Se mudó a EE.UU. y ayuda a argentinos a arrancar su negocio: estos son sus consejos

Gabriela Smith tuvo que sortear numerosos obstáculos para progresar en EE.UU. Hoy ayuda a compañías argentinas a instalarse o exportar servicios allí
02/04/2023 - 10:40hs
Se mudó a EE.UU. y ayuda a argentinos a arrancar su negocio: estos son sus consejos

Si hay algo que aprendió Gabriela Smith a lo largo de su carrera, es a convertir sus debilidades en fortalezas, y a encontrar oportunidades donde otros ven amenazas. Hoy, como abogada y fundadora de un estudio jurídico especializado en derecho comercial, Smith asesora a empresas e inversores que buscan hacer negocios en Estados Unidos. Pero antes, tuvo que sobreponerse a dificultades económicas, negativas y prejuicios por ser mujer, migrante y latina en un ambiente donde los varones angloparlantes siempre corren con ventaja.

Gabriela nació y pasó su infancia en Buenos Aires, pero en su adolescencia en los 90, su familia se trasladó a Bolivia, donde cursó el secundario. Al finalizarlo, en 2001, ya sabía que quería ser abogada, pero no quería quedarse estudiando en Bolivia. Y Argentina, en plena crisis por el estallido de la convertibilidad, tampoco le parecía una buena opción.

Así es que armó sus valijas y se fue a los Estados Unidos, donde fue admitida en un Community College. "Son escuelas técnicas con un bajo costo que te permiten tomar materias que cuentan hacia el título universitario. Fue duro ahorrar para cubrir los gastos iniciales, pero me di cuenta que las universidades ofrecen muchas becas para los buenos alumnos. Entonces, me propuse tener excelentes notas y así conseguí una beca y luego me pude pasar a la Universidad California State Barkersfield, donde me becaron para estudiar Ciencia Política con especialización en Derecho", cuenta.

"En Estados Unidos, la educación para profesionales es muy competitiva. En el caso de la abogacía, son 4 años de College, y tres años de Facultad de Derecho. Y para poder ejercer, hay que dar un examen de tres días para obtener la matrícula. Después de muchísimo estudio, y no darme por vencida, finalmente pude matricularme en la Facultad de Derecho de Delaware Law School", comenta Gabriela.

Smith asesora a empresas e inversores que buscan hacer negocios en Estados Unidos.

"Al entrar a la facultad de Derecho- que es considerado un posgrado en Estados Unidos-, conseguí una beca que me cubría el 50% de los estudios y tuve que financiar el otro 50% con un préstamo. La deuda fue muy estresante y la terminé de pagar con mi primer trabajo como abogada", describe.

Cómo convertir las debilidades en fortalezas

Una vez matriculada, Gabriela empezó a trabajar en uno de los estudios de abogados más importantes de Pennsylvania, mientras su marido hacía la residencia en Medicina. Allí estuvo a cargo de casos de fraudes y delitos financieros muy resonantes. Sin embargo, no se sentía reconocida.

"Un día, hablando con una abogada a quien yo reportaba, me comentó su preocupación y la de otros colegas del estudio, porque el inglés era mi segundo idioma. Por entonces yo tenía 26 años, y sentía que ser bicultural y saber más de un idioma eran un plus y no una desventaja. Además, yo había rendido los mismos exámenes que ellos", confiesa.

Fue entonces que, embarazada de cinco meses, renunció al estudio de abogados y se mudó con su marido, que acababa de terminar la residencia, a Texas. Así se tomó una pausa en la que empezó a investigar oportunidades de negocios entre Argentina y Estados Unidos, y descubrió que ella podía revisar contratos y asesorar a empresas argentinas a desembarcar en ese país. "Encontré una misión importante en mi vida que es ayudar a las empresas a desembarcar, hacer negocios y crecer en Estados Unidos, al conocer ambas culturas y sistemas de leyes", comenta.

En EE.UU., encontró una misión importante en su vida.

Consejos para quienes quieran establecer su empresa en EE.UU.

Hoy, desde su estudio jurídico, trabaja principalmente con startups y firmas tecnológicas que exportan servicios al mercado estadounidense. A quienes quieran establecerse o hacer negocios con Estados Unidos, la abogada aconseja "que tengan un plan de acción y se conecten con otros emprendedores que ya están en Estados Unidos. El éxito requiere ponerle ganas y tiempo, tener disciplina y paciencia, optimismo y, por supuesto, ofrecer productos o servicios de excelencia", destaca.

En relación a quienes desean emprender o instalar su empresa en ese país, recomienda: "Elegir un estado donde ya tengan alguna afinidad, ya sea familiares, amigos o clientes. Florida, Nueva York, California y Texas son los preferidos por los argentinos. Lo importante es que una vez allí, se pueden hacer negocios en todo el país", apunta.

En cuanto a la inversión necesaria para emprender, la abogada destaca que oscila entre los 2.500 y 5.000 dólares para cubrir los primeros trámites y contratos. Es importante contar con asesoramiento legal, contable, impositivo y migratorio. Y más allá del pago de honorarios fijos según cada proyecto, en Estados Unidos es muy común pagar el trabajo por hora", explica.

"Las metas que uno se propone se pueden cumplir, aunque no sea fácil ni rápido. Hay que rodearse de gente positiva que nos impulsa a crecer, y creer en uno mismo antes de pretender que otros crean en nosotros", reflexiona.