María Eugenia Vidal dio el sí: finalmente se lanzó como candidata a diputada por la Ciudad

María Eugenia Vidal dio el sí: finalmente se lanzó como candidata a diputada por la Ciudad
El acto también fue una foto de la unidad de Juntos por el Cambio, luego de los chispazos que obligaron a la ex ministra a declinar su candidatura
Por iProfesional
10.07.2021 11.31hs Actualidad

La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal lanzó hoy su candidatura a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires y afirmó que quiere una banca en el Congreso para "defender a los argentinos de los atropellos y abusos de poder", así como también definió al kirchnerismo como "más relato que respuestas".

"Juntos por el Cambio puede ser un lugar amplio y diverso. Tenemos toda la convicción para seguir defendiendo a la gente. Acá estamos, juntos y unidos, con las mismas convicciones y valores que nos trajeron hasta acá, pero también con nuevos aprendizajes", sostuvo la referente del PRO.

Durante un acto en el barrio porteño de Palermo, la postulante a diputada nacional afirmó que aceptó la candidatura para "defender a los argentinos de los atropellos y abusos de poder".

"Tengo y quiero estar para defender a los argentinos de los atropellos y abusos de poder, de la improvisación. También quiero ir al Congreso para construir de nuevo la palabra futuro", indicó.

Y, al cuestionar al Frente de Todos, definió al kirchnerismo como "más relato que respuestas".

En su discurso, Vidal destacó la figura del ex presidente Mauricio Macri: "Empezó este camino de Estado que hoy es la Ciudad y es el Estado que queremos para toda la Argentina".

"En esta elección se juega el futuro de los argentinos. Quiero ser diputada para levantar la voz cuando avancen sobre nuestras libertades, nuestra democracia, nuestra Constitución, nuestros valores", remarcó la ex gobernadora, que agregó: "Nunca especulé ni saqué ventajas".

La referente del PRO también explicó por qué decidió jugar en la Ciudad: "No compito en la Provincia de Buenos Aires porque quiero que otros crezcan. A los bonaerenses les digo que mi compromiso y mi respeto no cambió ni va a cambiar nunca por nada. Cuando esta elección termine, van a tener muchos más dirigentes defendiéndolos, además de mí".

La candidatura para "defender a los argentinos de los atropellos y abusos de poder"

Junto a Vidal estuvieron presentes la presidenta del PRO, Patricia Bullrich; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el senador nacional Martín Lousteau; y el titular de la Coalición Cívica-ARI, Maximiliano Ferraro; entre otros dirigentes del oficialismo de la Ciudad.

El acto también fue una foto de la unidad de Juntos por el Cambio en la Ciudad, luego de los chispazos que obligaron a la ex ministra de Seguridad a declinar su intención de competir en las elecciones legislativas.

El plan de Larreta para alinear al PRO y desplazar a Macri

Horacio Rodríguez Larreta empezó a desplegar una estrategia de nivel nacional que lo lleva a buscar acuerdos dentro del PRO en cada provincia para ordenar a la tropa propia y resolver luego la discusión con la UCR en cada caso, de ser necesario, mediante las elecciones primarias de septiembre.

En provincias clave como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, y también en distritos más pequeños con mayor presencia radical, como Corrientes o La Rioja, Larreta se metió a tallar en el armado de las listas y las internas locales de la coalición.

Así el jefe de Gobierno porteño va cimentando su proyecto presidencial con acuerdos en todos los territorios donde, hasta el momento, no tenía representantes definidos. El primer paso fue el acuerdo clave que cerró con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en la Ciudad de Buenos Aires.

La pretensión de la ex ministra de encabezar la lista en el distrito porteño contra los deseos de Larreta de que sea María Eugenia Vidal amenazaba su liderazgo y, con ello, la posibilidad de ordenar su sucesión en 2023, cuando salte a la carrera por la Presidencia. También con esa cuestión tiene que ver la aceitada relación que mantiene con el senador Martín Lousteau, el radical que se proyecta en la Ciudad.

Ahora busca cerrar también un acuerdo en la provincia de Buenos Aires con Jorge Macri, el presidente del PRO bonaerense que "sigue en la postura de que no haya en la lista alguien de Capital", según confiaron a iProfesional fuentes de su entorno.

El jefe de Gobierno marca presencia en el armado electoral de diversas provincias

"Una cosa es cuando vino (María Eugenia) Vidal, que no había nadie. Pero ahora es distinto", indicaron las fuentes consultadas a este medio respecto de la resistencia del intendente de Vicente López a que Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad, encabece la lista del PRO en Buenos Aires. "No es por Diego. Tiene que hacer valer su lugar", aclararon.

Rodríguez Larreta mantuvo una reunión con Jorge Macri el pasado lunes pero no logró convencerlo de bajarse de la pelea. "Es cierto que le ofrece cosas", señaló una fuente del PRO bonaerense, en referencia a los rumores sobre el ofrecimiento de un ministerio en el Gobierno porteño.

