iProfesional

Dejó Argentina y triunfa como cineasta en Nueva York: "No es fácil, tenés que empezar de muy abajo"

Federico Rabinovich es director de cine y vive en la Gran Manzana, donde lleva realizados tres cortos reconocidos en distintos festivales internacionales
Por Rocío Bravo
02/01/2022 - 19:13hs
Dejó Argentina y triunfa como cineasta en Nueva York: "No es fácil, tenés que empezar de muy abajo"

Federico estudió publicidad en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) y se dedicó a realizar las campañas audiovisuales de diferentes marcas de moda como Natalia Antolin, Complot, Tramado, Allo Martinez, Evangelina Bomparola y Lee Jeans, entre otras. También trabajó con Mercado Libre, realizando la primera campaña de moda de la empresa de Galperín.

"Me fui de Argentina en enero de 2020", cuenta el director a iProfesional. En los años anteriores ya estaba pasando mucho tiempo fuera del país filmando comerciales en México y otros países para marcas de moda principalmente. "Luego de una década de hacer comerciales para empresas de moda quería explorar el lado más artístico del cine", dice. "Vine a hacer un programa de cine en el New York Film Academy y a partir de ahí empecé a lanzar mis propios cortos de cine como productor y director independiente".

Federico lleva lanzados tres cortos: "The last day", "Impossible to clean", con el que ganó diversos premios como mejor director y mejor guión, y "Who is Linda?", un corto que trata sobre un joven que tiene OCD (trastorno obsesivo compulsivo) en pandemia y fue filmado en plena cuarentena en la ciudad de Nueva York. Es su primer cortometraje escrito, dirigido y editado por él, y está participando en varios festivales internacionales.

Federico Rabinovich dejó Argentina en 2020
Federico Rabinovich dejó Argentina en 2020

Llegar a la gran manzana

"Siempre soñé con vivir en New York", expresa Rabinovich. "Es una ciudad donde convive gente de todo el mundo, donde muchas costumbres distintas se unen, es como vivir en muchas ciudades a la vez y es una ciudad donde el cine se está moviendo mucho".

El joven llegó para hacer un programa de cine inicialmente y en paralelo siguió haciendo campañas en Argentina y otros países con equipos remotos. "El programa me ayudó a conocer actores, escritores y editores con los que fui trabajando en conjunto en mis primeras producciones", cuenta. "Fueron meses muy intensos por el hecho de trabajar y estudiar a la vez".

Federico estudió publicidad en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE)
Federico estudió publicidad en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE)

Pero no todo es color de rosas en la gran manzana. "No es fácil conseguir que te contraten si no tenes experiencia en el mercado local", dice. "Tenés que empezar de muy abajo, trabajar como asistente en producciones. New York es una ciudad muy difícil, pero que también te abre muchas puertas. Conocí a mentores y a otros actores que también estaban empezando y como yo estaban dispuestos a trabajar por poco para llevar a la realidad historias que los enamoren".

En cuanto a cómo es ser director en otro país, Federico cuenta que el trabajo es similar. "Cambia mucho la cultura, ya dirigir en inglés es un desafío por sí mismo. En español tenemos tantas palabras para describir un sentimiento y en inglés a veces hay solo una. Pero una vez que te ponés el chip, el resto es pura química, algo que sucede en cualquier parte del mundo", asegura.

"Como argentinos estamos acostumbrados a luchar, sabemos que nada es tan fácil, pero también a no darnos por vencidos", manifiesta Rabinovich. "También, como venimos de un lugar donde el arte no paga bien en general, estamos acostumbrados a trabajar con poco presupuesto y a usar la creatividad para que el trabajo final sea excelente mas allá de los recursos invertidos. Somos muy ingeniosos", destaca.

Federico lleva lanzados tres cortos
Federico lleva lanzados tres cortos

Empezar de cero

Según Federico, emigrar es empezar de cero. "Nadie te conoce", dice. "Tenes que hacer amigos de nuevo, generar una reputación en el mercado laboral, aprender los códigos de trabajo del mercado local. Peor, por otro lado, la economía americana es un monstruo que no para de crecer, hay muchas oportunidades si estás dispuesto a trabajar fuerte y el arte se valora más que en otros lugares".

El director extraña Argentina todos los días. "La familia, los amigos, los asados, las golosinas", enumera. "Es un país espectacular y estoy agradecido de haber nacido allá, pero por ahora estoy muy contento en New York y con muchas ganas de hacer más películas acá y dejar el nombre de nuestro país y nuestro talento en alto", concluye.