Dejó la Argentina para lanzar su estudio creativo en Los Ángeles: hoy trabaja para Disney y Amazon

Dejó la Argentina para lanzar su estudio creativo en Los Ángeles: hoy trabaja para Disney y Amazon
Federico Laboureau dejó el país y junto a su marido Maximilian Pizzi para explorar nuevos modos de vivir el diseño y crearon su propia estudio creativo
Por Rocío Bravo
21.08.2021 08.00hs Actualidad

"Me fui de Argentina en el 2012, primero con escala en México, para pulir nuestro portfolio, a entrenar nuestro ego a ser un poco más humilde y entender cómo funciona la industria en una escala mayor", cuenta Federico a iProfesional. "Luego de 2 años y medio en México decidimos mudarnos a Los Ángeles. Después de 5 años de estar acá puedo decir que soy americano", explica. 

"Siempre fui una persona que le gusta explorar, viajar, buscar nuevos desafíos", sigue. "Argentina es un país que tiene muchas posibilidades de crecer, pero poca visión o poca aceptación hacia algo diferente o vanguardista. Entonces sentí que habiamos llegamos a un punto donde cualquier cosa que hiciéramos no nos haría felices"

Con el tiempo, el diseñador entendió que fue el camino correcto. "Si para algo venimos a este plano es para ser felices… y Argentina en ese entonces estaba lejos de hacerme feliz", expresa.

Primero el destino fue México porque es un mercado donde seguía siendo fácil de explorar por el idioma y por idiosincrasia. "Nos sirvió para pulir, para entender cómo es trabajar para cadenas de consumo más grande, programas de televisión más internacionales y para editoriales de diseño con más peso", narra. "México, para Latinoamérica, es el hub de conexión y fue un gran acercamiento a muchas marcas y para hacer buen networking con productores y ejecutivos que en el posterior paso a Los Ángeles nos sirvió mucho".

En cuanto a Estados Unidos, lo primero que se le cruzó a Federico fue Nueva York, "porque me encanta", dice, "pero Max mi marido que ya había estudiado en LA, puso sobre la mesa la idea de venir para acá por la industria en la que más nos queríamos desarrollar y fue la mejor decisión".

En país azteca, el diseñador y su marido hicieron la tercera temporada de Project Runway Latin America, y varios realities de moda y diseño. Luego Federico exploró el ámbito de la educación llegando a ser hoy Director de una Universidad de Diseño en México, "la única en Latinoamérica con la idea de formar directores creativos, diseñadores con pensamiento más global no tal focalizado en algo", aclara.

Luego, ya en Los Ángeles, empezaron a hacer proyectos con Disney y la rueda no paró. "Hoy estamos trabajando como cabeza de equipos de diseño y arte para las cadenas más grandes como NBC, ABC, Amazon, Disney + y Warner, entre otras".

Federico Laboureau dejó el país y junto a su marido Maximilian Pizzi para explorar nuevos modos de vivir

Federico y Maxi crearon FLatelier, una compañía donde desarrollan dirección creativa, Production Design y Art Direction. "Justamente en la materia que enseño incentivo a encontrar el valor agregado en cada uno. Y creo que el nuestro es un combo de entregar proyectos que tienen un gran impacto visual, que son llamativos en su paleta de color y, sobre todo, que están pensados desde la experiencia de los sentidos", explica. "Creo que hoy en día diseñar un producto o un servicio sin pensar en la experiencia no tiene sentido. Creo que todo el background cultural, lo que hemos viajado, nos da herramientas para ser eclécticos, disruptivos y, a su vez, no perder el foco en que lo que hacemos tiene que ser un producto consumible".

"Trabajamos para muchas empresas, porque nuestra contratación es por proyectos específicos", cuenta. "Disney estuvo y sigue estando presente con proyección en nuestra cartera de clientes. Trabajar con cualquier empresa acá es un mundo nuevo para descubrir cómo se mueve todo, el orden, la organización y el profesionalismo. Respecto a Disney siempre digo de chico me deben haber cambiado el cerebro por el de un unicornio entonces trabajar con Disney es fabuloso por que el único requerimiento para trabajar ahí es crear momentos mágicos. así que estoy como pez en el agua".

Emprender en otro país

"No es fácil", asegura Federico. "Pero, en lo personal creo que todo el esfuerzo invertido en todos los trabajos, cursos y seminarios de los que participado han dado sus frutos. Todo el proceso se dio muy orgánico. Mucha gente me ha preguntado ‘¿y si largo todo y me voy?’ y siempre les digo que es el peor camino para empezar. En Estados Unidos todo se hace bajo las reglas y ordenado, nadie va a contratar a nadie sin papeles, por más que seas el más creativo del mundo. Estando en nuestro país es más fácil caerse y levantarse teniendo a la familia cerca, el apoyo sentimental y económico de lo que eso implica. Estando afuera todo se hace estando solo".

Para Laboureau, el hecho de ser argentino da ciertas ventajas

Para estos dos creativos todo fue positivo. "Lo que más resalto fue haber ganado tranquilidad, valoración por el esfuerzo de lo trabajado, reconocimiento y no por alimentar mi ego, sino que por trabajar y tener a fin de mes la plata para hacer lo que quiera con eso. Una sensación que en Argentina nunca la tuve"

El hecho de ser argentino en términos de talento, resiliencia, te da ciertas ventajas. "Ser latino, haber trabajado en toda la región y haber aprendido varias cosas de cada país hace que me haya formado como un experto a las crisis, en optimizar presupuestos y, sobre todo, un experto en expresar emociones".

El balance de Federico es super positivo, pero implicó mucho esfuerzo. "Mucha gente te dice que suerte tenes y lo siento como una falta de respeto porque el que emigra deja atrás costumbres, familia, amigos y muchas cosas más", expresa. "Pero soy creyente del que no arriesga no gana. Y salirse de la zona de confort trae crisis, pero mucho crecimiento. Y hoy en día mirando atrás cada crisis que pase no hace más que elevar mi energía, mi catálogo de experiencias, de emociones".

Si bien extraña a su familia y amigos, cada vez está más convencido de que irse fue la mejor decisión. "Rotundamente no volvería a Argentina. No soy resentido ni guardo bronca a las cosas que me sucedieron allá, ya lo procesé con mi terapia de Chaman y entendí que todo lo que viví allá hizo al ser que soy hoy ahora. De hecho, estoy creando un Museo de Artes y Culturas Latinoamericanas on line, MACLA para poder destacar todo el encanto que tiene nuestra región. Visto desde afuera y esa es para mí la gran falla que tiene el territorio. No saberse respetar, no saberse valorar", concluye.

Temas relacionados