Cuándo es el Día de la Escarapela y por qué se celebra

Cuándo es el Día de la Escarapela y por qué se celebra
El Día de la Escarapela es una de las fechas que tiene importancia en el país porque se rinde homenaje a un símbolo patrio. Te contamos cuándo es y por qué
Por iProfesional
11.07.2021 19.17hs Actualidad

El Día de la Escarapela se conmemora en la Argentina el día 18 de mayo de cada año. Así lo estableció el Consejo Nacional de Educación en 1934, con el objetivo de recordar la insignia nacional utilizada en 1812 por pedido del General Manuel Belgrano.

Para saber más sobre el Día de la Escarapela es importante conocer cómo se llegó al momento clave de pedir su reconocimiento a partir del día en que empezó a utilizarse y fue tomando importancia para la historia del país.

Cuándo es el Día de la Escarapela y por qué se celebra

Eso momento clave que da inicio al Día de la Escarapela fue en el año 1812, cuando tras el objetivo de distinguirse del ejército invasor realista, Manuel Belgrano instauró su uso.

En la actual ciudad de Rosario, el 13 de febrero de ese año, el mismo general le pidió al Primer Triunvirato que avalara el uso de la escarapela con los colores celeste y blanco para las tropas de las Provincias Unidas del Río de La Plata.

El Día de la Escarapela se celebra el 18 de mayo.
El Día de la Escarapela se celebra el 18 de mayo.

El requerimiento fue aceptado cinco días más tarde, el 18 de febrero. Mientras tanto, el enemigo utilizaba el rojo.

Día de la Escarapela: conmemoración

Después de haber sido clave en el enfrentamiento bélico, y de los pedidos para su institucionalización, la conmemoración del Día de la Escarapela fue motorizada por el Consejo Nacional de Educación el 13 de mayo de 1934, sobre una iniciativa de la directora de la entonces Esc. N.º 4 del C. E. 9º, profesora Carmen Cabrera, y los profesores Benito A. Favre y Antonio Ardissono, director y vicedirector, respectivamente, de la Esc. N.º 11 del mismo distrito.

Día de la Escarapela y Belgrano, dos referencias para el país.
Día de la Escarapela y Belgrano, dos referencias para el país.

El Consejo Nacional de Educación autorizó la celebración de la fiesta del Día de la Escarapela, pero, sin establecer razones ni dar mayores explicaciones, definió que sería el 18 en lugar del 20.

Por resolución del 4 de abril de 1941 instituyó el 18 de mayo como Día de la Escarapela. En 1951 fue incluido en el calendario escolar.

Por qué es celeste y blanca

Cada vez que se celebra el Día de la Escarapela y se piensa en su origen, la gran pregunta clave es el por qué de sus colores.

Lo cierto es que el origen de los colores de la escarapela y las razones por las que fueron elegidos para simbolizar a la Patria no pueden establecerse con precisión.

Entre muchas versiones, una afirma que los colores blanco y celeste fueron adoptados por primera vez durante las invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos.

Se dice también que la escarapela argentina, y el origen del Día de la Escarapela, fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires al presentarse a una entrevista con el entonces coronel Cornelio de Saavedra, jefe del regimiento de Patricios, el 19 de mayo de 1810.

Una comisión oficial nombrada en 1933, explica que French, que para esa época contaba con 16 años, refirió a Mitre el acto de cintas el 25 de mayo, sin hacer mención de que esos colores eran divisa de dama y caballeros, primeros pasos del Día de la Escarapela.

El 25 de mayo de 1810 se difundió -entre los patriotas- el uso de la escarapela nacional, señales de lo que en un futuro sería el Día de la Escarapela.

No apareció la decisión de usar esos colores como iniciativa de una determinada persona, sino como el producto de una actitud espontánea, adoptada sin previo acuerdo ni deliberaciones. El 23 de marzo de 1811 la escarapela fue usada como distintivo de los opositores a la mayoría de la Junta.

Día de la Escarapela: más sobre su historia

Para conocer más sobre el origen y el significado del Día de la Escarapela hay que avanzar al año 1811, momento en el cual empezaron a aumentar los ataques españoles contra las costas del Paraná, ordenadas por el gobernador español de Montevideo, Pascual Vigodet.

Antes de que nazca el Día de la Escarapela, el Triunvirato encargó el 24 de enero de 1812 a Manuel Belgrano partir hacia Rosario con un cuerpo de ejército.

El general Manuel Belgrano logró controlar las agresiones españolas e instalar una batería (una especie de fuerte militar) en las barrancas del Paraná, a la que llamó Libertad. A Belgrano le pareció absurdo que sus soldados siguieran usando distintivos españoles por lo que solicitó y obtuvo permiso para que sus soldados usaran una escarapela.

Día de la Escarapela, un símbolo patrio.
Día de la Escarapela, un símbolo patrio.

El momento clave para el Día de la Escarapela, por decreto del 18 de febrero de 1812, el Triunvirato creaba, según el diseño propuesto por Belgrano, una "escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata de dos colores, blanco y azul celeste, quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían".

Para hacer realidad el hecho y que se concretara con total firmeza, el 27 de febrero de 1812 Manuel Belgrano escribió una carta dirigida al Gobierno Superior de las Provincias Unidas del Río de la Plata en la que indicaba que tomaría los colores de la escarapela para la posterior confección de la bandera nacional.

"Siendo preciso enarbolar la Bandera, y no teniéndola la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional: espero que sea de la aprobación de V. E.", se lee en un fragmento de la carta enviada desde Rosario.

Día de la Escarapela: ¿Cuándo se usa?

Un dato clave para tener en cuenta y que muchos se preguntan, además de tener en cuenta la celebración del Día de la Escarapela, es cuándo se usa y por qué es tan importante.

