"Alquilo costillar para selfie": los carteles singulares de un local en Neuquén

"Alquilo costillar para selfie": los carteles singulares de un local en Neuquén
El punto de partida para el recurso de la broma para llamar la atención fue en la previa de Pascuas y sus restricciones gastronómicas
Por iProfesional
27.05.2021 09.34hs Actualidad

Una carnicería de la ciudad de Neuquén intenta hacer su aporte para que a los vecinos se les dibuje una sonrisa, en esta época de vacas flacas. "Alquilo costillar para selfie" y "Comer carne no es un pecado, es un milagro", son algunos de los carteles del Autoservicio Alto Valle, ubicado en la esquina de las calles San Martín y Bejarano, a pocas cuadras de la terminal de ómnibus neuquina.

Los carteles tienen su impronta machista.
Los carteles tienen su impronta machista.

"La idea es sacarle una sonrisa a la gente", explicó Franco Kette, encargado de la carnicería, al diario roquense Río Negro. El punto de partida para el recurso de la broma ante la actualidad fue en la previa de Pascuas. "Alto Valle: Coman carne en Semana Santa que ya no es un pecado, es un ¡milagro!", escribió Kette en la clásica pizarra del local.

El cartel que más llamó la atención.
El cartel que más llamó la atención.

El carnicero explicó que cambia las inscripciones cada dos meses. Porque el público y el chiste se renuevan, pero la escasez persiste y hasta se agrava. "Con la compra de un kilo o más de carne te regalamos una selfie con el carnicero que vos quieras", es otra de las "gangas" del autoservicio, cuyo ingenio llegó a las redes sociales.

Entre las elegidas del público se destaca la siguiente: "Alquilo costillar para selfie. Una persona, $200 o hasta 6 amigos, $600".

La carne, cada vez menos frecuente en los platos populares

En 2020, la carne picó en punta entre los alimentos con mayor suba en sus precios: ese año registró un incremento del 75%. Y la tendencia continuó en 2021. Así, el asado de falda, vacío, entraña o lomo --para los paladares más exigentes y los bolsillos más pudientes-- es una escena esquiva en las mesas de las familias neuquinas y argentinas, en general.

La paradoja de la Semana Santa ym la carne en el contexto de la crisis.
La paradoja de la Semana Santa ym la carne en el contexto de la crisis.

De acuerdo a diferentes sondeos, el consumo de carne cayó a 41 kilos por año por habitante, uno de sus mínimos históricos. Una realidad económica apremiante que se corona con el reciente cepo a la exportación de cortes.

Medidas para frenar el aumento de la carne

La Dirección General de Aduanas (DGA) actualizó los valores de referencia para la exportación de carne bovina, en el marco de los instrumentos desplegados por el Gobierno para identificar operaciones de subfacturación en los envíos al exterior.

"La decisión, coordinada junto con el Ministerio de Desarrollo Productivo, establece nuevos precios de referencia para distintos cortes, en el marco del diálogo permanente con distintas cámaras representativas del sector privado", indicó el organismo.

Los valores referenciales son una herramienta para desarticular maniobras de evasión de impuestos y prácticas abusivas que afectan el ingreso de divisas al mercado cambiario.

La Resolución General 4998, publicada en el Boletín Oficial, definió una actualización de los valores referenciales fijados en enero por la DGA para cortes como bola de lomo, asado, cuartos trasero y delantero, entre otros.

Los destinos de las exportaciones para los que rige la normativa son China, Japón, Hong Kong, Tailandia, Corea del Sur, Filipinas y Taiwán.

Los valores de referencia son un instrumento que había sido desarticulado durante el Gobierno anterior: en diciembre de 2015 había más de 1.100 productos específicos con valores referenciales, lo que abarcaba casi 900 posiciones arancelarias.

A partir del análisis de distintos complejos productivos e industrias, la Aduana comenzó el año pasado a establecer nuevos valores de referencia. Hasta ahora ya se restableció el instrumento para las exportaciones de peras, manzanas, ajo, carne de cerdo, tomate perita, mosto concentrado, arándanos, leche en polvo, cebolla, papa, pasas de uva, corvina y carne bovina.

