Más artículos

Sputnik Light: cómo es la nueva vacuna rusa que ya se prueba en voluntarios

Sputnik Light: cómo es la nueva vacuna rusa que ya se prueba en voluntarios
Los especialistas consideran que podría usarse como un refuerzo de la Sputnik V o para generar una primera protección contra el virus de hasta cinco meses
Por iProfesional
27.02.2021 10.26hs Actualidad

Moscú comenzó a probar en voluntarios la vacuna monodosis contra el coronavirus llamada Sputnik Light, que podría usarse como revacunación de la Sputnik V o para generar una primera protección contra el virus de hasta cinco meses, informaron las autoridades de la capital rusa.

"Los primeros participantes de las pruebas de la vacuna contra el coronavirus Sputnik Light fueron inoculados" este sábado, comunicó la vicealcalde de la ciudad para asuntos de desarrollo social, Anastasía Rákova.

La funcionaria recordó que cualquier adulto mayor de 18 años y sin contraindicaciones médicas puede participar en los ensayos.

Sputnik Light es una vacuna monocomponente que protegerá contra el coronavirus durante un período de 4 a 5 meses, informó la agencia de noticias Sputnik.

La Sputnik Light servirá como refuerzo de la dosis de la Sputnik V
La Sputnik Light servirá como refuerzo de la dosis de la Sputnik V

Revacunación

Rákova había manifestado previamente que se prevé verificar la hipótesis de que la replicación de la vacunación permite obtener un nivel de anticuerpos suficiente para garantizar la protección del ser humano.

"Si esta hipótesis se confirma, entonces se podrá usar Sputnik Light a la par con Sputnik V para revacunar a los vacunados, o aplicar Sputnik Light a las personas que, tras haber sufrido coronavirus, desarrollaron insuficiente cantidad de anticuerpos o si el nivel de éstos decrece", explicó.

Por su parte, Alexandr Guintsburg, el director del Centro Gamaleya, organismo responsable de desarrollar el fármaco, afirmó que Sputnik Light se usará en países que no son capaces de desarrollar su propia vacuna y no disponen de recursos suficientes para adquirir oportunamente los preparados que se fabrican en otros Estados.

Esta vacuna disminuye la probabilidad de un desarrollo grave del coronavirus, pero no la excluye, aclaró Guintsburg.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, autorizó el domingo en carácter de emergencia la utilización de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada en China por Sinopharm, en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products.

La medida fue adoptada luego de pertinente recomendación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

En su artículo primero la Resolución 688 afirma "Autorízase con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2 (células vero)  inactivada, desarrollada por el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de la República Popular China en virtud de lo establecido por los artículos 8° y 9° de la Ley N° 27.573 y de conformidad con las recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica".

La medida se tomó en el contexto de un acuerdo comercial entre el Gobierno nacional y la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino para la adquisición de un millón de dosis, que comenzarán a llegar a la Argentina en los próximos días.

¿Qué se sabe de la vacuna china?

Llegarían un millón de dosis de la vacuna china contra el COVID-19 a la Argentina
Llegarían un millón de dosis de la vacuna china contra el COVID-19 a la Argentina

La solución de Sinopharm y el Beijing Institute of Biological Products se trata de una vacuna inactivada, lo que significa que porta una versión del virus alterada genéticamente que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad, pero que genera una respuesta inmune en el organismo con capacidad protectora.

Respecto de los efectos secundarios, las pruebas preliminares determinaron que la incidencia de reacciones anormales severas causadas por la vacuna china no supera la que se aplica contra la gripe, según afirmó Xu Wenbo, jefe del Instituto Nacional para el Control y la Prevención de Enfermedades Virales, en una conferencia de prensa.

Según informó la cartera sanitaria argentina, la vacuna requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, y puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8° C y permanecer estable durante 24 meses.

Los ensayos clínicos de Fase I y II, que fueron publicados en la revista médica The Lancet, demostraron que esta vacuna es segura y eficaz en un 79%, es decir, menos que sus competidoras: Pfizer-BioNTech (95%), Moderna (94,1%) y la Sputnik V (91,6%)

Los ensayos de Fase III también se realizaron en la Argentina por la Fundación Huésped en los centros Vacunar, con la participación de 3.000 voluntarios.

La aplican ya países como China, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Seychelles, Egipto, Laos y Serbia. Hungría y Perú están a punto de comenzar a utilizarla, y hasta el momento ha demostrado ser efectiva contra las actuales variantes del COVID-19 que circulan en esos países. 

La compra de la vacuna china, realizada durante la gestión del exministro de Salud, Ginés González García, prevé que las dosis lleguen al país el jueves 25 de febrero directamente desde Beijing

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído