¿Conviene cargar nafta o convertir el auto a GNC, pese a la suba del 5%?: esto se gasta en cada caso

¿Conviene cargar nafta o convertir el auto a GNC, pese a la suba del 5%?: esto se gasta en cada caso
El precio del gas para los autos tuvo una nueva actualización. Cuánto cuesta instalar un equipo y cuánto se gasta por mes, comparado con la súper.
Por Andrés Iglesias
20.08.2021 06.44hs Actualidad

A comienzos de agosto se aplicó un nuevo incremento para el precio del GNC, que en los surtidores se encareció entre un 5% y un 6%. Fue una suba programada, prevista en los nuevos contratos firmados entre marzo y abril que estipulaba que el valor de gas en boca de pozo debía pasar a representar el 14% del precio de la nafta súper. En noviembre, se verá una nueva suba similar.

Si bien desde el sector señalan que el precio el m3 de GNC debería ubicarse en torno a los $40 en la zona metropolitana de Buenos Aires, la dispersión que existe entre las distintas estaciones de servicio hace que en realidad el promedio del valor ronde en los $35.

"Es muy ambiguo el tema de los precios, sobre todo en el AMBA. Se ven precios que directamente no son rentables. Hay una guerra de precios entre estaciones de servicio. Ni hablar en cada provincia, que varía mucho: por ejemplo, en Córdoba el m3 está en $54, en otras provincias, es arriba de $50. Con el mismo gas. En Capital Federal, el promedio de venta es de $35. Hay algo que está mal. Acá, estamos muy atrasados", señaló a iProfesional Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC.

"En estos últimos meses, tuvimos ajustes de salarios, incrementos de costo de energía eléctrica que es el insumo más caro que tiene una estación de GNC. Son pequeños ajustes que no se pueden hacer, porque la competencia no te deja. Porque donde subís $1 o $2, te transformás en caro. En mi caso, estoy vendiendo a $39 en Capital y hay gente que vende a $33. ¿Cuál es el costo? Entre mano de obra, energía eléctrica y la materia prima que es el gas, en promedio, esas tres cosas que no son las únicas, estás en $30 de costo. Es imposible vender a ese valor", remarcó González.

El referente del sector explicó que el precio piso en el AMBA debería rondar los $40 el m3: "Es un buen valor, teniendo en cuenta que las naftas Premium están por arriba de $100. Seguimos estando en un porcentaje muy bueno con respecto a los líquidos, pese a que están congelados. Cuando se liberen, nos vamos a distanciar aún más".

En el sector señalan que hay
En el sector señalan que hay "dispersión de precios" entre estaciones de servicio.

GNC vs nafta

En efecto, más allá de la suba del precio del gas natural comprimido y el "congelamiento" de los combustibles líquidos, la diferencia de costos entre usar un auto con GNC y uno con nafta sigue siendo importante.

El litro de nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires sale $90,40. Si para recorrer 100 kilómetros un auto mediano consume alrededor de 8 litros de nafta súper, y por mes realiza un promedio de 1.250 kilómetros (unos 15.000 km al año), gastará $9.040 (unos $108.480 al año).

El GNC, por su parte, posee un rendimiento por metro cúbico equivalente a 1,138 litros de nafta súper. Si se toma como referencia al promedio de $35 el m3 que cuesta en las estaciones del AMBA (tal como señaló González), para recorrer 1.250 kilómetros al mes, se necesitan $3.087 ($37.050 al año). En ese escenario, un vehículo con GNC gastaría unos $5.953 menos por mes y $71.430 menos por año que uno naftero.

Si se toma en cuenta el valor del m3 del GNC a $40, en tanto, el gasto mensual sería de $3.537 por mes y $42.444 al año, dejando igualmente significativa diferencia con la nafta: se ahorraría $5.503 por mes y unos $66.036 al año.

Conversiones y demanda

Se estima que en el país hay entre 1.700.000 y 1.800.000 autos que funcionan con GNC, lo que representa alrededor del 15% del total. En lo que va del año, según las estadísticas del Enargas, se realizaron más de 92.400 conversiones. De hecho, durante los primeros siete meses, se registró un incremento en este ítem del 62% interanual: aunque, claro está, la comparación contra varios meses del año pasado está marcada por el impacto de la pandemia en 2020. En relación al mismo período de 2019, se registra una caída del 7%.

Si bien el nivel de conversiones se mantiene constante, el consumo no se recuperó completamente.
Si bien el nivel de conversiones se mantiene constante, el consumo no se recuperó completamente.

En cuanto a los precios para la instalación de equipos, puede variar según el tamaño del tubo (que es el componente más costoso del kit), pero se ubica entre los $90.000 y los $120.000. Se ofrece, en casi todos los casos, la posibilidad de financiarlo en cuotas. Y la cuenta que hacen desde el sector es que el equipo "se paga solo" con el ahorro.

"Los equipos estuvieron históricamente en el orden de los u$s1.000. Hoy podríamos pensar que son unos $100.000 (al oficial, sin los recargos). Pero ahora además hay planes de cuotas, como el Ahora12. Y con eso el usuario que se pasa de nafta a gas, con el ahorro que tiene, se paga la cuota", remarcó González.

Más allá de que el buen nivel de conversiones se mantiene constante, como una manera de ahorrar a la hora de movilizarse, la demanda de GNC no termina de recuperarse del impacto del Covid. "El consumo, a nivel país, está entre un 70% y un 80% de lo que era antes de la pandemia. No se ha recuperado, lo mismo pasa con los combustibles líquidos", señaló González.

En ese escenario, el referente de la Cámara de Expendedores de GNC señaló que muchas estaciones de servicio luchan por sobrevivir: "Se dieron muchos cierres, una docena por lo menos. Si bien, de casi 700 estaciones que hay en el AMBA no parece mucho, sabemos que hay muchas que no cerraron, pero se encuentran al borde del abismo".

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído