iProfesional

Auge de los alquileres temporales: por qué son una opción que crece en tiempo de crisis inmobiliaria

Ante el regreso del turismo , alquilar temporalmente el departamento puede ser una alternativa para quienes cuentan con un inmueble desocupado en la Ciudad
Por Andrés Iglesias
19/12/2021 - 09,00hs
Auge de los alquileres temporales: por qué son una opción que crece en tiempo de crisis inmobiliaria

La Ley de Alquileres propició un escenario complejo para el sector inmobiliario, que hizo que incluso desde el Gobierno se planteara días atrás una modificación de la misma. Es que, según sostienen los especialistas, la norma perjudica tanto al propietario como al inquilino.

Debido a una caída en la rentabilidad para los dueños de los inmuebles, la oferta se redujo drásticamente en los últimos meses, complicando aún más la búsqueda de quienes tienen que alquilar.

Ante este escenario, muchos propietarios retiraron sus unidades para alquiler y decidieron ponerlas en venta. Pero, debido a la situación económica que atraviesa el país, la realidad también indica que no se concretan muchas operaciones de este tipo.

Es así que una opción cobró fuerza en el último tiempo: los alquileres temporarios se convirtieron en una alternativa más rentable para los propietarios, que además sellan contratos "más cortos" y "previsibles" que en los alquileres tradicionales.

Hay, explican especialistas, dos variantes dentro de los "temporales": aquellos que son "por días o por una semana", más vinculados al turismo; y los que duran tres meses, que solía considerarse más para estudiantes pero que –debido a la incertidumbre que reina en el sector- se fue ampliando a todo tipo de inquilinos en los últimos meses.

Opción en auge

Muchos propietarios decidieron sacar sus departamentos de alquiler y ponerlos a la venta
Muchos propietarios decidieron sacar sus departamentos de alquiler y ponerlos a la venta

"El mercado de alquileres temporarios cambió mucho en relación a lo que era previo a la pandemia", explicó a iProfesional Juan Pablo Moretti, de la inmobiliaria AT Buenos Aires, quien agregó: "Hay dos tipos de alquileres temporarios: los que son por día o por semana, que es más vinculado al turismo; y los que son un tiempo más prolongado, que es el que hacemos nosotros, que puede asociarse más a un turismo estudiantil (cuando venían estudiantes de otros países a estudiar a Buenos Aires, por ejemplo, alquilaban así). En cuanto a los alquileres temporarios a tiempo prolongado, la ley permite hacer contratos de hasta tres meses, con posibilidades de ir renovando. En algunos casos, hay gente que se queda un año o más en el departamento, van haciendo renovaciones".

"En la pospandemia, con la Ley de Alquileres, muchos propietarios vieron las ganancias muy acotadas, y muchos optaron por sacar sus departamentos del alquiler tradicional y ponerlos en venta, o pasar para este alquiler temporario", remarcó Moretti, quien sostuvo que "el mercado se quedó sin unidades para el alquiler tradicional". "Entonces, el argentino que buscaba el alquiler tradicional, se tuvo que volcar a este alquiler temporario", subrayó.

Así es que, según destaca el especialista, actualmente muchos argentinos que, al no encontrar opciones en los alquileres tradicionales, se vuelcan a este tipo de operación. "Para el propietario es más rentable que un alquiler tradicional. Aunque la rentabilidad del alquiler temporario también se achicó en los últimos meses, porque hubo más oferta. Pero tiene otras aristas interesantes para el propietario, como que cada tres meses se puede aumentar el valor. Se convirtió en una alternativa que, si se quiere, favorece a los dos lados", cerró Moretti.

Alquiler "turístico"

El alquiler
El alquiler "por día" destinado al turismo, se impone como una opción

La alternativa de alquilar los departamentos "por día", generalmente con fines turísticos, también creció mucho en los últimos meses luego de que las aperturas en la salida de la pandemia provocaran un crecimiento en la movilidad en todo el país.

Y, de la mano de un crecimiento en la demanda, también se observó un incremento en la oferta de inmuebles. Es que, según explican desde la plataforma digital Alohar, "una propiedad alquilada de manera temporal genera hasta un 500% más de utilidad" que un alquiler convencional.

A modo de ejemplo, por un departamento de dos dormitorios en Palermo se pide unos $7.000 la noche, cifra que puede ascender hasta $11.000 para uno que cuenta con amenities y pileta (en este caso, cabe aclarar, es el propietario quien paga las expensas y los servicios). Un alquiler tradicional de un inmueble de similar ubicación y comodidades, sale unos $46.000 al mes.

"La oferta de este tipo de alquileres creció en todo el país, no solo en Buenos Aires. La Ley de Alquileres complicó mucho a los inquilinos, pero principalmente al propietario, con una extensión de tres años que resulta muy larga, con una actualización nadie terminaba de entender muy bien", explicó a iProfesional Juan Ignacio Collar López, co-fundador de Alohar, la plataforma que ofrece alquileres temporales en todo el país.

"Es en ese escenario, que se da la oportunidad de alquilarlo de manera temporal, que se puede cobrar otro precio y se tiene disponibilidad del inmueble: porque el propietario lo alquila cuando quiere. De alguna manera, en ese caso apareció una oportunidad y en nuestra plataforma se vio que muchos propietarios fueron mutando hacia un modelo de arrendamiento más temporal", agregó Collar López, quien destacó: "El propietario vio que tenía una renta mayor, además de la disponibilidad, y un desgaste menor de su inmueble porque tiene control del departamento. Entonces, vimos que se incrementó la oferta de departamentos".

Al referirse a la rentabilidad que otorga para el propietario este tipo de alquileres, Collar López sostuvo: "Ahora que se abrió el turismo y las fronteras, principalmente, los principales puntos turísticos están fuertes. Para el verano ya hay poca disponibilidad. Y en cuanto a la renta, el propietario que lo alquila con fines turísticos ve que, en un fin de semana largo por ejemplo, los valores de alquiler pueden ser otros. Da la posibilidad de que, cuando tenés un contrato de este tipo, adecuarlo a la temporada: por ejemplo, en enero en Mar del Plata, el valor lo pone el dueño y puede aumentarlo si crece la demanda. Eso en un alquiler a tres años, se hace un poco más difícil. El propietario ve que el dinero que ganaba en dos meses, ahora la gana en quince días".

Palermo, San Telmo, el centro porteño y Recoleta, son los barrios más demandados en la Ciudad de Buenos Aires según destacan desde Alohar. "En cuanto a los tamaños, hay desde monoambientes que son más económicos, hasta semipisos o pisos, que van de la mano de lo que quiera invertir el huésped", aseguró Collar López.

Temas relacionados