Este argentino se mudó a Miami y creó una tienda de churros que vende miles de unidades por día

Este argentino se mudó a Miami y creó una tienda de churros que vende miles de unidades por día
Dejó el país buscando estabilidad y se encontró con un proyecto que ya tiene dos sucursales, planea abrir otras y proyecta un modelo de franquicias
Por Rocío Bravo
15.07.2021 07.31hs Actualidad

Néstor Miotti se fue de Argentina a fines del 2018 con su mujer Noelia y sus tres hijos, Santino, Renata y Delfina. Dejó una carrera laboral de más de diez años en una empresa de informática para apostar a un desarrollo propio en Estados Unidos. "Queríamos una vida más segura, pero también más estable para nuestros hijos, para que tengan la tranquilidad de que, si hacen las cosas bien, el futuro lo van a tener en sus manos", contaba el emprendedor a iProfesional.

"Conocíamos Miami de venir de vacaciones y realmente nos sentíamos cómodos no solo por el idioma – acá se habla mucho español-, sino también por la gran cantidad de población latina. Eso nos hizo más llevadero el cambio, sobre todo en los comienzos", agrega. "Emigrar es como volver a nacer, siempre lo digo, no solo porque son otras costumbres, también porque tenes otras reglas de juego, tanto en el ámbito laboral como en la vida cotidiana".

Néstor y su familia llegaron y se instalaron en una casa que alquilaron desde Buenos Aires a través de un agente Inmobiliario de confianza. "Equipamos la casa y empezamos a terminar de armar el negocio para así poder aplicar a la Visa de inversión (VISA E2) que nos permitía vivir legalmente en Estados Unidos".

Lo que hicieron fue montar una fábrica desde cero de alimentos latinos y productos congelados, "en donde se distinguían productos como flanes, postres muy conocidos acá como el tres leches y nuestro producto estrella, los churros congelados, lo que me llevó a crear ChurroWorld Co." cuenta Miotti.

Algunos de los productos de Churro World Co.
Algunos de los productos de Churro World Co.

ChurroWorld Co. surgió en los comienzos de la pandemia. "Notamos que las ventas de la fábrica habían disminuido notablemente y con el cierre de los salones de los negocios gastronómicos, observamos que los clientes no tenían un lugar donde ir a comer al aire libre. Ahí vimos una oportunidad y armamos un Foodtruck, un concepto muy de moda y que reunía todas las condiciones que necesitábamos: un restaurant sobre ruedas donde la gente iba a estar al aire libre con el distanciamiento necesario. Teníamos el concepto y el producto principal que eran los churros, pero quisimos darle un toque más gourmet, más moderno, más al estilo de Miami y reinventamos el churro tradicional", narra.

El éxito que tuvo la idea les permitió abrir nuevas sucursales incluso en otras ciudades. "A través de las redes sociales la gente nos pedía que vayamos a sus ciudades y gracias a eso empezamos a proyectar las aperturas de nuevas sucursales, no solo en concepto de foodtruck, si no locales físicos y fijos. En pocos días inauguraremos un local fijo en Pembroke Pines, y en unos meses haremos la apertura de un local en la zona conocida como Midtown, en las cercanías del famoso y conocido Bayside del Dowtown de Miami. La proyección que se tiene con ChurroWorld Co. es llegar a cada ciudad llevando nuestros productos. Estamos en proceso de poder franquiciar sucursales, para darles la posibilidad a personas que necesiten invertir y/o tener una visa de inversión para poder residir en cualquier ciudad de los Estados Unidos", anticipa.

Hacer las cosas bien

Para Néstor, trabajar y emprender en otro país fue, y sigue siendo, el desafío más grande de sus vidas. "Dejamos todo en Argentina, trabajos, familia, amigos, las costumbres", dice. "Al principio es duro, pero si venís 100% decidido estas por un buen camino y, sobre todo, teniendo mucho esfuerzo dedicación y amor, vas a poder lograr lo que te propones, siempre trabajando duro".

El emprendedor había tenido ganas de hacer algo del rubro gastronómico en Argentina, pero por diferentes motivos no pudo concretarlo. "Principalmente por la inestabilidad económica que veía día tras día. Sin ninguna duda hubiera apostado 100% a mi país si la situación en general hubiera estado más estable. Tengo fe que en algún momento el escenario mejore y voy a ser el primero en llevar una sucursal allí".

El fundador de la empresa
El emprendedor había tenido ganas de hacer algo del rubro gastronómico en Argentina, pero no pudo concretarlo

En Estados Unidos, contrariamente, el joven de 33 años nacido en San Martín se encontró con muy pocas barreras. "Más que barreras cosas para aprender", plantea. "En cada movimiento que uno hace o quiere hacer, tiene que leer el manual y ver cómo se debe hacer. Acá las cosas se hacen de una sola manera y hay que hacerlas bien, por eso todos los días aprendes algo nuevo para seguir progresando".

Néstor está convencido de que tomaron una buena decisión al emigrar. "No es sencillo ya que uno siente el desarraigo de sus costumbres, de su rutina, de su familia, amigos, y tiene que estar toda la familia que emigra decididos a hacerlo o al menos intentarlo", expresa. "Nosotros sacrificamos los bienes que teníamos en Argentina para poder venir, vendimos todo, absolutamente todo para poder apostar 100% a este proyecto. Hoy podemos decir que no solo ganamos tranquilidad y estabilidad económica, también seguridad. Nuestros hijos tienen más libertad y eso te hace sentir que la decisión fue la correcta".

Néstor está convencido de que tomaron una buena decisión al emigrar
Néstor está convencido de que tomaron una buena decisión al emigrar

La familia, los encuentros familiares y los amigos son las cosas que más extraña el creador de ChurroWorld Co. Las cosas que lo hacen pensar que en un futuro el emprendimiento encuentre un lugar en Argentina. "Siempre se vuelve a donde es uno, a donde son sus raíces. Siempre está la posibilidad de volver, hoy no es el momento para hacerlo, pero tengo fe que todo esto va a cambiar y seremos los primeros en apostar nuevamente a nuestro país", concluye.

Temas relacionados