Más artículos

Ford en grave crisis: deuda supera los u$s150.000 millones y sus bonos se acercan a la calificación "basura"

Ford en grave crisis: deuda supera u$s150.000 millones y sus bonos se acercan a la calificación "basura"
Cualquier nueva baja de la calificación podría ser dolorosa para los inversores en bonos y para la compañía, que busca reestructurar su negocio
10.11.2018 11.20hs Autos

Ford Motor Co. podría estar cerca de ser entrar nuevamente en el terreno de calificación "basura". Eso es lo que dice el mercado de bonos.

La deuda de la compañía se negocia como si se encontrara en grado especulativo, ya que los inversores se preocupan por el impacto sobre sus beneficios del aumento de los aranceles al acero y la desaceleración de las ventas.



El fabricante de automóviles tiene más de u$s150.000 millones en deuda a corto y largo plazo a nivel mundial y es uno de los 15 mayores emisores de bonos corporativos en Estados Unidos fuera del sector financiero, indicó la agencia Bloomberg.

Los fondos de cobertura registraron su peor desempeño mensual en casi tres años a principio del 2005, cuando la calificación de Ford fue reducida a basura junto con la de General Motors Co.

Bob Shanks, director financiero de Ford, dijo el mes pasado en una conferencia para informar las ganancias, que la compañía está comprometida a mantener sus calificaciones de grado de inversión, y que no tiene la intención de perder ese estado nuevamente.

La empresa se está "moviendo con un sentido de urgencia y tomando medidas proactivas para rediseñar y reestructurar el negocio", y con el tiempo "el mercado reconocerá nuestro progreso", dijo el vocero Brad Carroll.

Pero los inversores de deuda se muestran escépticos. El rendimiento adicional que los administradores de dinero obtienen por poseer bonos al 4,346% de Ford con vencimiento en el 2026 en lugar de los bonos comparables del Tesoro subieron a niveles típicos de compañías de alto rendimiento.

El costo de proteger la deuda de Ford contra el incumplimiento mediante el uso de derivados crediticios aumentó en octubre a los niveles más altos desde el 2012, antes de volver a bajar. En agosto, Moody’s bajó la calificación de la compañía a un nivel por encima de la calificación basura y dijo que es posible realizar más recortes a mediano plazo.

"Es más probable que termine en alto rendimiento a que no lo haga", dijo Henry Peabody, gerente de cartera de Eaton Vance Corp. Boston. "Es una combinación de una posición estratégica bastante débil, decisiones estratégicas menos que ideales en los últimos años, un poco de exceso de confianza y donde estamos en el ciclo crediticio".

Ford está librando una "guerra de frentes múltiples", agregó Peabody, citando la desaceleración en el crecimiento de las ventas de la compañía en China y los mayores costos en EE.UU. producto de las disputas comerciales globales.

Ahora, la firma está enfrentando nuevas dificultades. Ford dijo a los inversionistas en julio que está lanzando una restructuración de hasta cinco años que podría costarle u$s11.000 millones, ya que se enfoca en productos de mayor margen como camiones y vehículos deportivos utilitarios, y en salir de negocios como el de sus sedanes estadounidenses.

Sin embargo, ha proporcionado pocos detalles sobre el plan de reestructuración y aún no ha reprogramado una reunión de inversionistas que se fijó originalmente para setiembre.

Las atribuladas operaciones en Asia y Europa llevaron a Ford a recortar sus proyecciones de ganancias para el 2018. Registró una disminución aproximada del 50% en las ganancias para el segundo trimestre, seguida de una disminución de casi el 40% en el tercer trimestre.

El mes pasado, sus acciones cayeron a su nivel más bajo desde el 2009. Los bonos de Ford se negocian con primas de riesgo similares a las de las empresas automotrices con calificación de basura -como Allison Transmission Holdings y Dana- y han caído desde finales de agosto cuando Moody’s redujo la calificación de la compañía a un peldaño por encima de basura, según una investigación de Bloomberg Intelligence.

Los bonos se han recuperado recientemente, pero aún se negocian con primas de riesgo más altas que Fiat Chrysler, que tiene una calificación de "basura", y que GM, lo que indica que los inversores creen que Ford tiene un mayor riesgo crediticio.

Una fuente de apoyo mientras la compañía trata de recuperarse es su posición de efectivo: Ford tenía alrededor de u$s35.000 millones de liquidez al 30 de setiembre. Eso ha dado alivio a los evaluadores de crédito, que lo han considerado algo positivo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas