Los talibán estrechan lazos con China y lo consideran un país "muy importante" en futuras alianzas

Los talibán estrechan lazos con China y lo consideran un país "muy importante" en futuras alianzas
"China es un país muy importante y fuerte de la región y ya hemos tenido relaciones muy positivas y buenas en el pasado", aseguran
Por iProfesional
01.09.2021 09.50hs Actualidad

Los talibán reiteraron su interés de tener "relaciones aún más fuertes" con China, un país al que consideran "muy importante" de cara a la consolidación del futuro régimen afgano, aún por definir.

"China es un país muy importante y fuerte de la región y ya hemos tenido relaciones muy positivas y buenas en el pasado", explicó uno de los principales portavoces talibán, Zabihulá Mujahid, en declaraciones a la cadena china CGTN.

Ahora, los insurgentes quieren "mejorar le nivel de confianza mutua", algo a lo que también parece dispuesto Pekín, uno de los pocos gobiernos que decidió mantener abierta su Embajada en Kabul después de que los talibán se hiciesen con el control de la capital afgana el 15 de agosto.

Los talibán, que han lanzado llamamientos en los últimos días para evitar una espantada internacional de Afganistán, ven en la vecina China un factor clave en el ámbito económico. "Queremos que exporten a nuestro país y nos ayuden en materia de desarrollo", ha dicho Mujahid.

El Gobierno chino, entretanto, no oculta su voluntad de mantener contactos con las nuevas autoridades, apelando entre otras cuestiones a los lazos históricos entre ambas naciones. Un portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, ha subrayado este miércoles en rueda de prensa que son "dos países amigos".

La buena voluntad china también incluye alusiones al respeto a la independencia de Afganistán y a su soberanía territorial, en aparente contraposición con las tesis occidentales y, en particular, con los criterios que llevaron a la invasión de 2001 y a una guerra que se prolongó durante dos décadas.

 EE.UU. completó su salida de Afganistán tras 20 años

El último soldado norteamericano salió este lunes de Afganistán, dejando el país en manos de los talibanes tras la guerra más larga en la historia de Estados Unidos, que acabó en una humillante derrota para la primera potencia y sus aliados occidentales.

"El último avión C-17 despegó del aeropuerto de Kabul el 30 de agosto" a las 19H29 GMT, declaró el general Kenneth McKenzie en una conferencia de prensa.

"Aunque se completó la evacuación militar, continúa la misión diplomática para asegurar más ciudadanos estadounidenses y afganos elegibles que quieran irse", agregó el jefe del Comando Central de Estados Unidos a cargo de Afganistán.

El militar, citado por las agencias de noticias AFP y ANSA, dijo que "desde el 14 de agosto, durante un período de 18 días, aviones de Estados Unidos y sus aliados han evacuado a más de 123.000 civiles del Aeropuerto Internacional Hami Karzai".

Fin a 20 años de historia

Aunque se completó la evacuación militar, continúa la misión diplomática

"El retiro de esta noche significa tanto el final de la evacuación del material militar como el fin de casi 20 años de misión iniciada en Afganistán poco después del 11 de septiembre", agregó Kenneth McKenzie, quien ponderó que se trató de "una misión que entregó a la justicia a Osama Ben Laden junto con muchos co-conspiradores de al-Qaeda".

Evaluó que el costo de la operación "fue de 2.461 militares y civiles norteamericanos muertos y más de 20.000 heridos, incluyendo desafortunadamente los 13 marines fallecidos la semana pasada en un atentado suicida".

El embajador de Estados Unidos en Afganistán y el comandante de las fuerzas militares estadounidenses en suelo afgano fueron los últimos en abordar el vuelo final de evacuación de Kabul, anunció el lunes el Pentágono.

"A bordo del último avión estaba el general Chris Donahue", comandante de las fuerzas militares estadounidenses en suelo afgano, junto con el embajador Ross Wilson, dijo el general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central de Estados Unidos del que depende Afganistán.

Festejos en la capital Kabul

Los talibanes festejaron con disparos la partida estadounidense

La partida estadounidense fue festejada con disparos en la capital Kabul, reportaron testigos.

Las ráfagas procedían en particular de los principales puestos de control de los talibanes, mientras los gritos de júbilo se oyeron también desde lugares ubicados en la antigua "zona verde".

"Hicimos historia", se jactó por su parte un comandante talibán sobre la partida del último avión estadounidense.

"El último ocupante estadounidense se retiró (del aeropuerto de Kabul) a las 12 en punto y nuestro país obtuvo su completa independencia, alabanza y gratitud a Dios", dijo a su vez un portavoz talibán en Twitter.

El presidente demócrata Joe Biden, muy criticado en su país y buena parte de mundo por la retirada estadounidense, descartó días atrás reconocer a corto plazo al nuevo régimen islamista.

Temas relacionados