Más artículos

Cuál es y por qué deberías sentarte en el "peor" asiento del avión durante un vuelo largo

Cuál es y por qué deberías sentarte en el "peor" asiento del avión durante un vuelo largo
Un viajero frecuente, acostumbrado a los viajes de muchas horas, describió el punto exacto en el que hay que ubicarse para no tener problemas
Por iProfesional
25.02.2021 07.45hs Actualidad

"Basta", dice John Burfitt, que se levanta de su asiento, se da vuelta y mira de frente al pasajero ubicado en la butaca de atrás. Está harto porque hace horas que viene soportando golpes en su espalda ante cada movimiento del hombre, que no se queda quieto. Encima al vuelo todavía le restan muchas horas. "No estoy seguro de que te des cuenta de esto, pero estás pateando mi asiento. Si tuvieras más cuidado, te lo agradecería", le afirma. Pero la respuesta del pateador compulsivo no fue la que esperaba: "Estoy incómodo, no puedo prometerte nada".

Furioso, este viajero frecuente, acostumbrado y condenado a los vuelos largos, se juró que nunca más viviría una situación como ésta. "En ese momento me hice la promesa de que esto nunca me volvería a pasar", afirmó Burfitt en su texto publicado en el sitio Escape, donde aseguró haber encontrado el lugar ideal en los aviones para los viajes de larga distancia.

También mencionó que en aquel cruce con el pasajero de atrás, buscó ayuda en las azafatas, pero tampoco lo ayudaron: "Lo siento, pero no podemos evitar que otro pasajero se ponga cómodo, y no tenemos asientos libres, así que esta vez estás atascado". Claro que no era la primera vez que debía lidiar con algo así, por lo que entendió que debía encontrar una ubicación que le asegure evitarse estos conflictos.

Viajar cómodo en el avión, todo un desafío.
Viajar cómodo en el avión, todo un desafío.

El hombre entendió que debía encontrar una ubicación que le asegure evitarse patadas del pasajero de atrás.

En ese mismo vuelo encontró la salida a su crisis: "Mientras caminaba por el pasillo hacia los baños, vi la solución en la mirada de satisfacción de la gente en la última fila. Por primera vez, noté que esos asientos tenían una pared detrás de ellos, y nadie estaba siendo pateado allí. ¡No me extraña que esa gente pareciera relajada!".

"En ese instante, decidí que la última fila sería el único lugar donde me sentaría en un vuelo largo", detalló y añadió: "Efectivamente, en mi próximo vuelo a Europa, reservé mi lugar en la última fila del avión y, mejor aún, mi asiento era el que estaba al lado de la ventana. Mientras me acurrucaba en esa esquina, descubrí de qué se trata el verdadero amor por las aerolíneas. Acababa de encontrar el mejor asiento en el avión".

Prejuicios versus motivos reales

Sí, eso que usted está pensando es real. Se trata del asiento de la ventana en la parte trasera, ubicado justo adelante de los baños. Sin embargo, Burfitt asegura que hay más prejuicios que motivos reales para no querer sentarse allí y que, por el rechazo generalizado de los pasajeros, hay una libertad y tranquilidad en ese lugar que no se tiene en ninguna otra ubicación.

En su publicación Burfitt se refirió a los cuestionamientos que recibe de parte de sus amigos y conocidos y dio argumentos para defender el valor de esos asientos.

El último asiento del avión, criticado por muchos, defendido por pocos.
El último asiento del avión, criticado por muchos, defendido por pocos.

Cual es el mejor asiento de avión:

  • 1. Las butacas de la última fila no se reclinan. "En la mayoría de las aerolíneas en las que he volado, de hecho se reclinan".
  • 2. Estás frente a los inodoros y podés oír cómo todos van al baño. "Yo uso tapones para los oídos y auriculares con cancelación de ruido".
  • 3. Estás atrapado y es claustrofóbico. "Disfruto estar lejos del tráfico, así que eso está bien para mí".
  • 4. Tenés que pasar por el medio de otras personas para salir de ese lugar. "Nadie me ha dicho nunca que no o se ha enfurruñado porque necesito atender funciones corporales. Por otra parte, siempre pregunto amablemente. Este asiento tiene mala imagen, pero yo viajo muy bien ahí".

Por su parte, el sitio pipeaway.com, aseguró que seleccionar los asientos traseros puede significar que tendrás una fila completa para ti solo, ya que no muchas personas eligen sentarse en la parte trasera del avión. Esto significaría que el pasajero podría acostarse en dos o tres asientos a su gusto.

Además, la última fila también es ideal para aquellos que no quieren sentarse demasiado cerca de los niños, ya que las familias a menudo se colocan en otros asientos.

Cada uno tiene sus gustos, pero seguramente este asiento demonizado merezca una oportunidad en su próximo vuelo largo.

Temas relacionados