Lo cierto es que además de celebrar el Día de la Escarapela, se dice que se puede usar desde el 18 al 25 de mayo, durante toda la semana que evoca los acontecimientos más importantes que precedieron a la asunción del Primer gobierno patrio, el 25 de mayo.

Además, se usa también el día 9 de julio, por la conmemoración del Día de la Independencia.

La forma de la escarapela adopta formas muy diversas según el gusto de cada uno, siempre que tenga los colores celeste y blanco, que evocan el Día de la Escarapela.

De esta manera, la misma puede ser en forma de cucarda, cinta, lazo, moño y se la caracteriza entonces como un emblema de nacionalidad. El uso indica su ubicación sobre la izquierda del pecho o en la solapa.

Sobre su definición y origen

Para la celebración del Día de la escarapela, hay muchas formas de lucirla. Conocida también como cucarda, es un símbolo patrio creado con los mismos colores de la respectiva bandera nacional a la que representa y que sirve como insignia distintiva para denotar un sentimiento de unidad ante determinados festejos y sentimientos patrios.

El uso de las escarapelas remonta a la Guerra de Sucesión Española (1701-1713).

Esta guerra fue ocasionada por la muerte sin descendencia del rey Carlos II de España. Al fallecer el último de los Habsburgo, sobreviene la instauración en el trono de la Casa de Borbón. Durante esta contienda, en los campos de batalla se utilizaba un distintivo que tenía forma de moños y lazos.

En cambio, a partir del siglo XVIII, se impone la escarapela roja con forma de roseta, que era un signo de pertenencia al Ejército Real.

Sin embargo, las primeras utilizaciones de distintivos en las Provincias Unidas del Río de la Plata, refieren al uso de cintas de color rojo y blanco. Durante la resistencia a las invasiones inglesas de 1806, el cuerpo de Voluntarios Patriotas de la Unión, integrado por españoles y criollos utilizaba los colores blanco y rojo en su uniforme.

Durante la Revolución de Mayo, las crónicas de la época aluden a las cintas blancas que se utilizaban en el ojal de la casaca, como señal de unidad entre españoles americanos y europeos.

Otro distintivo era la escarapela encarnada y el retrato de Fernando VII sujeto con el cintillo del sombrero, y también algunos utilizaban una rama de olivo a modo de penacho simbolizando la paz.

Símbolos nacionales

La escarapela es uno de los símbolos nacionales del país, y por eso se celebra el Día de la Escarapela el 18 de mayo. Pero junto a ella, hay otros símbolos nacionales.

El Día de la Bandera, como el día de la Escarapela, días claves en el país.
El Día de la Bandera, como el día de la Escarapela, días claves en el país.

Además del Día de la Escarapela, uno de los símbolos es la Bandera, la primera enseña patria.

Creada por el general Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812, fue consagrada con los mismos colores "celeste y blanco" por el Congreso de Tucumán el 20 de julio de 1816 y ratificada por el mismo cuerpo en Buenos Aires, el 25 de febrero de 1818.

Para glorificar a la bandera, más allá del Día de la Escarapela, el Congreso sancionó, el 8 de junio de 1938, una ley que fija como Día de la Bandera -y lo declara feriado- el 20 de junio, aniversario de la muerte de su creador.

La Bandera Oficial de la Nación tiene sus colores distribuidos en tres fajas horizontales, dos celestes y una blanca en el medio, en cuyo centro se reproduce el Sol figurado de la moneda de oro de ocho escudos y de la de plata de ocho reales que se encuentra grabado en la primera moneda argentina. El color del sol es el amarillo del oro.

Otro de los símbolos patrios es el Escudo, con gran valor como el Día de la Escarapela. El Escudo Argentino es la fiel reproducción del Sello que usó la Soberana Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, ordenado por esta misma Asamblea el 12 de marzo de 1813.

Hasta que se instaló la Asamblea General Constituyente, el 31 de enero de 1813, no existía un sello para legislar los actos gubernativos. Se utilizaban las armas reales que se estampaban en los documentos durante el virreinato. Ante tal necesidad, la Asamblea comenzó a utilizar el sello que hoy constituye nuestro Escudo Nacional, símbolo como el Día de la Escarapela.

Como testimonio de ello, se conservan dos cartas de ciudadanía expedidas por la Asamblea el 22 de Febrero de 1813, donde figura el Escudo estampado en lacre: una de ellas se conserva en el Museo Histórico Nacional, extendida a favor de Don Antonio Olavaria, y está firmada por el presidente del cuerpo, general Carlos María de Alvear, y el secretario, Don Hipólito Vieytes.

Por último, el Himno Nacional. La necesidad de tener una canción patriótica, más allá del Día de la Escarapela, que surgió con la Revolución de Mayo y que el Triunvirato supo comprender, se ve plasmada hoy en el Himno Nacional Argentino, con música de Blas Parera, letra de Vicente López y Planes, y arreglo de Juan P. Esnaola.

La letra y música del Himno Nacional fueron motivo de patrióticos debates. El decreto 10.302 del 24 de abril de 1944, pone fin a estas disputas acerca de sus versos, ritmo y armonía, estableciendo sus patrones.

La letra oficial del Himno Argentino quedó establecida en el decreto de 1944, que establece como letra el texto de la canción compuesta por el diputado Vicente López, sancionado por la Asamblea General Constituyente, el 11 de mayo de 1813, y comunicado un día después por el Triunvirato al Gobernador Intendente de la Provincia.

También se adoptó la versión musical del maestro argentino Juan P. Esnaola, editada en 1860 como arreglo de la música del maestro Blas Parera. Esta versión fue dada a conocer bajo el Título "Himno Nacional Argentino - Música del maestro Blas Parera".