Exclusivo: un nuevo banco digital sale a ofrecer beneficios a monotributistas, autónomos y no bancarizados Más información
Más artículos

Cambió el gusto por los 0Km: llegó el ocaso de los sedanes y los SUV se consolidan como favoritos

Cambió el gusto por los 0Km: llegó el ocaso de los sedanes y los SUV se consolidan como favoritos
Las preferencias de los consumidores a la hora de elegir un 0km se modificaron. Como consecuencia, las terminales locales deben "adaptarse o morir"
Por Guillermina Fossati
07.02.2019 07.05hs Autos

Los gustos del consumidor no son solo cuestión de moda: tienen un impacto concreto en la industria automotriz, que debe mantenerse actualizada. 

En esta dirección, hace bastante tiempo que los SUV (Sport Utility Vehicle) vienen ganando terreno en el mercado automotor local. A los que se suman las pick ups, que también están en pleno apogeo. 

La preferencia por estos vehículos que se ofrecen en diferentes variantes (verdaderos 4x4 o simples cross over) es cada vez más notable, y los números dan cuenta de ello.

Como contrapartida, los sedanes y hatchback tradicionales logran sobrevivir por un solo motivo: si bien no son los más buscados por su estética, son convenientes por el precio, y eso es lo que los hace permanecer. Pero están en plena retirada y hay modelos que tienen las horas contadas.

Las automotrices, atentas a estos cambios, ya están comenzando a desactivar líneas de producción de modelos que hasta no hace mucho eran populares y muy demandados. Su lugar, como es de esperar, será suplantado por nuevos SUV y "chatas". 

Las cifras son contundentes: en 2012 se habían fabricado en el país 540.000 vehículos, entre sedanes, hatchbak y, en menor medida, utilitarios chicos. En tanto que, ese mismo año, de las líneas de montaje salieron 200.000 unidades entre pick ups y SUV, el 37% del total.  

En cambio, para dentro de dos años, cuando ya estén funcionando a pleno las nuevas plataformas, en la industria prevén que estas dos últimas categorías pasen a representar el 75% de la industria nacional, relegando a un muy segundo plano a los autos más tradicionales. 

En esta dirección, la mayoría de los lanzamientos que se realizaron en los últimos meses fueron exclusivos para la categoría SUV.

También es importante mencionar que en la Argentina desembarcaron nuevas marcas, especialmente de origen chino, que apuestan solo a este tipo de vehículos.

Pero sin dudas, quienes deberán trabajar con mayor previsión son las terminales locales. Y 2019 será el año de la gran transición. Muchos de los autos que se fabrican en el país son los que más caen en ventas, especialmente los sedanes, algunos de los cuales van a ser reemplazados.

El proceso de readecuación ya arrancó con una inversión que supera los u$s5.000 millones por parte de las terminales. Y este será el año clave, ya que varios modelos que ocupan un lugar en las plantas están comenzando a desandar el camino hacia el final de su ciclo de vida.

Lo que viene

La oferta entre el año que terminó y el que recién arranca tiene muchas novedades, algunas que ya demostraron su éxito.

Entre las más importantes que estarán a la venta a partir de mitad de año se encuentra Volkswagen, con el debut del T-Cross, un SUV chico que completará la oferta de la marca desde la entrada de gama.

También en esta categoría de los SUV más pequeños, Honda arrancó el año con el lanzamiento del WR-V.

Se trata de un modelo que se ubica por debajo del HR-V y que tiene como misión captar a los primeros clientes del segmento. En términos comparativos, es como un Fit pero más elevado; de hecho, es prácticamente el mismo modelo pero con mayor despeje del suelo y más prestaciones de manejo off road.

 

Otra marca que arrancó ampliando su oferta en SUV es Hyundai, en este caso con una propuesta más premium: el lanzamiento del nuevo Kona. Es un SUV chico, que es ubica entre Creta y Tucson, pero que en nivel de equipamiento y seguridad está un escalón por encima.

 
Junto con estas novedades que marcarán el 2019, Citroën encara el año con la oferta completa del C4 Cactus Mercosur, que se lanzó en 2018 pero que recién estará completando su ciclo completo. Es un modelo que concentra toda la atención de la marca, y donde ponen todas sus fichas.
 
 
En Chevrolet, por su parte, el año estará centrado en posicionar su nuevo modelo más grande: el Equinox, que llega para reemplazar a Captiva y es uno de los más vendidos en el mundo. Lanzado también en 2018, este año arranca su verdadero desafío.

 
Junto con este vehículo, el Tracker Midnight, una versióne especial del más chico vestido de negro, completará la oferta.

Ford, por su parte, apuesta al segmento sosteniendo su Ecosport e incorporando una nueva versión llamada Storm.

