iProfesionaliProfesional

Stefan Mandel, el genio matemático que hackeó la lotería con una fórmula perfecta que lo hizo ganar 14 veces

El economista rumano se convirtió en una mente maestra tras su enfoque sistemático para llevarse grandes sumas en premios durante varios años
Por L.C.
10/06/2024 - 11:14hs
Stefan Mandel, el genio matemático que hackeó la lotería con una fórmula perfecta que lo hizo ganar 14 veces

Ganar la lotería es un desafío que depende en gran medida de la suerte. Sin embargo, Stefan Mandel, un economista rumano, logró hacerlo 14 veces gracias a una fórmula matemática ingeniosa que le permitió desafiar las probabilidades. Este logro lo convirtió en una figura legendaria en la historia de los juegos de azar.

Stefan Mandel nació en 1934 en Rumania. Desde joven, mostró un interés especial por las matemáticas, lo que más tarde le permitiría desarrollar un método sistemático para ganar en la lotería. En medio de la desesperación por mejorar su situación financiera, Mandel creó un algoritmo de selección de números, un avance que transformaría su vida.

Según The Sun, el camino hacia el éxito no fue sencillo para Mandel. Durante años, dedicó tiempo y esfuerzo a la planificación y la investigación matemática. Fue así como desarrolló un método que denominó "condensación combinatoria".

La premisa de este método era simple pero ingeniosa: si un sorteo de lotería tenía un número fijo de combinaciones posibles, comprar un boleto para cada resultado potencial podría ser menos costoso que el premio mayor.

El "Método Mandel" para ganar la lotería: algo que funcionó 14 veces

Mandel analizó las probabilidades de un juego de lotería que requería la selección de seis números entre 1 y 40, resultando en 3.838.380 combinaciones posibles. Su idea era que, si el premio acumulado superaba el costo total de comprar todos los boletos posibles, habría una ganancia neta significativa.

Sin los millones necesarios para comprar todos esos boletos, Mandel organizó un sindicato con otros cuatro jugadores para combinar sus recursos. Esta estrategia permitió al grupo comprar una mayor cantidad de boletos y aumentar así sus probabilidades de éxito.

Stefan Mandel, el genio matemático que hackeó la lotería con una fórmula perfecta que lo hizo ganar 14 veces

La primera gran victoria llegó en la década de 1960, cuando ganaron el premio más alto de la lotería rumana, valorado en más de US$19.142. Después de dividir el premio, Mandel se quedó con u$s3.828, suficiente para sobornar a funcionarios y escapar del régimen de Rumania.

Tras su escape, Mandel se trasladó a Melbourne, Australia, junto con su esposa y dos hijos. Allí amplió su operación de lotería. A lo largo de su carrera, ganó 14 loterías, incluidos sorteos en Estados Unidos. Para estos últimos, Mandel recopiló datos sobre loterías anteriores con premios mayores que el costo total de compra de todos los boletos ganadores posibles.

Para gestionar su creciente operación, Mandel fundó la empresa Pacific Financial Resources y el fideicomiso International Lotto Fund. Estos movimientos le permitieron atraer a miles de inversores, acumulando un fondo de financiación de millones de dólares. Con estas tácticas, logró adelantarse al juego y continuó con sus victorias.

Declive y batallas legales: el ocaso de Mandel

A pesar de su éxito inicial, los días de gloria de Mandel no duraron para siempre. En la década de 1990, las organizaciones de lotería comenzaron a notar sus métodos y prohibieron la compra al por mayor y el uso de boletos generados por computadora. Aunque los métodos de Mandel no eran ilegales, lo llevaron a una batalla legal de cuatro años.

Según The Sun, Mandel fue absuelto de cualquier delito, pero sus problemas no terminaron ahí. A pesar de haber ganado mucho dinero, sus inversores recibieron pagos mucho menores de lo prometido, lo que lo llevó a declararse en quiebra en 1995. Posteriormente, todos los estados de EE.UU. aprobaron leyes que prohíben el uso de estrategias como las de Mandel.

Hoy, a los 89 años, Stefan Mandel vive retirado en la isla tropical de Vanuatu, en el Pacífico Sur. Lejos del ojo público y de sus días de gloria en las loterías, Mandel ha dejado una marca indeleble en la historia de los juegos de azar. Su ingenio y habilidad matemática lo llevaron a desafiar las probabilidades y a lograr un éxito sin precedentes en un campo dominado por la suerte.

Temas relacionados