"Si necesitás una cama ahora, tenés una cola de espera en el sistema privado"

Fue la advertencia de Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud y titular de Swiss Medical. Preocupación por lo que viene
Por iProfesional
26/04/2021 - 08,42hs
"Si necesitás una cama ahora, tenés una cola de espera en el sistema privado"

El presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), Claudio Belocopitt, habló el domingo sobre la crisis que vive el sistema sanitario argentino frente a la llegada de la segunda ola de la pandemia del coronavirus y resaltó: "Si necesitás una cama ahora, tenés una cola de espera en el sistema privado".

Belocopitt catalogó la situación como "grave" en tanto dicho sistema privado "es muy importante porque es el protagonista principal de entidades". "Además de lo sanitario, todos los días hay un problema de financiamiento extremo", precisó.

En declaraciones a la señal de TV por cable LN+, opinó: "El gobierno tiene que ser responsable y financiar el sistema porque el sistema de salud tiene que estar financiado para favorecer tremenda catástrofe".

El presidente de la UAS indicó también "es cierto que el sistema de salud en los inviernos trabaja en un nivel de ocupación altísima". Sin embargo, enfatiza en que "no podes calcular" cuánta de esa ocupación es independiente a los casos de la Covid-19.

"Nosotros superamos la capacidad disponible en nuestro establecimientos ya que todas las instituciones tuvimos que crecer, desarrollamos camas, lugares de terapia, en lugares fuera de lo normal", señaló a continuación.

Belocopitt puso el foco en "mirar en las próximas horas cómo es el resultado de la baja circulación que hemos tenido", más cuando se darán a conocer en pocas horas los resultados de las restricciones impulsadas por el Gobierno.

"Están pelotudeando en la cubierta del Titanic"

Belocopitt había advertido advirtió el miércoles que la situación de las terapias intensivas, tanto en el sector público como privado, registraba su pero momento.

"Están pelotudeando en la cubierta del Titanic: no hay dudas que los colegios son fundamentales, pero el estado de la pandemia lleva al cierre", afirmó el referente del sector privado de la salud, en declaraciones a radio La Red, al referirse a la situación puntual que se vive entre la Nación y el Gobierno porteño respecto a la presencialidad y el aumento de casos de Covid-19.

"Estamos en el peor momento; viviendo horas desesperadas y muy angustiantes. Ya no tengo más palabras para describir la situación y para transmitirle a la sociedad en general el gravísimo problema que estamos teniendo y nos afecta a todos; porque cuando el sistema está en estas condiciones lo sufren todas las patologías", señaló.

"Se están extendiendo las capacidades de terapia sobre la instalada, en función de una demanda que tenemos que articular para ver cómo no nos quedamos sin insumos en las próximas semanas, aunque ese no es un problema inmediato", afirmó el titular de Swiss Medical.

"No hay ninguna duda, es elemental y lo entiende un alumno de primer grado, que hay que bajar la circulación; si no se logra, las medidas deben ser más restrictivas", agregó .

"Esto es desde el punto de vista de la salud pública; después los políticos pueden discutir desde la economía; pero no hay dudas que el único antídoto que hoy tenemos a la mano es bajar la circulación, porque las vacunas para lograr el efecto necesario aún no las tenemos".

La Justicia Federal ordenó a la Ciudad suspender las clases presenciales hasta que defina la Corte Suprema

El Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo declaró la incompetencia de la justicia porteña y envió el expediente a la Corte Suprema, medida que deja sin efecto la cautelar planteada por padres y madres de alumnos contra el DNU de suspensión de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires.

El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari pidió al Gobierno porteño que "se abstenga de aplicar o ejecutar la medida dispuesta el pasado fin de semana", en referencia al fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires que había ordenado mantener las clases presenciales en el distrito.

La resolución del juez fue emitida ante un pedido del procurador del Tesoro, Carlos Zannini, de admitir la competencia federal, declarar la inhibitoria para entender o resolver sobre el tema de la Justicia de la Ciudad y enviar el expediente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por ser de competencia originaria.

