Belocopitt, contra las modificaciones para elegir servicios médicos: "Es un decreto que jode a la gente"

Belocopitt, contra las modificaciones para elegir servicios médicos: "Es un decreto que jode a la gente"
El presidente de la Unión Argentina de la Salud se refirió a las modificaciones a través de este nuevo decreto publicado hoy en el Boletín Oficial
Por iProfesional
07.07.2021 21.49hs Actualidad

El Gobierno nacional dispuso este miércoles modificaciones en el sistema de libre elección de las obras sociales de los trabajadores entre las cuales, quienes inicien un vínculo laboral "deberán mantener durante al menos un año la prestadora médica de su actividad antes de disponer de la opción de cambio" a otra prestadora que les permita, por ejemplo, derivar sus aportes a una empresa de medicina prepaga.

Frente a esta decisión, uno de los que salió al cruce fue el dueño de Swiss Medical Claudio Belocopitt, quien es además presidente de la Unión Argentina de la Salud (UAS), en donde se agrupan las prepagas y otras empresas del sector.

"A los primeros que joden es a la gente. No confundamos, no es una lucha de intereses. Es una cuestión sobre la gente", dijo el empresario.

"Hay que entender que en el estado de congelamiento que tienen las cuotas de las empresas de medicina prepaga, las tarifas respecto al costo de la seguridad social cayeron aproximadamente, desde la asunción de este Gobierno, entre 50% y 60% respecto a los costos de las obras sociales", afirmó a Infobae.

"Las obras sociales aumentan sus ingresos con sus paritarias. En 2020 tuvieron paritarias promedio del 35% y 36% y la medicina prepaga tuvo en diciembre pasado un aumento del 10%. Para el empleado que opta por desregularse, por ejemplo el que trabaja como mozo, le bajó su tarifa para pasarse a una prepaga un 25%. En el primer semestre del año, ya por acuerdos paritarios han tenido actualizaciones entre 20% y 25% y el sistema de prepagas se incrementó alrededor del 13%", agregó Belocopitt.

Hoy se modificó por decreto el sistema de libre elección de la obra social

Y explicó: "Si tomamos los últimos 18 meses, hay un promedio de entre 40% y 42% de baja. Por un lado, siempre hay gente que se quiere pasar al sistema privado pero, por otro lado, cada vez hay más gente que tiene posibilidades de hacerlo".

Asimismo, el empresario aseguró que "realidad es que el sector hoy tiene otra problemática. Está mirando si va a sobrevivir o no, si va ser nacionalizado o no, cómo se mueven las próximas medidas. Tenemos un problema de supervivencia de la actividad. Hay que ver cómo se mueve esta película".

Cambio por decreto

A partir de hoy, los trabajadores que inicien un vínculo laboral deberán permanecer un año como mínimo en la obra social de su actividad.

Así lo establece el decreto 2021/438 que firmó este martes el presidente Alberto Fernández y que se publicó este martes en el Boletín Oficial.

A pedido de la CGT, el Gobierno accedió a modificar el sistema de libre elección de la obra social.

Por ende, si un trabajador es contratado hoy, por ejemplo, bajo el convenio 130/75 del Sindicato de Empleados de Comercio, deberá permanecer al menos un año como afiliado de la obra social Osecac. Pasado los primeros 12 meses del vínculo laboral, recién podrá elegir derivar sus aportes y destinarlos a una prestadora privada.

Cambia por decreto el sistema de libre elección de la obra social
Cambia por decreto el sistema de libre elección de la obra social

La normativa, consensuada entre el Gobierno y los gremios, apunta a que cada nuevo trabajador registrado deberá permanecer como mínimo un año en la obra social de su actividad antes de disponer de la transferencia de los aportes a otra entidad de salud. Es otra señal del Gobierno en contra de las prepagas, pero un blindaje a las arcas gremiales.

En paralelo, los gremios gestionan con el Gobierno un desembolso de $11.000 millones para afrontar los tratamientos médicos a discapacitados.

¿Cuál es hoy la diferencia entre lo que pagan empresas y obras sociales a los prestadores? El empresario dijo a Infobae: "Las empresas de medicina prepaga pagan mucho más. Hay muchísima diferencia. Hay prestadores que ni siquiera las obras sociales pueden llegar a contratar, como clínicas y sanatorios que están en la ciudad de Buenos Aires. Estas instituciones no contratan con obras sociales, es una cuestión de mercado. Pero el meollo es entender que al que cercenan su libertad es al individuo. Vas a encontrarte a dos tipos atrás del mismo mostrador y uno va a tener una la posibilidad de tener el servicio que quiere y el otro va a tener que esperar un año. Eso hasta ahora, porque estos decretos hablan de un año y después pueden ser dos o tres".

Temas relacionados