Tanto en la Ciudad como en Vicente López coinciden en indicar que están cerca de un acuerdo. Esperan que la puja se defina en el transcurso de esta semana. De todos modos, cerca del jefe comunal sacan pecho: "Horacio entiende que tiene más para perder que Jorge y además, manejan los mismo números y sabe que Jorge y Santilli están muy parejos".

En caso de acordar con Jorge Macri, Rodríguez Larreta cerraría su segundo acuerdo de importancia para alinear al PRO y enfrentar a la UCR en caso de ser necesario, como en Buenos Aires, donde el radicalismo lanzó al neurólogo Facundo Manes.

En otras provincias, jefe de Gobierno no va predispuesto a confrontar con la UCR pero sí a ordenar al PRO, como ocurre en Mendoza, gobernada por el radicalismo. Allí, según fuentes de Juntos por el Cambio, Larreta "no está yendo a enfrentar" a la dupla que integran el diputado Alfredo Cornejo y el gobernador Rodolfo Suárez, "sino a Omar de Marchi y a Macri".

"En Mendoza el PRO solo puede meter en la lista a una mujer, porque Cornejo no les suelta nada", indicó la fuente consultada respecto del armado de las listas en ese distrito donde, si Larreta presentara un desafío, el diputado y ex gobernador "no tendría problema en ir a las PASO porque sabe que se la gana".

Por esa razón, indicaron las fuentes, Rodríguez Larreta se mostró recientemente en Mendoza con la dirigente Victoria Abihaggle, a quien señalan como cercana a Vidal y alejada del eje que conforman De Marchi y el ex presidente, a quien el mandatario porteño desplaza cada vez más del armado político.

De esta manera, el jefe de Gobierno busca alinear también al PRO mendocino detrás de su figura y terminar finalmente en un acuerdo para compartir la lista de diputados nacionales con el radicalismo.

Córdoba, el segundo distrito de mayor peso electoral después de Buenos Aires, es otro territorio donde Rodríguez Larreta conversa con los distintos en medio de complejas negociaciones. Allí Macri tiene más peso a través de Gustavo Santos, quien impulsa una lista encabezada por Luis Juez para el Senado.

Larreta va cimentando su proyecto presidencial con acuerdos en los territorios donde no tenía representantes definidos

Sin embargo, el mandatario porteño tendió puentes con el sector de la UCR que lidera Lousteau, quien lo acercó recientemente con Marcos Ferrer, el intendente de Río Tercero. Como parte de la buenas relaciones que cultiva el mandatario con el joven senador que tiene el ojo puesto en la Ciudad, apoya a esa línea.

En paralelo, Rodríguez Larreta es uno de los que le piden Mario Negri que no sea candidato a senador por Córdoba, como pretende el radicalismo para enfrentar a Juez y Santos. Tanto él como Santilli, según indicaron fuentes del radicalismo cordobés a I Profesional, le repiten a Negri que lo necesitan en la conducción del interbloque de Diputados. Elisa Carrió, cercana al jefe de Gobierno, es otra de las que le hace ese pedido al diputado.

En ese despliegue territorial el jefe de Gobierno también se mete en provincia como La Rioja, donde también hay un escenario de disputa entre el PRO y la UCR. Larreta se reunió en las últimas horas con el diputado Julio Sahad, presidente del PRO riojano, a quien respaldó para ir por su reelección encabezando la lista.

En Corrientes, otra provincia gobernada por el radicalismo, también hay discusión por las candidaturas al Senado. Allí el radicalismo se resiste a que encabece la boleta el actual senador Pedro Braillard Poccard, según deslizaron fuentes partidarias a este medio. El jefe de Gobierno porteño todavía no jugó sus fichas.

En el mapa del armado territorial de Rodríguez Larreta figura también Santa Fe, donde junto a Bullrich busca convencer al exdiputado Miguel del Sel -quien en una ocasión estuvo cerca de ganar la Gobernación- de lanzarse nuevamente a la pelea representando al PRO.

Hasta el momento esa posibilidad está "difícil", según indicaron fuentes del partido. No obstante, el otro armador del PRO en Santa Fe, el diputado Federico Angelini, también cuenta con el respaldo del jefe de Gobierno. La idea es que si Del Sel no se presenta como candidato al menos se sume a la capaña.

Así, Rodríguez Larreta va acercando dirigentes y cerrando acuerdos en distintas provincias y con referentes de diferentes líneas internas. Se trata de una construcción paso a paso que busca consolidar una base política para sus aspiraciones de cara a 2023, aún con los nuevos desafiantes internos que se presentarán para entonces.

Para ello, necesita primero ordenar al PRO tras la pelea entre "duros" y "moderados" que viene del año pasado y que empezó a resolver recién con el acuerdo que cerró con Bullrich. Una vez alineado el partido, peleará de ser necesario con la UCR.

Por esa razón, el porteño no quiere que el PRO vaya dividido en la provincia de Buenos Aires frente a Manes: sabe que el radicalismo apuesta a ganar una primaria y pelear de igual a igual en el 2023 con el PRO, sea con Larreta o con Bullrich.