Esta es la resolución del Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo:

Pedido de inhibición de la justicia porteña

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había dicho a la mañana que esperaba que en los "próximos días" la Corte Suprema de Justicia dictamine sobre la presentación de la Ciudad de Buenos Aires contra la suspensión de las clases presenciales por 15 días dispuesta por el Gobierno nacional entre las medidas para mitigar la segunda ola de coronavirus.

"La Corte ya le dio traslado al Gobierno nacional para que informe, luego de tomar todos nuestros argumentos, así que lo que corresponde es esperar que dictamine en los próximos días", dijo el funcionario.

"Vamos a acatar el fallo de la Corte Suprema; eso está fuera de discusión", agregó luego. "A nivel nacional, el caso de las clases presenciales lo tiene la Corte Suprema, que dictaminó que es competente para dictaminar en un tema como este, ya que es una discusión entre el Gobierno nacional y un gobierno local, con lo cual no debería actuar un juzgado federal", consideró el mandatario porteño.

"Vamos a acatar el fallo de la Corte Suprema; eso está fuera de discusión", dijo Larreta este martes

Luego de que el domingo la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario de la justicia porteña ordenara la continuidad de la presencialidad educativa en la ciudad, la Procuración del Tesoro de la Nación, a cargo de Carlos Zannini, pidió  la inhibitoria de la justicia porteña y que se mantenga la aplicación del decreto presencial en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires.

Al exponer sus argumentos en favor de las clases presenciales, Rodríguez Larreta subrayó hoy que, "respecto de la educación, la Constitución nacional dice que quien es competente y quien es responsable, es el Gobierno de la Ciudad, y ,si hay una discusión de interpretación de alguna norma, lo tiene que dirimir la Corte".

En ese punto, agregó que "la Ciudad tiene estatus de provincia, es autónoma, eso está fuera discusión" y sostuvo que, "de hecho, la Corte tomó el caso; si no, no lo hubiera hecho".

En ese marco, subrayó: "Acataremos el fallo que la Corte disponga, pero, por otro lado, yendo al fondo de la cuestión, para nosotros es fundamental que los chicos estén en las aulas, y las clases presenciales se abrieron porque hubo un fallo de la Justicia que nos ordenó habilitarlas".

De todos modos, resaltó que, dada la preocupación transmitida por el Gobierno nacional, decidieron "fortalecer los cuidados y el control alrededor de las escuelas, para que no haya aglomeraciones". Insistió con que "la educación es una prioridad" y es "lo último que hay que cerrar".

Docentes de colegios privados rechazaron la presencialidad

El Juzgado Federal declaró la incompetencia de la justicia porteña en el tema de las clases

La seccional porteña del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) ratificó este martes la continuidad de la retención de tareas presenciales y el dictado de clases virtuales hasta el 30 de abril próximo, cuando expire el decreto presidencial, y ratificó de plano su rechazo a la insistencia del Gobierno porteño para que los trabajadores regresen a las aulas.

"El Sadop cumplirá hasta el 30 de abril próximo el contenido del decreto presidencial 421/21, que determinó durante dos semanas el regreso a la virtualidad para dictar clases en la ciudad", explicó el secretario de Prensa, Javier Mauad.

La decisión del gremio, que el lunes último había paralizado las tareas junto con la UTE, la Ademys y otros sindicatos, se fundamentó en "la necesidad de cumplir las leyes" ante el incremento de contagios por la Covid-19 y el polémico fallo de la justicia metropolitana.

La conducción sindical aplicará hasta el 30 "una retención de tareas presenciales", porque un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) es "una ley nacional y, como toda ley, es preciso cumplirla, y nadie puede obligar a los trabajadores a no hacerlo".

El gremio reclamó a las autoridades metropolitanas "responsabilidad" y sostuvo que a la insistencia oficial para regresar a la presencialidad "se suma el deficiente plan de vacunación, que está muy lejos de lo resuelto por el Consejo Federal de Educación (CFE)".