Se actualizaron los valores referenciales fijados para cortes como bola de lomo, asado, cuartos trasero y delantero

Cómo funciona el "rulo de la carne" que encare el asado

El Gobierno investiga una maniobra por la cual algunos frigoríficos y empresas "fantasma" utilizan el mercado cambiario del "contado con liqui" para evitar la liquidación de divisas y subfacturan exportaciones de carne. Se trata de maniobras que, según la investigación preliminar del Gobierno, terminan encareciendo el precio del asado y de los demás cortes "populares" que se venden en carnicerías y supermercados.

"Hay algunos sectores que están presionando la demanda, haciendo un negocio de exportación, hacen el rulo ganadero: compran ganado, faenan, exportan y en algunos casos no liquidan, se quedan con las divisas en el exterior y después liquidan en el mercado paralelo", explica el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

De acuerdo a la visión oficial, todo comenzó con el desmantelamiento de instrumentos de control en las exportaciones de carne. "A muchas empresas se le simplificó la cantidad de trámites a realizar, pero también les allanó el camino a operadores truchos. El relajamiento de los organismos de control llevó al descontrol en los mercados", explica una fuente oficial.

La otra "pata" del negocio se relaciona con la utilización de empresas -muchas de ella "fantasma"- que aprovechan la brecha entre las cotizaciones del "contado con liqui" y del tipo de cambio "oficial".

Así lo explica una fuente oficial que está al tanto de la maniobra investigada: "Detectamos empresas insolventes que realizaron operaciones de exportación de carnes a China que no liquidaban divisas y entraban los dólares a través del "contado con liqui", obteniendo una gran diferencia con la que salían a pagar más caras las vacas, compitiendo deslealmente con el resto de los exportadores. Cuando el Estado reclamaba la falta de liquidación de divisas, aparecían personas insolventes".

La otra operación que ahora se investiga tiene que ver con la subfacturación de exportaciones, en especial de carne a China.

Cómo funciona el
Cómo funciona el "rulo de la carne" que encare el asado y ahora investiga el Gobierno

Un funcionario lo explica así: "Algunos exportadores creaban una empresa fantasma en Uruguay a la que le vendían la carne a China subfacturada. Desde Uruguay le vendían a China al precio completo, quedando la diferencia en Uruguay que entraba al tipo de cambio ‘blue’. La carne que se exporta a China se vende a u$s4.400 por tonelada. Mediante el mecanismo de triangulación vía Uruguay, se le facturaba a la empresa uruguaya a u$s 3.400 la tonelada. A su vez, la empresa "fantasma" uruguaya la facturaba a China al precio real, de u$s4.400. Por lo tanto, por cada tonelada exportada, estos operadores se quedaban con u$s1.000 por tonelada en Uruguay que ingresaban a la Argentina a través del "contado con liqui" o el "dólar MEP". Esto les reportaba una ganancia extra ilícita extra de $80.000 por tonelada, o $2 millones  por container".

¿Cómo se vincula esta operatoria con el aumento de la carne en los comercios?

Porque esta ganancia "ficticia", que surge por la triangulación de las exportaciones y el ingreso de divisas por el mercado "alternativo" del dólar, les permite a los exportadores "truchos" a salir a comprar vacas "a un mayor precio y recalentar el mercado doméstico".

Esos exportadores truchos aparecen en el Mercado de Liniers a pagar $40 o incluso más por kilo de vaca en pie, cuando la ganancia por la operatoria ilegal es de $80 por kilo. 

"El aumento del precio de la vaca de menor calidad arrastra hacia arriba a otras categorías de bovinos que comemos los argentinos (novillitos y vaquillonas), y esto explica en parte la suba tan fuerte que hubo en el precio", explica un funcionario a iProfesional.

En simultáneo con esta investigación, el Gobierno intentará negociar una ampliación del acuerdo con algunos frigoríficos para vender cortes "populares" a precios rebajados. Tanto en los supermercados como en las carnicerías de barrio.

algunos frigoríficos y empresas
alAlgunos frigoríficos y empresas "fantasma" utilizan el "contado con liqui" para evitar la liquidación de divisas

Está claro que se trata de medidas que, en el mejor de los casos, pueden marcar un aliciente para e inflacionario que hoy padece la economía argentina.