Sin embargo, una de las decisiones más importantes de la marca ha sido el año pasado la incorporación de una nueva versión del Ka, el FreeStyle, el cual tiene una estética más aventurera o deportiva.

 

En el segmento de alta gama también las propuestas están enfocadas a esa categoría. BMW, Audi y Mercedes Benz, las tres líderes, además de Jaguar, Volvo, Land Rover, Porsche y Maserati, entre otras, apuntan sus esfuerzos a conquistar a nuevos clientes con propuestas de "todoterreno", que van desde los más simples con equipamiento básico, para ser más accesibles, hasta los tope de gama.

Por último, quienes inundarán el mercado de SUV en 2019 son las marcas chinas. La llegada de nuevos competidores, que se afianzaron en los dos últimos años, crecerá en los próximos meses con propuestas ligadas al segmento de los 4x4.

En total, se esperan 11 lanzamientos, entre los que figuran: Changan CS35 Plus, CS55, CS75 4WD y CX70.

Chery, la más consolidada, lanzará la Tiggo7 y Tiggo4; mientras que Geely sumará el X3 y SX11. Haval completará la oferta con el F7; mientras que JAC piensa incorporar el S7 y S4, todos SUV

Los que dicen adiós

Por ahora, son tres los modelos "históricos" que se producen en el país y que tendrán sus últimos meses en la línea de producción, espacios serán ocupados por otros vehículos. 

Los que desde este año dejan de producirse y comercializarse en el país son el Ford Focus, fabricado en la planta de Pacheco, un auto mediano que se ofrece en versión hatchback y sedán, y que hasta hace poco estuvo en el top ten en ventas.

Ford Argentina informó que la producción cesará en junio de 2019. Es el clásico familiar que perdió más mercado en los últimos años, el segmento más afectado por las nuevas tendencias.

"La demanda es tan baja que ya no podemos seguir produciéndolo. Con los volúmenes actuales de los mercados que abastecemos no es financieramente viable seguir fabricándolo", afirmaron recientemente desde la marca del óvalo. 

 

¿Qué fabricará la marca en su lugar?

Por ahora, desde la compañía informaron que seguirán trabajando en la Ranger, la cual se produce en 16 versiones.

Sin embargo, mientras se confirmaba que el Focus llegaba a su fin de vida, la marca sellaba a nivel global un acuerdo con Volkswagen para producir pick ups de manera conjunta.

De esta manera, se espera que la Amarok "cruce el alambrado" (las plantas se separan únicamente por un cerco) y desde 2020 salga de las líneas de producción de la planta del óvalo en Pacheco.

El otro fin de ciclo también es para un sedán: el Renault Fluence, que se produce en la planta de Santa Isabel, en Córdoba. Este mediano ya fue discontinuado y solo quedan algunos vehículos en el stock de las agencias.

Además, dejó de comercializarse en Brasil, principal destino de exportación. "El público de ese segmento no está más interesado en hatchbacks y sedanes", había anticipado Ricardo Gondo, en su puesto de director de Ventas y Marketing de Renault Brasil. 

 

En la marca explicaron que la decisión se tomó para dejar más "espacio" a la producción del Sandero, Logan y Stepway, que salen de la planta cordobesa, además del Kangoo que fue recientemente renovado.

Por otro lado, la marca está trabajando para incorporar la pick up Renault Alaskan, que se producirá conjuntamente con la Nissan Frontier, que ya fue lanzada, y la Mercedes Benz Clase X, que debería llegar este año.

Por último, el fin de vida es para el Suran, el clásico modelo de Volkswagen que se produce junto a la pick up en Pacheco.

 

Esta especie de rural-monovolumen es de los últimos modelos de su categoría que siguen vigentes. Se trata de un auto de los más vendidos en la marca, elegido por su buena relación entre precio-calidad y espacio.

Sin embargo, este segmento es otra de las víctimas de los cambios en las elecciones de los consumidores y ya prácticamente no se ofrecen autos con estética de monovolumen en el país.

 

El Suran ya tiene reemplazo: en su lugar se sumará en dos años la nueva Tarek, una pick up intermedia (se ubicará entre Saveiro y Amarok), para la cual la marca está invirtiendo 650 millones de dólares.

Este modelo también es tendencia: las "chatas", en todas sus dimensiones, siguen copando el mercado. Por otro lado, las características de la plataforma que está instalando la alemana tienen la virtud de poder adaptarse a cualquier vehículo, por eso también deja abierta la puerta a otros modelos.

Las dudas que quedan es qué pasará con el Peugeot 408 y el Citroën C4 Lounge que produce PSA en El Palomar, dos modelos con las mismas características que los competidores discontuados.

Mientras tanto, la marca está trabajando en la instalación de una nueva plataforma que será apta para todo tipo de vehículo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas