Cómo hacer rendir los pesos: estrategias y mucho "ingenio" para no perder contra la inflación

Los precios se dispararon en agosto y mantendrán la tendencia en los próximos meses. Qué recomiendan los expertos para hacer rendir los pesos
03/09/2023 - 08:20hs
Cómo hacer rendir los pesos: estrategias y mucho "ingenio" para no perder contra la inflación

Diversos factores convergieron para que la inflación de agosto se acelere hasta los dos dígitos. Una variación que impacta de lleno en el poder adquisitivo y obliga a los consumidores a apelar a distintas estrategias para poder adelantarse y hacer rendir los pesos.

En ese sentido, estudios privados dan cuenta de distintos cambios en los hábitos de consumo. Por caso, un informe realizado por ShopApp detalló que el 68% de los argentinos declaró que en el último año dejó de consumir marcas que habitualmente compraba en un supermercado.

El precio es, justamente, el principal motivo del "cambio de marca" a la hora de comprar un producto: la "migración" de los clientes se dio hacia artículos más económicos.

Si bien buscar productos a menor precio es una herramienta válida a la hora de ahorrar, también existen otras estrategias que pueden ayudar a "adelantarse" a la suba de precios y ganarle a la inflación. O, al menos, intentar empatarle.

Estrategias para "pelearle" a la inflación

"Caminar", para buscar los mejores precios, suele ser una recomendación básica a la hora de intentar ahorrar dinero. En este sentido, en los últimos meses se observó una marcada disparidad en los niveles de consumo entre las grandes cadenas de supermercados y los autoservicios de cercanía.

Por caso, de acuerdo a los datos de la consultora Scentia, en los primeros siete meses del año los comercios de cercanía registraron una caída de 7,2%, mientras que las grandes cadenas crecieron 7,4 por ciento.

Los consumidores eligen más los supermercados que los autoservicios de cercanía
Por los programas de precios os consumidores compran más los supermercados que los autoservicios de cercanía.

La mayor presencia de productos incluidos en los programas oficiales del Gobierno, como Precios Justos, sumado a las distintas promociones que se ofrecen para pagar con tarjeta de crédito, son algunos de los factores que inclinan la balanza en favor de los supermercados.

Y es algo que se acentuó en la segunda mitad de agosto. "El consumo en los supermercados se aceleró después de la devaluación, y pueden haber captado volumen de otros canales", explicaron a iProfesional desde Scentia.

Con una inflación que se proyecta rondará los dos dígitos en los próximos meses, adelantar compras o "stockearse" con la mayor cantidad de productos posibles, es otra herramienta que puede ayudar a hacer rendir más los pesos.

"Es totalmente recomendable. Lo que pasó con la carne es un ejemplo: venía atrasada y después de la devaluación subió mucho. La gente tiene que cubrirse lo antes posible contra la inflación", explicó a iProfesional Omar de Lucca, consultor en Economía y Finanzas.

"Recomiendo posicionarse en mercadería o bienes. Los que compraron un auto hace unos meses, por ejemplo, lo compraron a la mitad de lo que vale ahora, que hay falta de stock. Son estrategias que se pueden tomar para ganarle a la inflación", agregó.

Tips para aprovechar la tarjeta de crédito

Realizar compras con la tarjeta de crédito, que vence recién a comienzos del mes siguiente, puede ser otra manera de ganarle a la inflación. De hecho, de acuerdo a los datos difundidos por el INDEC a junio, las tarjetas de crédito son el medio de pago más utilizado en los supermercados (representan el 36,5% del total de las compras), por sobre el efectivo y el débito (25,5% y 31,7%, respectivamente).

Utilizar de manera
Utilizar de manera "inteligente" la tarjeta de crédito, es otra herramienta para pelearle a la inflación

"Los consumidores quieren adquirir el producto o servicio en el instante, pero pagarlo a largo plazo. Por eso operar con tarjeta de crédito no solamente es positivo por los descuentos asociados y la posibilidad de cuotificar compras, sino también por la ventaja que da tener en cuenta la fecha de cierre, es decir la fecha en que se dejan de registrar pagos y se emite el resumen", señaló Vanesa Di Trolio, Business Manager de Reba.

Si se realizan compras con la tarjeta de crédito, no es aconsejable quedarse con los pesos "quietos", sino invertirlos en herramientas que generen rentabilidad: las cuentas remuneradas o Fondos Comunes de Inversión pueden ser una alternativa para tener el dinero disponible en caso de imprevistos (aunque, claro, no le ganarán la carrera a la inflación).

Otra alternativa para aprovechar la tarjeta de crédito es comprar bienes durables en cuotas, contemplando que las tasas de interés a pagar sean menores a la inflación proyectada. "En ese caso, cada persona tiene que evaluar si el financiamiento con el programa Ahora 12 es conveniente, porque hubo un aumento de tasas. Si te vas a financiar por fuera del programa, no te conviene. Te conviene, en muchos casos, pedir un préstamo en el banco a cuota fija y pagás con eso. Porque si van a pagar con tarjeta de crédito, hay que tener en cuenta el Ahora 12 y ver el costo financiero total, contra lo que vos podrías obtener como descuento pagando en efectivo", explicó De Lucca.

"Todo lo que se pueda pagar con tarjeta, aunque tenga interés, si es por debajo de la inflación, puede convenir. Pero la gente a veces no está acostumbrada a mirar el Costo Financiero Total", detalló el experto.

Consejos para consumidores en época de alta inflación

En este contexto, tal como resaltó De Lucca, "hay que convertirse en un consumidor inteligente" y no "comprar compulsivamente", sin analizar las distintas variables como tasas de interés y costo financiero.

"Lo que está sucediendo es que se está espiralizando la inflación. Bajo ese contexto, y ante la incertidumbre electoral, mi recomendación es que la gente se quede en dólares: sea a través del MEP, que está subsidiado, o invirtiendo en economía real en dólares. Pero sacándose la plata de encima. Plata parada, no sirve. Al dólar también hay que invertirlo, porque la inflación de Estados Unidos también desvaloriza los dólares si no los ponés a trabajar", resaltó el analista.

La suba de la carne y la devaluación del dólar oficial impulsó la inflación en agosto
La suba de la carne y la devaluación del dólar oficial impulsó la inflación en agosto.

"El tema es sacarse los pesos de encima. Sobre todo, antes de las elecciones: o mercadería, o dólares, o instrumentos del mercado de capitales que te permitan estar por arriba de la inflación. Es más recomendable un fondo común de inversión o una cuenta remunerada, que plazo fijo. Porque ya estar atado a 30 días, es meterte esposas en la mano y cuando te las sacan capaz que tu plata ya no vale nada", resumió De Lucca.

Las consultoras ya estiman que la inflación de agosto cerró por encima del 10%. "El registro del mes estuvo impulsado principalmente por el veloz traslado a precios del salto discreto del tipo de cambio oficial, la escalada en los dólares paralelos y el ajuste en los precios de la carne vacuna tras los marcados aumentos en el precio del ganado en pie", analizaron desde Ecolatina.

En este contexto, los consumidores deben apelar al ingenio y distintas estrategias financieras para evitar quedarse con los pesos y perder poder adquisitivo.

Temas relacionados