iProfesional

Muere en prisión Robert Durst, millonario acusado de varios homicidios por un desliz de HBO

El heredero de una fortuna inmobiliaria estaba cumpliendo una cadena perpetua en el Centro de Atención Médica de California, en Estados Unidos
Por iProfesional
10/01/2022 - 21,22hs
Muere en prisión Robert Durst, millonario acusado de varios homicidios por un desliz de HBO

El millonario estadounidense Robert Durst murió este lunes a los 78 años tan solo tres meses después de que un tribunal de Los Ángeles lo condenara a cadena perpetua por el asesinato de la escritora Susan Berman de un disparo a la cabeza en el año 2000.

Heredero de una fortuna inmobiliaria, fue sospechoso de tres asesinatos y se convirtió en fugitivo. Declarado culpable en septiembre y condenado a cadena perpetua, siempre dijo que no sabía lo que le había ocurrido, salvo en un desliz en la serie documental de HBO The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst, donde aparentemente se inculpó y cuya emisión desencadenó el juicio.

El abogado de Durst, quien también había sido acusado por el homicidio de su esposa Kathleen Durst, ocurrido en 1982, confirmó la muerte de su cliente en el Hospital General de San Joaquín. El defensor señaló que Robert tenía problemas médicos que se agravaron a causa de su contagio de Covid-19.

"Se debió a causas naturales" debido a sus muchos problemas médicos, dijo el vocero a ABC News. Y es que aunado al contagio, por el que se encontraba conectado a un respirador, Durst había estado luchando ya contra un cáncer de vejiga.

Culpado de asesinato

El abogado de Durst confirmó la muerte de su cliente

En septiembre, un juzgado de Los Ángeles declaró a Robert Durst culpable de un delito de asesinato por acabar con la vida de su mejor amiga y asistente, la escritora Susan Berman, fallecida en 2000 de un disparo en la cabeza.

Fue acusado en 2015 por la fiscalía de Los Ángeles, de un cargo que llevó a su detención y tras el que se produjo otro juicio donde fue condenado a siete años de prisión por posesión ilegal de armas mientras aguardaba el veredicto por el asesinato de la escritora.

Según el dictamen anunciado por el jurado, Durst mató a Berman en su casa de Los Ángeles porque esta había sido testigo de otro crimen, supuestamente cometido por él.

Los otros dos crímenes

Su esposa desapareció sin dejar rastro en 1982

Ese otro crimen es el de la esposa de Durst, Kathleen McCormack, que desapareció sin dejar rastro en 1982 tras manifestar su deseo de divorciarse de Durst fue declarada legalmente muerta.

El caso quedó sin resolver hasta que Durst tuvo un descuido en un documental sobre su vida, producida por HBO, en el cual dijo ser el culpable de esos crímenes sin percatarse que tenía el micrófono abierto. El audio quedó registrado por accidente, aseguró la productora. Este hecho desencadenó que la fiscalía de Los Ángeles decidiera reabrir el caso de Berman.

Durst quedó absuelto del asesinato de su vecino porque descubrió su identidad cuando era fugitivo de la justicia en Galveston (Texas), justo después del homicidio de Berman. El empresario fue absuelto del crimen en 2003, tras testificar que le disparó en defensa propia, posteriormente lo descuartizó y lanzó su cuerpo al mar. Se justificó ante su temor de que las autoridades no creyeran que el disparo había sido fortuito.

Temas relacionados