03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Eduardo Costantini compró una obra de Frida Kahlo por esta cifra millonaria récord

Eduardo Costantini compró una obra de Frida Kahlo por esta cifra millonaria récord
De apenas 30 centímetros de alto y 22,4 de ancho, es un autorretrato en primer plano pintado en 1949 por la famosa artista mexicana
Por iProfesional
17.11.2021 08.30hs Actualidad

El empresario Eduardo Costantini pagó 35 millones de dólares por una obra de Frida Kahlo que fue subastada en los Estados Unidos.

Se trata del autorretrato "Diego y yo", que marcó este martes un precio récord para una obra de un artista latinoamericano en subasta, al venderse en la ciudad estadounidense de New York por 34,9 millones de dólares, cuadruplicando además el anterior máximo histórico de la propia pintora mexicana de 8 millones de dólares logrado en 2016.

A última hora de este martes Sotheby’s, la casa de subastas fundada en Reino Unido pero que hoy tiene su sede central en New York, informó a través de sus redes sociales que el empresario argentino y fundador del MALBA se quedó con la obra: "‘Diego y yo’ de Frida Kahlo fue adquirida por la Colección Eduardo F. Costantini, un coleccionista de renombre con un compromiso de larga data de apoyar el arte y los artistas latinoamericanos, y fundador del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires". 

La obra, de apenas 30 centímetros de alto y 22,4 de ancho, es un autorretrato en primer plano de Kahlo pintado en 1949 por la artista mexicana antes de su muerte. En la pintura se puede leer una dedicatoria a unos amigos de ella: "Para Florence y Sam con el cariño de Frida".

La pieza, vendida por última vez hace tres décadas, simboliza la tumultuosa relación entre Kahlo y Diego Rivera, que aparece dibujado sobre la frente de la mexicana y que a su vez tiene un tercer ojo, un elemento con el que trata de representar la continua presencia de su marido en su mente. A la vez la artista expresa un gesto de sufrimiento con unas lágrima que caen por su cara.

"Diego y yo" ya había hecho historia la última vez que salió a subasta, en 1990, al venderse por 1,4 millones de dólares, lo que supuso la primera vez que se superó en una puja el millón de dólares por una obra de un artista latinoamericano. La subasta de este martes rompió el récord de "Los Rivales", una obra de 1932 de Rivera que en mayo de 2018 la casa Christie’s la vendió por 9,8 millones de dólares. "El precio alcanzado esta noche sitúa a Frida Kahlo en el centro de la escena junto con los grandes titanes de la historia del arte, y como uno de los artistas más codiciados del mercado actual", subrayó Sotheby’s en un comunicado al finalizar la puja. 

Eduardo Costantini es el fundador del MALBA.
Eduardo Costantini es el fundador del MALBA.

Predilección por Kahlo

Antes de la venta, la casa de subastas ya estimaba que se vendería por entre 30 y 50 millones de dólares, no solo por el nivel artístico del cuadro, sino también por el momento de la venta, cuando las obras de mujeres artistas del siglo XX se están revalorizando, y cuando se está mostrando un profundo interés hacia artistas latinoamericanos surrealistas. "Es una combinación de factores, es como la tormenta perfecta", dijo a Efe la directora de Arte Latinoamericano de Sotheby’s, Anna Di Stasi.

Costantini había adquirido en 2016 "Baile en Tehuantepec", una pintura de Diego Rivera por la que pagó 15,7 millones de dólares, y a la cual definió como "la obra más importante" que compró "a posteriori del nacimiento del Malba". "Esa obra no aparece nunca más. Cuando aparecen esas obras superlativas, yo estoy, o sea por ahí la pierdo digamos, pero estoy totalmente dispuesto a comprarla", manifestó el empresario.

Con respecto a Kahlo, Costantini explicó que "fue una artista que no solamente su vida personal es dramática, sino que su biografía la hace a través de la pintura y eso es único. Sus autorretratos, todo, ya de por sí tienen un sello, una creatividad enorme. Además de ser un artista técnicamente excelente, el carisma que pone en la tela, no es una cosa mecánica y a su vez cuenta la historia de ella con el dramatismo que todos conocemos. Está todo a flor de piel".