papiro egipcio es la gran esperanza contra el COVID-19?
Un remedio indicado por el conocimiento médico del antiguo Egipto registrado en un papiro de 3.500 años puede ser una solución contra el COVID-19
Por iProfesional
27.01.2021 09.57hs Actualidad

Hace casi un siglo y medio, en el primer invierno de 1873, el egiptólogo alemán Georg Ebers estaba recorriendo el Alto Egipto cuando se topó con un tesoro en manos de un anticuario cristiano: un papiro de unos 3.500 años, con casi 19 metros de longitud al desenrollarlo, que contenía todo el conocimiento médico de la época del faraón Amenofis I.

Ebers compró el papiro y lo envió inmediatamente a la Universidad de Leipzig, donde todavía se conserva. El hoy conocido como Papiro Ebers describía 80 enfermedades y sus posibles terapias.

Un derivado de esta planta medicinal, la colchicina, es ahora una de las grandes esperanzas contra el nuevo coronavirus, indicó el diario El País.

La colchicina, administrada muy pronto a pacientes recién diagnosticados, reduce un 25% las hospitalizaciones, según los resultados preliminares de un ensayo internacional con más de 4.000 pacientes en Canadá, EE UU, España, Sudáfrica, Brasil y Grecia.

El medicamento también parece recortar un 50% la necesidad de ventilación mecánica y un 44% las muertes por COVID-19.

Es necesario aclarar además que esos son datos aún bajo revisión que no han sido publicados en medios científicos y médicos acreditados.

El tratamiento de un mes con ese medicamento cuesta unos tres euros, según dijo a El País de España José Luis López-Sendón, cardiólogo del hospital madrileño La Paz e investigador principal de la rama española del estudio, con 250 pacientes.

¿Qué es la colchicina, la gran esperanza contra el COVID-19?

Un papiro egipcio de hace 3.500 años hablaba sobre la colchicina
Un papiro egipcio de hace 3.500 años hablaba sobre la colchicina

Como ya proclamaba el papiro egipcio hace 3.500 años, la colchicina tiene propiedades antiinflamatorias.

La fórmula química de la colchicina es C22H25NO6: 22 átomos de carbono, 25 de hidrógeno, uno de nitrógeno y seis de oxígeno

El azafrán silvestre se utiliza contra los ataques de gota desde los tiempos del médico bizantino Alejandro de Trales, alrededor del año 600, y la colchicina sigue siendo un tratamiento de referencia contra este tipo de artritis.

La hipótesis de los investigadores que realizaron el más reciente estudio sobre la aplicación de colchicina contra el COVID-19 es que esta conocida actividad antiinflamatoria también controla la llamada tormenta de citoquinas, una reacción desbocada que aparece en algunos pacientes con COVID-19 y puede ser letal.

El ensayo clínico incluyó a más de 4.000 voluntarios mayores de 40 años, con COVID-19 confirmada y con algún factor de riesgo, como hipertensión, obesidad o alguna enfermedad del corazón.

Los participantes han tomado básicamente un comprimido al día durante un mes, en sus casas. El director de la investigación internacional, Jean-Claude Tardif, del Instituto de Cardiología de Montreal (Canadá), afirmó el 22 de enero en un comunicado que la colchicina es "el primer medicamento oral del mundo cuyo uso podría tener un impacto significativo en la salud pública y, potencialmente, prevenir las complicaciones de COVID-19 en millones de pacientes".

El cardiólogo italiano Alberto Cecconi es optimista: "La colchicina lleva siglos usándose en medicina, pero no deja de sorprender. Es un fármaco que fue rescatado de la antigüedad y ahora está teniendo más aplicaciones", explica este médico italiano. 

"Los fármacos que mayor beneficio han mostrado contra el COVID-19 son los corticoides, como la dexametasona. Son fármacos antiinflamatorios. Y tiene mucho sentido que otro fármaco antiinflamatorio, que actúa por una vía diferente, también tenga éxito", dijo a El País Cecconi, quién dirige otro ensayo en marcha con 250 pacientes, patrocinado por la Sociedad Española de Cardiología, para determinar si la colchicina también puede ayudar a los enfermos hospitalizados.

"La colchicina es como un bombero que va apagando el fuego de la inflamación que a veces acompaña al coronavirus. La inflamación puede ser incluso peor que la propia infección por el virus", resumió.

Colchicina: contraindicaciones

La colchicina solo debe tomarse bajo supervisión médica ya que tiene contraindicaciones
La colchicina solo debe tomarse bajo supervisión médica ya que tiene contraindicaciones

Hay ya otros estudios clínicos siendo realizados en torno al efecto de la colchicina en pacientes de COVID-19.

Por el momento no se publicaron sus resultados en ninguna de las publicaciones médicas con revisión de pares y por lo tanto no se ofrece como tratamiento salvo en estos ensayos.

Asimismo, es importante desaconsejar la automedicación con colchicina, ya que está contraindicado en caso de daño renal y también puede interaccionar negativamente con otros tratamientos.

Temas relacionados