Qué fue de la vida de "Tito" Bonano, el único arquero goleador de la historia de River

Qué fue de la vida de "Tito" Bonano, el único arquero goleador de la historia de River
Campeón con Rosario Central, con el Millonario y jugador del Barcelona, hoy ocupa un rol importante en un cuerpo técnico. Te contamos qué está haciendo
Por Juan Minotti
25.09.2021 19.31hs Actualidad

Cualquiera que entienda un mínimo de fútbol sabe que en la cancha hay diversos roles y que uno de ellos es el del arquero, que tiene como principal función evitar que a un equipo le conviertan goles. También, es una obviedad, que, en términos generales, los arqueros no hacen goles.

Sin embargo, hay algunos que logran vencer esa infranqueable barrera y entran en la historia. En River, uno de los equipos más importantes de la Argentina, un sólo arquero ha convertido goles: Roberto "Tito" Bonano. Qué fue de un arquero multicampeón, integrante de la selección y que llegó a jugar en el Barcelona.

Sus inicios en Rosario Central

Bonano debutó en el Canalla en 1992 y tan sólo tres años después, fue protagonista de una de las conquistas más importantes de la historia del club, con hazaña incluida. En el 95’ Central formó un equipo inolvidable, con uno de sus máximos íconos como director técnico: Ángel Tulio Zoff.

En aquel plantel estaba Omar el "Negro" Palma, gloria de la institución que había pegado la vuelta tras pasar por River y Veracruz de México, además de Eduardo "Chacho" Coudet y Ruben "Polilla" Da Silva. Con Bonano afianzado en el arco, ese equipo obtuvo el único título internacional de la historia de Central y de cualquier equipo rosarino: la Copa Conmebol.

Bonano inició su carrera en el fútbol profesional en Rosario Central

Aquel torneo era el de segundo orden continental de aquel entonces. De todas maneras, el logro es acrecentado por una final histórica para el fútbol sudamericano. El Canalla enfrentó a Atlético Mineiro, que tenía en el arco al legendario Taffarel. Los brasileños ganaron la ida 4 a 0, pero los rosarinos tuvieron una remontada fenomenal en el Gigante de Arroyito, también se impusieron 4 a 0 y llevaron una serie inolvidable a penales. En la tanda, ganaron por 4 a 3 por dos fallos del equipo de Belo Horizonte.

La llegada a River donde se consagró

Pasado un año de aquella conquista llegó al Millonario con 26 años y en su primera temporada levantó un título también trascendental. Fue campeón de la Copa Libertadores en aquel equipo que tenía a los jóvenes Ariel Ortega, Hernán Crespo y Marcelo Gallardo y a los ya experimentados Leonardo Astrada y Enzo Francescoli, con la presencia estelar de Ramón Díaz en el banco.

Bonano no fue titular en esa copa, donde atajó Germán Burgos, pero sí atajó en la final de la Intercontinental, que fue derrota ante la Juventus de Zinedine Zidane y Alessandro Del Piero. Aquel duelo estuvo marcado por rumores posteriores que indicaban casos de doping entre los jugadores del conjunto italiano.

"Tito" ganó cinco títulos locales con y una Supercopa con el equipo de Núñez en tan sólo cinco años y tiene un récord que lo ubica en un lugar histórico en la institución. En medio de un duelo personal con José Luis Félix Chilavert, el 1 de agosto del 2000 se transformó en el único arquero de la historia de River en hacer un gol.

En un duelo de fase de grupos de la Copa Mercosur, entre el equipo que dirigía Américo Rubén Gallego y Vélez, el arquero paraguayo le convirtió un gol de penal que significó el empate y se lo gritó prácticamente en la cara. En la segunda mitad, el Millonario tuvo su penal y Bonano, que nunca había pateado y que según afirmó "no lo hubiese pateado sino hubiese estado en frente Chilavert", le pidió la pelota a Juan Pablo Ángel, remató de manera imperfecta pero convirtió y le dio el triunfo a su equipo. Ningún otro guardametas en la era profesional convirtió un tanto con la camiseta del equipo de Núñez.

Su experiencia en Europa

En el año 2001, Bonano partió hacia Barcelona donde compartiría equipo Juan Román Riquelme y Juan Pablo Sorín, ex compañero en River. En dos años atajó 74 partidos y recibió 76 goles. Los hinchas del equipo catalán no tienen el mejor de los recuerdos. De hecho, fue incluido en algunas encuestas entre los peores refuerzos del club, aunque es cierto que cae en la baraja de una mala época general del conjunto culé, y de malas experiencias con la compra de arqueros.

En 2002, mientras estaba en España, fue convocado por Marcelo Bielsa para jugar con la Selección Argentina el Mundial de Corea y Japón del 2002. La compulsa era muy pareja con los otros dos arqueros de la lista, Pablo Cavallero y Germán el "Mono" Burgos. Finalmente fue Cavallero el titular y no tuvo buenos rendimientos en la peor actuación argentina de la historia de las Copas del Mundo.

Cuando partió de River, Bonano aterrizó en Barcelona

El final de su carrera y su nuevo rol

¨Tito" no volvió a Argentina como futbolista. Se retiró en España, tras pasar siete años entre Barcelona, Murcia y Alavés, donde finalizó su carrera. Empezó una nueva etapa como entrenador de arqueros también en el Viejo Continente, ya que trabajó en las selecciones tanto masculina como femenina de Cataluña y hasta dirigió al combinado catalán de fútbol playa.

Sin embargo, no tardó demasiado en volver al país. En el 2011 se sumó al cuerpo de Eduardo "Toto" Berizzo, quien había sido su rival primero, con la camiseta de Newell’s, su compañero luego en River, y su adversario nuevamente en varios equipos españoles.

Lo acompañó en sus inicios en Estudiantes, en O’Higgins de Chile donde fueron campeones, en Atlethic de Bilbao y Sevilla y actualmente en la Selección de Paraguay, siempre como entrenador de arqueros.

Temas relacionados