iProfesional

Tomarse un café en Buenos Aires, un lujo: en algunas cadenas ya se acerca a los $800

Por las restricciones del Gobierno, el café puede escasear en unas semanas Detalle de precios para tomarse el clásico "cortado" en las cafeterías porteñas
Por Andrés Iglesias
11/07/2022 - 15:40hs
Tomarse un café en Buenos Aires, un lujo: en algunas cadenas ya se acerca a los $800

El sector del café atraviesa una "tormenta perfecta". Es que a la suba de las cotizaciones internacionales del commodity de los últimos meses, se le sumaron las restricciones para importar el insumo por parte del Gobierno que podrían generar desabastecimiento en un futuro cercano.

En ese contexto, tomarse un café en Buenos Aires se convirtió en un lujo no apto para cualquier bolsillo. Es que, dependiendo de la variedad, puede valer más de $600 en las principales cadenas. En algunos casos, se registraron aumentos cercanos al 25% en los últimos dos meses e incluso empresarios del sector destacan que las subas se hacen "quirúrgicamente" para evitar que las ventas caigan.

El último golpe se dio hace unas semanas. Como parte de las medidas del Banco Central para frenar la salida de reservas, a los fabricantes de café se les redujo el cupo de importación. Al tratarse de un insumo que es íntegramente importado, esto encendió las alarmas entre las empresas que comercializan el producto en el país.

Esto se dio en un contexto en el que la cotización internacional del commoditie se disparó el 190% con respecto al año pasado, producto de complicaciones en las cosechas por cuestiones climáticas tanto en Brasil como en Colombia, principales proveedores del café para Argentina.

Estos factores, lógicamente, se trasladan a los precios que los consumidores pagan por el producto. Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) en mayo el café molido subió 6,7% mensual, ubicándose por encima del promedio general de inflación (5,1%). En términos interanuales, este producto trepó 128 por ciento.

Las cafeterías advierten que puede haber desabastecimiento en las próximas semanas
Las cafeterías advierten que puede haber desabastecimiento en las próximas semanas

Tomarse un café puede costar hasta casi $800

En ese escenario, tomarse un café en una de las tantas cafeterías que hay en la Ciudad de Buenos Aires se convierte en un hábito cada vez más costoso.

  • Por ejemplo, en Starbucks, el café del día con leche cuesta $520 (el grande, de 437ml); mientras que el capuccino grande sale $580 y el mocha, $630.
  • En otras reconocidas cadenas de cafetería, en tanto, la lágrima (350ml), cuesta $557; un latte entre $490 y $557, un capuccino $680 y un mocha, $770.
  • Por su parte, en una "cafetería de especialidad", un café con leche (350ml), cuesta $340; mientras que una lágrima o un capuccino (235ml), salen $290.
  • En otro local "de autor", un latte "30ml café, 150ml de leche", cuesta $360; y un cappuccino $380 (30ml de café, 150ml de leche y 20ml espuma de leche).

Así es que, por ejemplo, si una persona toma dos veces por semana un café con leche en Starbucks, gastará $4.160 al mes sólo en esta bebida. La ecuación, claramente, puede variar si se le agrega algo para comer y, también, dependiendo el tamaño y el tipo de café que se consuma.

También dependerá del lugar en el que lo haga. Es que, tal como afirmó días atrás Marcelo Salas, socio y director de la cadena Café Martínez, hay distintos precios dependiendo de las zonas. "Hay aumentos puntuales que se hacen quirúrgicamente para evitar que caigan las ventas y acomodarse a las posibilidades reales de la gente. Claramente, la economía argentina no está manejada por quienes la practican", sostuvo el empresario en declaraciones radiales.

Los precios de un café, según la variedad, pueden superar los $700
Los precios de un café, según la variedad, pueden superar los $600

"Tener que empezar a pagar las importaciones al valor del dólar financiero sería tristísimo, porque deberíamos llevar el producto al doble de lo que está hoy, que ya es caro. Hoy ya es difícil para mucha gente acceder a un café o un desayuno, y esto es una pena porque mucha gente en épocas como esta reemplaza algo para comer en la cafetería porque no lo alcanza para el almuerzo", remarcó.

Café, peligro de desabastecimiento y negociaciones

En este contexto, los empresarios del sector negocian con representantes del Gobierno para facilitar el ingreso de café al país. Uno de quienes mantiene conversaciones con las autoridades es Martín Cabrales, quien sostuvo que junto al ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, están "resolviendo de qué forma se destraba este problema coyuntural que lleva un tiempo y que va a seguir".

Al respecto, Pesce hizo mención a esta problemática y en declaraciones radiales sostuvo que el caso del café, "tiene una estacionalidad muy marcada". Además, sostuvo que se limitó el pedido de financiamiento a 60 días y que para los casos de envíos en tránsito se estuvo "trabajando con las empresas y analizando opciones para resolver casos particulares".

"Producir y exportar es muy difícil y requiere un gran esfuerzo. Pero con el diálogo hemos logrado ir acomodando la situación como para que los casos particulares como el del café y los fertilizantes puedan atravesar la situación", concluyó el titular del Banco Central.

Temas relacionados