¿Qué pasó con Ezequiel Garay?: el jugador argentino que fue subcampeón del mundo triunfa en este negocio

¿Qué pasó con Ezequiel Garay?: el jugador argentino que fue subcampeón del mundo triunfa en este negocio
El defensor ex Real Madrid fue una pieza clave de la Selección Argentina en el Mundial de Brasil 2014, pero su carrera terminó muy pronto
Por Juan Minotti
03.10.2021 19.26hs Actualidad

La vida y la carrera de los jugadores de fútbol es llamativamente corta, más allá de que para la mayoría de ellos, durante los últimos años, se haya extendido el tiempo durante el cual pueden jugar profesionalmente. Los que llegan a la elite consiguen un resto para sustentarse posteriormente buena parte de su vida. Sin embargo, no dejar de ser duro para una persona de 35 o 40 años reestructurar para siempre su vida y dejar de hacer lo que hizo siempre.

Ezequiel Garay fue uno de los mejores defensores que se puso la camiseta de la Selección Argentina en este siglo y tuvo logros sumamente destacados con el conjunto nacional. Fue campeón en el fútbol argentino, jugó para el Real Madrid y fue referente de otros tres clubes importantes, pero dejó todo a la temprana edad de 34 años para dedicarse a algo completamente distinto.

Sus inicios en Newell’s y la sub 20

Tuvo el placer de debutar en Primera División nada menos que en un plantel campeón y uno de los memorables. Era muy chico, sólo tenía 18 años y jugó un solo partido en aquel campeonato, pero formó parte del Newell’s campeón del 2004, que contó con jugadores como Sebastián Domínguez, Fernando Belluschi, Ariel Ortega e Ignacio Scocco, entre otros.

En su segundo año en la Lepra tuvo mayor participación con 12 partidos y su primer gol, pero, de todas maneras su paso por el fútbol argentino sería bastante fugaz, porque rápidamente saltaría a Europa. En el medio, en ese segundo año, fue convocado para jugar el Mundial sub 20 de Holanda, en el que junto con Lionel Messi, Sergio Agüero y Lucas Biglia, entre otros, fue campeón.

Ezequiel Garay dejó el fútbol en 2019

Salto a Europa y consolidación en España

Con 20 años y sólo 13 encuentros en Primera, Garay fue un exponente importante de un fenómeno característico de los 2000: jugadores que fueron detectados muy rápido por clubes del exterior y que hicieron una carrera casi entera en otro país. En 2006 pasó al Racing de Santander y se afirmó de manera sorprendente en España: en su segunda temporada jugó 31 partidos e hizo 10 goles.

Se encargó de la ejecución de los penales, lo que le permitió convertir siete tantos y durante esa temporada fue el defensor más goleador de Europa. Jugó allí cuatro campeonatos hasta que, finalmente, en la temporada 2008/2009 lo compró el Real Madrid, pero lo dejó un año más a préstamo en Santander.

Antes de dar el paso a la Casa Blanca, consiguió otro gran logro con Argentina. Fue parte del plantel que consiguió la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, también con Messi y Agüero de compañeros pero también con Juan Román Riquelme y Javier Mascherano.

Llegó al Merengue un año después junto con figuras extraordinarias: en ese mismo mercado, incorporaron a Kaká, Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Xabi Alonso. Fue una de las últimas temporadas en las que el conjunto de la capital española rompió el mercado de pases mundial. Entre tantas estrellas inigualables las cosas no le fueron tan sencillas. En dos años en el club jugó lo que en Racing de Santander jugaba en un sólo campeonato, 31 partidos, donde sólo hizo un gol.

La Selección Argentina, su mejor momento futbolístico

Tras su paso por el Real Madrid desembarcó primero en el Benfica y después en el Zenit y en ambos equipos fue fundamental. Pero uno de sus mejores momentos futbolísticos fue con la camiseta argentina. Ya había jugado antes algunos encuentros, pero se afianzó de la mano de Alejandro Sabella. Disputó 9 encuentros de Eliminatorias y tras la clasificación fue convocado para Brasil 2014.

Ezequiel Garay
Ezequiel Garay se retiró del fútbol profesional y empezó a recorrer otro camino

En aquel Mundial fue una pieza absolutamente esencial del equipo que llegó a la final. Le cambiaron a su compañero de zaga, que primero fue Federico Fernández y luego Martín Demichelis, le cambiaron el sistema de cinco a cuatro defensores, pero él jugó los siete partidos y mostró uno de los niveles más altos de todo el plantel, incluso en la derrota de la final con Alemania.

A partir del 2015 decidió, por motivos personales, no jugar para Argentina. Se lo comunicó al cuerpo técnico de Gerardo Martino y un par de años más tarde rechazó una convocatoria por parte de Jorge Sampaoli.

El fin de su carrera y un nuevo rumbo

En 2019, en medio de un contrapunto con la dirigencia, finalizó su vínculo con el Valencia, donde era un jugador importante. Quedó libre y muchos clubes importantes del mundo quisieron contar con él, entre otros el Liverpool. Pero pasó un tiempo sin jugar hasta que en 2021 anunció su retiro a los 34 años. Comunicó públicamente que hace años padecía un cuadro clínico de coxartrosis izquierda que le generaba dolores insoportables que le impedían hasta caminar.

A diferencia de muchos colegas, cambió de rumbo y encontró rápidamente otra actividad que lo apasiona en la cual ocuparse. Con el fútbol ya en el pasado, se convirtió en promotor de viviendas de lujo y a pocos meses de haber dejado de jugar ya había recaudado €7.500.000, como consecuencia de la venta de 15 casas de aproximadamente € 500.000 en Valencia.

"Todos tenemos sueños en la vida y yo tenía uno que hoy puedo decir que se ha cumplido" afirmó el ex defensor que ya tiene una nueva vida tras la construcción del complejo Gargor Luxury State.