NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Sin retrovisores

Audi E-tron, el primer SUV eléctrico tiene tracción integral y autonomía para recorrer 400 kilómetros

Audi E-tron, el primer SUV eléctrico tiene tracción integral y autonomía para recorrer 400 kilómetros
Es el primer modelo de producción en la marca de los cuatro aros con un motor no convencional. Incorpora novedades como los Audi Virtual Mirrors
18.09.2018 07.17hs Autos

San Francisco ha sido el escenario elegido por Audi para presentar el primer auto eléctrico, el e-tron.

Se trata del primer modelo eléctrico de producción en la marca de los cuatro aros, un SUV de tracción total que incorpora novedades como los Audi Virtual Mirrors, que suponen un adiós a los espejos retrovisores tradicionales.

El e-tron podría pasar perfectamente por un hermano más de la gama Q de Audi. Los trazos principales de su diseño recuerdan a la línea s SUV, y por sus dimensiones, se podría ubicar entre los modelos Q5 y Q7 de la marca.

En la parte de estilo, cuenta con taloneras muy expresivas que aportan deportividad al SUV. Por otra parte, la tapa eléctrica del sistema de recarga y la parrilla Singleframe, en color gris, son los elementos que identifican la tecnología de este coche eléctrica, además de los emblemas "e-tron".

Otro detalles son las falsas salidas de escape, puesto que el Audi e-tron presenta un difusor limpio y sin artificios. Por otra parte, el modelo se complementa con detalles específicos del auto eléctrico, como el logo y las pinzas de freno en color naranja, que evoca la idea de alto voltaje, como elementos opcionales.

Audi también dejó constancia de la habitabilidad del nuevo Audi e-tron, a la vez que lleva a su primer  eléctrico al mismo terreno de la versatilidad donde suele enmarcar el resto de la gama.

En ese sentido, se apoya en los dos motores eléctricos que obtienen su energía de una batería de 95 kWh, y que envían su movimiento a las cuatro ruedas. En este aspecto, se habla de una nueva generación del icónico sistema quattro, que según explica Audi "garantiza el control continuo y variable del reparto ideal del par entre los dos ejes en apenas una fracción de segundo".

La potencia combinada de ambos motores es de 300 kW (408 CV), con 664 Nm de par motor máximo, que como en un buen eléctrico está disponible "en fracciones de segundo". Con ellos, realiza el 0 a 100 en 5,7 segundos en modo boost, y alcanza una velocidad máxima limitada por electrónica de 200 km/h.

La posición de la batería es otro valor del Audi e-tron. Partiendo de la base de un SUV, resulta más sencillo colocar la batería en una posición baja, aportando al conjunto un mejor comportamiento dinámico, sin comprometer el espacio disponible para los ocupantes y sus equipajes. Según anuncia la marca, el Audi e-tron dispone de 660 litros de maletero.

Con estas características, logra 400 kilómetros de autonomía, según ciclo WLTP. Audi califica esta cifra de una "autonomía adecuada para recorrer largas distancias". Además, durante más del 90 % de todas las desaceleraciones, el Audi e-tron recupera energía durante la frenada por medio de sus motores eléctricos. De esta manera, persigue el objetivo anunciado de regenerar un kilómetro de autonomía por cada kilómetro recorrido cuesta abajo.

Además, utiliza esta recarga en combinación con el nuevo sistema de frenado electrohidráulico integrado (brake-by-wire), un sistema heredado de la aviación que Audi presentó en 2012 y que finalmente incorpora ahora, convirtiéndose en el primer fabricante de automóviles que utiliza algo así en un coche eléctrico de producción en serie.

Otra novedad se encuentra en los retrovisores, que pueden ser sustituidos por cámaras en lo que la marca denomina Audi Virtual Mirrors. Son elementos opcionales y permiten reducir el coeficiente aerodinámico. 

Estos retrovisores virtuales permiten reducir el ancho total del SUV en 15 cm. Este es un avance en materia de digitalización del equipamiento que sienta un hito, al menos en Europa

Por otro lado, además de materiales de alta calidad, el e-tron ofrece una "amplia gama de opciones de recarga, con soluciones inteligentes para el hogar y la ruta", según explica en un comunicado.

Entre ellas se encuentra la posibilidad de utilizar estaciones de recarga rápida, con una potencia de hasta 150 kW para recargar la batería en menos de 30 minutos. Para finales de 2018, Audi planea que haya 200 estaciones de este tipo en Europa, y 400 en el año 2020, con la idea de colocar puntos de recarga cada 120 km en las principales autopistas y autovías europeas.

En la navegación incluye el llamado planificador e-tron, que muestra los puntos de recarga a lo largo de la ruta, algo que suena a Tesla, por ejemplo. En ellos, el pago se puede realizar de forma automática a través del móvil. En materia de conectividad, el Audi e-tron incorpora el sistema MMI Navegación plus, que incluye de serie LTE Advanced y punto de acceso Wi-Fi.

En el apartado de asistencias a la conducción, se destaca el asistente de conducción eficiente, que viene de serie y que muestra información predictiva, además de realizar la recuperación de energía de forma automática. Cuando se utiliza el control de crucero adaptativo, el sistema también puede frenar y acelerar de forma predictiva.

El Audi e-tron se fabrica en la planta de Bruselas, una fábrica en la que Audi ha trabajado para lograr una huella de CO₂ neutra. Las primeras entregas en Europa están previstas para finales de 2018.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas