iProfesional

Otra vez escasean las cápsulas de café Nespresso por cepo al dólar y a importaciones

Distintas variedades de Nespresso no están disponibles para clientes corporativos y se vende una cantidad con tope. Pronóstico de desabastecimiento de café
Por Patricio Eleisegui
08/07/2022 - 06:55hs
Otra vez escasean las cápsulas de café Nespresso por cepo al dólar y a importaciones

La novela de los faltantes vuelve a sumar el capítulo del café y se renueva el ciclo de la incertidumbre en torno a la disponibilidad de algunas de las marcas y productos más demandados. A poco más de un año de haber sufrido una escasez pronunciada en términos de cápsulas y máquinas, Nespresso vuelve a transitar la senda de la ausencia de variedades o, en otros casos, la necesidad de imponer cupos a la venta para no caer en un desabastecimiento total de su cartera de clientes.

Las complicaciones cobran forma en momentos en que el sector de las cafeterías anticipa que, con este nivel de trabas a los importados, en menos de un mes y medio habrá un desabastecimiento grave de café.

Desde el ámbito de la comercialización, fuentes consultadas por iProfesional comentaron que Nespresso ya no dispone de algunas de sus variedades más demandadas. Y que sólo vende "con cupo" las capsulas de las alternativas aún disponibles. "Intenso y Leggero ya no se consiguen", reconocieron las voces interpeladas.

En cambio, la empresa continúa ofreciendo para el ámbito corporativo capsulas de variedades como Brazil, Caramel, Guatemala, India, Ristretto, Vainilla o Finezzo. Eso sí, de estas opciones se están entregando productos con un tope de hasta 4 cajas por cliente.

Nespresso ya padeció faltantes de capsulas en 2021.
Nespresso ya padeció faltantes de capsulas en 2021.

Nespresso y los faltantes que se repiten

Los faltantes actuales hacen eco con los atravesados por la compañía entre marzo y abril del año pasado, cuando la mayoría de sus variedades de café comenzó a no estar disponible e, incluso, también se vio acotada la disponibilidad de máquinas.

Ese aspecto no ha cambiado más allá del tiempo transcurrido. Previo a la pandemia, reconocieron en su momento agentes de venta de Nespresso, la compañía ofrecía 7 modelos en la Argentina.

Hoy por hoy, la empresa sólo mantiene una oferta de 4: Essenza Mini, Atelier, Gran Lattissima y Creatista Plus. Lo particular es que en el apartado de "Asistencia para tu máquina", la firma exhibe 23 modelos para los cuales aporta detalles de uso y mantenimiento. Semejante variedad habla de la cantidad de alternativas posibles aunque no vigentes para los clientes de la marca en nuestro país.

Como expuso iProfesional en abril pasado, si bien el sector cafetero empezó a sufrir ciertas complicaciones desde que empezó la pandemia, con la escasez de esta materia prima en el mundo y que su precio se duplicó en los últimos meses, para los pequeños y medianos empresarios argentinos el "golpe de gracia" lo ha estado dando el mayor cepo a las importaciones.

De hecho, una de las medidas del Gobierno que más está afectando al rubro es el requisito oficial de ampliar el plazo de pago a los proveedores mundiales de café a 180 días.

"Para un proveedor del exterior es complicado que se le diga que debe esperar medio año para cobrar sus ventas, encima desde Argentina, con toda su volatilidad. Son condiciones difíciles, sobre todo cuando antes recibían sus dólares en un plazo de entre 30 a 60 días", explicó a este medio Marcelo Salas, socio director de Café Martínez.

Café Martínez es otra de las compañías complicadas por las trabas a los importados.
Café Martínez es otra de las compañías complicadas por las trabas a los importados.

Trabas a la importación: en 45 días no habría café en algunas cadenas

Justamente, Salas sacudió la escena mediática esta semana al declarar que la cadena tiene "stock de café para 30 o 45 días". El ejecutivo afirmó que "si la situación se mantiene y no podemos abastecer a los locales, la facturación caería un 45 por ciento".

Para luego advertir que "tener que empezar a pagar las importaciones al valor del dólar financiero sería tristísimo, porque deberíamos llevar el producto al doble de lo que está hoy, que ya es caro".

"Hoy ya es difícil para mucha gente acceder a un café o un desayuno, y esto es una pena porque mucha gente en épocas como esta reemplaza algo para comer en la cafetería porque no lo alcanza para el almuerzo", completó. A raíz del contexto, Café Martínez redujo sus exportaciones a Uruguay y Paraguay, y desistió por ahora de concretar su planificado desembarco en los supermercados de Chile.