Sindicatos docentes rechazaron el ajuste de Massa en Educación: ¿habrá medidas de fuerza?

Se trata de un recorte de 50.000 millones, que afecta a los programas de infraestructura y equipamiento, fortalecimiento edilicio y Conectar Igualdad
Por Alejandro Di Biasi
23/08/2022 - 18,25hs
Sindicatos docentes rechazaron el ajuste de Massa en Educación: ¿habrá medidas de fuerza?

Los principales gremios docentes salieron a rechazar las modificaciones de presupuesto en el área educativa anunciadas por el ministro de Economía, Sergio Massa. Mientras la Confederación de los Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) calificó la medida como un "ajuste que significa un retroceso en el paulatino mejoramiento de la educación pública que se empezó a revertir en este último año", la Unión Docentes Argentinos (UDA) declaró el estado de alerta y movilización, señalando que "se trata de un verdadero tijeretazo en la inversión educativa; un doloroso estiletazo al presente y futuro del país que habita en cada niño, niña y adolescente".

Según voceros de CTERA, se convocará a una reunión donde se podría decidir un nuevo cese de actividades, tal como ocurrió hace algunos días en reclamo de la reapertura de la paritaria nacional docente, entre otras demandas.

En tanto, desde UDA indicaron que se trata de "un recorte de 50.000 millones, que afecta a los programas de infraestructura y equipamiento, fortalecimiento edilicio de jardines infantiles, y Conectar Igualdad (que prácticamente quedará paralizado el resto del año". Y agregaron que la decisión de Massa "perfora nuevamente la inversión que ordena la Ley de Financiamiento (6% del PBI)".

UDA declara el estado de alerta

Ante esta situación, el gremio que lidera Sergio Romero anunció que la comisión directiva nacional dispuso el estado de alerta y se declaró "en sesión permanente en defensa de la educación pública". Dicho en otras palabras: podrían decidir medidas de fuerza cuando lo crean conveniente.

Asimismo, afirmó que "con una pandemia de por medio y recortes en gestiones anteriores, esta notable reducción presupuestaria deviene inexorablemente en una profundización de la crisis del sistema educativo a lo largo y ancho del país". Romero ya venía planteando la necesidad de un plan educativo que permita "la reinserción de miles de chicos y chicas a las aulas, como un programa para mejorar la infraestructura edilicia que "está seriamente afectada", según contó.

Desde CTERA, en tanto, apuntaron: "Entendemos que en estos momentos tan difíciles para la comunidad educativa, la educación debe ser prioritaria y se debe fortalecer con más recursos, con más inversión" y recordaron que se repiten los recortes aplicados durante el gobierno de Mauricio Macri.

Los principales gremios docentes rechazan las modificaciones del presupuesto educativo anunciadas por Massa

Enumeraron que "hubo desfinanciamiento, caída del salario, cierre de la Paritaria Nacional Docente, reducción del Presupuesto, cierre de Programas, deterioro en los establecimientos educativos, nula construcción de edificios escolares, desarticulación del Programa Conectar Igualdad, entre otras medidas".

CTERA viene de un paro nacional por suba salarial

El 10 de agosto pasado, CTERA realizó una jornada nacional de protesta con paros y movilizaciones en reclamo de un urgente aumento salarial y en repudio a la criminalización y judicialización de la protesta social, en referencia a los hechos suscitados en Chubut y Santa Cruz. También solicitaron que se resuelvan los conflictos de Mendoza, Santa Fe, San Luis, Río Negro y Corrientes.

La conducción gremial manifestó que "la mayoría de los trabajadores y trabajadoras en la Argentina, y particularmente en nuestra actividad, están ganando salarios debajo de la línea de pobreza" y agregó que "muchos no llega a fin de mes o a mitad de mes". Expresó que "la situación económica afecta enormemente a la clase trabajadora, pero se ha complicado de tal manera que ya golpea a trabajadores con empleo formal".

A través de la Decisión Administrativa 826/2022 de la Jefatura de Gabinete, publicada en el Boletín Oficial, se llevó a cabo una modificación en el presupuesto vigente de la Administración Nacional "en función de la ejecución registrada a la fecha" y con el objetivo de "efectuar una adecuada administración de los créditos vigentes", según señalan sus considerandos. De esta forma, se dispuso una quita de $210.000 millones a diferentes áreas públicas.