Murió el ex juez federal Norberto Oyarbide, quien estaba internado por coronavirus: cuáles fueron sus causas más resonantes

Murió el ex juez federal Norberto Oyarbide, quien estaba internado por coronavirus: cuáles fueron sus causas más resonantes
El exmagistrado había contraído coronavirus a inicios de julio pasado y por eso había sido internado en el Instituto del Diagnóstico porteño
Por iProfesional
01.09.2021 21.01hs Actualidad

El ex juez federal Norberto Oyarbide murió este miércoles por la noche como consecuencia de un estado de salud que había desmejorado desde que, a inicios de julio, contrajo coronavirus.

Tras dar positivo de Covid-19, el polémico ex magistrado de 70 años había sido internado en el Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento (IADT), en la Ciudad de Buenos Aires.

El ex juez había dejado el cargo en los tribunales de Comodoro Py en abril de 2016, tras 21 años, en medio de presiones del gobierno de Mauricio Macri y con un juicio político avanzando en el Consejo de la Magistratura.

Oyarbide ganó notoriedad pública por haber investigado causas de fuerte repercusión mediática, algunas de las cuales involucraron a altos funcionarios políticos del gobierno de Carlos Menem.

Oyarbide fue uno de los jueces de mayor notoriedad pública.
Oyarbide fue uno de los jueces de mayor notoriedad pública.

Las causas más célebres de Oyarbide

Oyarbide, nacido en la provincia de Entre Ríos el 1 de enero de 1951, inició su carrera judicial como auxiliar en 1976, poco antes del golpe militar, y pasó por varios cargos -como secretario de juzgado y fiscal- hasta llegar a juez federal en 1994, durante el Gobierno de Carlos Menem.

El exjuez tuvo siempre una alta exposición pública y mediática e instruyó causas de alto impacto político, en las que incluso investigó a altas autoridades como expresidentes desde los años 90 hasta 2019.

Durante la época del menemismo, enfrentado con Domingo Cavallo, el exministro de Economía lo señaló como uno de los "jueces de la servilleta", en alusión a una serie de candidatos que habrían sido anotados en un papel por el entonces ministro del Interior, Carlos Corach, para ser nombrados en el estratégico y poderoso fuero federal porteño.

Oyarbide tuvo alrededor de medio centenar de pedidos de juicio político por presunto mal desempeño y en 2001 estuvo a punto de ser destituido, acusado de connivencia con la Policía Federal y de haber protegido prostíbulos de esta capital.

Pero, el mismo día de los atentados a las Torres Gemelas en Estados Unidos, el Senado Nacional lo ratificó en su cargo.

Con el paso de los años, Oyarbide se convirtió en uno de los jueces más reconodidos debido a su estilo histriónico, apego a las cámaras de televisión, y a las denuncias que trató vinculadas directamente al poder político, como por ejemplo causas de corrupción contra Carlos Menem, Néstor y Cristina Kirchner y Mauricio Macri, además de una variedad de altos funcionarios de sus respectivos gobiernos.

A principios de los años 2000, Oyarbide se destacó por el fallo de revocamiento de la prisión domiciliaria al fallecido dictador militar Jorge Rafael Videla, y también la resolución en la que definió el accionar criminal de la Triple A como delitos de lesa humanidad.

Pero saltó definitivamente a la fama en el año 2009 cuando sobreseyó en una causa por presunto enriquecimiento ilícito a la entonces presidenta, Cristina Fernández, y a su marido, Néstor Kirchner.

Oyarbide y su polémica con Macri

El ex juez federal afirmó en febrero de este año que el ex presidente Mauricio Macri quiso "comprarlo" con dinero cuando era jefe de Gobierno, en momentos en que él estaba al frente de uno de los juzgados de Comodoro Py y tenía en sus manos una causa por espionaje en su contra.

"Mauricio Macri no me compró porque yo no cotizo en bolsa, pero tuvo toda la intención de hacerlo", resaltó el ex magistrado, que dejó su cargo en abril de 2016, luego de recibir varias denuncias.

Según aseguró Oyarbide, el líder del PRO le pidió de forma "absolutamente directa" que se apartara de una causa en su contra.

"Me pidió que me inhiba en una causa, que yo tuve la causa de las escuchas telefónicas ilegales, donde él utilizó en aquel momento, siendo jefe de Gobierno, la Secretaría de Inteligencia del Estado, con Stuiso a la cabeza", indicó Oyarbide en declaraciones radiales.

De extensa carrera, a Oyarbide le tocó llevar adelante causas resonantes.
De extensa carrera, a Oyarbide le tocó llevar adelante causas resonantes.

De qué se acusaba a Mauricio Macri

Se trataba de la causa que comenzó en 2010 y que el ex juez tenía a su cargo, cuando era subrogante del Juzgado Federal 7, en la que se investigaba a Macri por haber escuchado a su cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente de familiares de la AMIA Sergio Burstein.

En ese momento, Macri estaba acusado de supuestamente haber montado una "asociación ilícita" dedicada al espionaje, junto al entonces jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y Ciro James, quien tenía un cargo en el Ministerio de Educación de la Ciudad, a cargo de Mariano Narodowski.

La causa más tarde fue cerrada por falta de elementos por el juez federal Sebastián Casanello, quien se hizo cargo del Juzgado 7 como titular.

El ex juez relató: "Después, ya siendo Presidente no había nadie que se interpusiera en su camino, de manera que tenía todos los aparatos del estado para llevar adelante su obra extraordinaria".

Al ser consultado sobre si el ofrecimiento de parte del ex jefe de Estado había sido de dinero, Oyarbide contestó: "Por supuesto, pero yo no me inhibí y le dije que yo no cotizaba en bolsa".

"Pero él no vino (a realizar el ofrecimiento), vinieron enviados especiales y no del Palacio Vaticano justamente", recordó el ex magistrado federal.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído