iProfesional

Empleados bancarios amenazan con medidas de fuerza: qué suba de sueldo se discute

El sindicato dirigido por Palazzo reforzaría el plan de lucha, si no recibe una propuesta satisfactoria. ¿De cuánto es el básico y qué mejora reclaman?
Por Alejandro Di Biasi
07/02/2023 - 20:20hs
Empleados bancarios amenazan con medidas de fuerza: qué suba de sueldo se discute

En un clima de tensión, los miembros paritarios de la Asociación Bancaria (AB) y los representantes de las respectivas cámaras empresariales (Abappra, Adeba, ABA y ABE) y del Banco Central de la República Argentina (BCRA) tendrán una reunión este jueves con el propósito de fijar un aumento salarial en la paritaria de 2023. El gremio dispuso el estado de alerta y movilización ante la falta de propuestas de las patronales y, si no se llega a un acuerdo, podrían profundizar el plan de lucha con movilizaciones hasta un cese de actividades.

Por ahora, de uno y otro lado no hay números o porcentajes, aunque la intención del sindicato que encabeza Sergio Palazzo es discutir la (mínima) pérdida de la paritaria 2022 y, por lo menos, establecer una mejora para el primer trimestre del año. La molestia de la organización gremial es que ven a las patronales postergando un incremento y pretenden que no haya más postergaciones, sino definiciones.

En caso de seguir los lineamientos del ministerio de Economía que busca mejoras salariales en el orden del 60 por ciento -teniendo en cuenta la medición establecida en el presupuesto-, el aumento salarial no podría ser menor al 5 por ciento mensual. Es decir, un 15 por ciento para enero, febrero y marzo, que se abonaría en cuotas. Desde el gremio insistieron no hablar de porcentajes.

Negociación con la intervención del Ministerio de Trabajo

 "Vamos al ministerio de Trabajo a escuchar las propuestas de los empresarios, pero con la convicción de que no vamos a aceptar subas de pobreza, sino que queremos la recuperación del poder adquisitivo de los salarios", indicó una fuente gremial a iProfesional.

El encuentro se llevará a cabo en la sede del ministerio de Trabajo que encabeza Raquel "Kelly" Olmos, quien tratará de acercar las partes y evitar un nuevo conflicto en este 2023 que comenzó muy caliente en la discusión salarial, teniendo en cuenta las medidas de fuerza en actividades como el de televisión (SATSAID) y el personal de Despachantes de Aduana, que este miércoles realizará un paro, por citar solo dos casos.

Según fuentes de la cartera laboral, Olmos esperará la marcha de las negociaciones y, en caso de que La Bancaria decida aplicar medidas de fuerza, podría disponer la conciliación obligatoria que impide cualquier tipo de protestas y ordena a las partes a retomar el diálogo.

Los empleados bancarios buscan recuperar el 0,7% perdido en 2022
Los empleados bancarios buscan recuperar el 0,7% perdido en 2022 y ganarle a la inflación del primer trimestre de 2023.

El sindicato firmó para todo 2022 un aumento de 94,1 por ciento contra un costo de vida que, de enero a diciembre fue del 94,8 por ciento. Los paritarios bancarios explicaron que "más allá de que se hable de un empate técnico, hay un porcentaje que hemos perdido y queremos recuperarlo, sin tener en cuenta que el Gobierno siempre dice que los salarios deben ganarle a la inflación por un par de puntos".

Por ahora, los salarios del personal bancario están en un básico de 230.725,53 pesos más un reparto de ganancias de 6.689,50, lo que da un total de 237.393,03 pesos. A esto hay que sumarle adicionales por títulos secundarios y terciarios, antigüedad, arqueo de caja (tanto en pesos como en moneda extranjera) refrigerio, guardería y zonas desfavorables.

Los trabajadores y trabajadoras del sector venían de dos meses de "extras", teniendo en cuenta que en noviembre cobraron el plus por "Día del Bancario" con un bono inicial de 185.500 pesos (va en ascenso según la categoría) y el diciembre percibieron el aguinaldo, con un piso de unos 120.000 pesos.

Descontento gremial y duras críticas a las patronales

El descontento del gremio se patentizó en un comunicado, donde remarcó que "como de costumbre, el sector financiero obtuvo extraordinarias rentabilidades y la recuperación salarial de los trabajadores se torna imperiosa", y pasó a una de sus tradicionales demandas: el impuesto a las Ganancias. Manifestó que "el peso tributario de este impuesto no puede recaer sobre los trabajadores y trabajadoras bancarias", advirtiendo que "los bancos no pueden mirar para otro lado, sino que también deben hacerse cargo de este tema".

La Bancaria advirtió que "pasó enero sin ningún tipo de acuerdo, restando aún cerrar la paritaria de 2022 con su actualización correspondiente" y destacó: "Entendemos que la falta de una oferta salarial es una dilación más de las cámaras empresariales, que niegan el esfuerzo de su personal, priorizando únicamente en forma egoísta, maximizar cada vez más sus ganancias". Por eso dispuso el estado de alerta y movilización.

En los dos encuentros formales entre las partes, el gremio y las cámaras patronales discutieron datos de la situación económica y de la actividad financiera en particular (ganancia del sector) sin establecer una oferta y demanda concreta. Voceros gremiales señalaron que "esperábamos una propuesta que nunca llegó".

Temas relacionados