Impuestazo a los autos: estas son las medidas que toman agencias y terminales frente a disparada de precios de los 0Km

Impuestazo a los autos: estas son las medidas que toman agencias y terminales frente a disparada de precios de los 0Km
Con ventas por debajo de las 500.000 unidades, las marcas se plantan de cara a un 2020 más desafiante, con un impuesto que afectará al 43% de la oferta
Por Guillermina Fossati
27.12.2019 11.00hs Autos

La venta de autos cerrará 2019 con uno de los números más bajos de la última década, que apenas llegará a las 460.000 unidades frente al millón proyectado en los años 2016-2017, en tiempos de "viento a favor".

Pero este resultado no es lo más grave que deberá enfrentar el sector, teniendo en cuenta las recientes medidas anunciada por el Gobierno en relación al impuesto interno. Tal como coinciden en señalar desde los concesionarios oficiales de diferentes marcas, "lo peor está por venir".

A la caída en las ventas que se venía acelerando en los últimos meses, y que el plan "junio-julio 0km" lanzado por el anterior Gobierno no ayudó a detener, se sumó ahora la peor noticia que podría haber esperado la industria automotriz nacional y los importadores: el regreso de la doble escala del gravamen que se pensó, originalmente, para alcanzar sólo a los vehículos de lujo.El cambio ha sido abrupto y perjudicial para la mayor parte de la oferta. La situación que había dejado el Gobierno de Macri establecía una escala tributaria que incrementaba en un 10% los valores de los autos que superaban los $2.400.000.Ahora, con la nueva ley, serán dos niveles, y la primera esclaa arrancará a partir de una base mínima imponible que no solo afecta la gama alta, sino que golpea a muchos autos del segmento medio, desde los importados a los de fabricación nacional, ya que arranca en los modelos comercializados a partir de los 1.800.000 pesos.

En este contexto, iProfesional realizó un recorrido por los concesionarios e importadores que operan en el país, quienes explicaron cómo es el momento que están pasando y qué pasará de ahora en más con la oferta que tienen en el mercado local.

Cambio de año, suba de precios

Cada vez que arranca un año sobrevienen ajustes de precios, más en un contexto inflacionario como el actual y tras la disparada del dólar de los últimos meses, que no se llegó a trasladar en su totalidad al valor de los 0Km. 

En este sentido, uno de los empresarios que tiene una amplia red de puntos de venta, adelantó que en 2020 los autos arrancarán enero con subas de un 3 por ciento promedio.

"Hay poco margen como para seguir aumentando. Los autos sin impuesto interno se incrementarán en promedio un 3%, mientras que el resto tendrá que adaptarse a las condiciones del nuevo gravamen", explicó.Por otro lado, dijo: "El mercado está en su peor momento y no será fácil subsistir con estos precios altísimos que tienen los 0Km".

Los alcanzados por el impuesto interno

En otro carril, las marcas definen qué harán con el impuesto interno. De acuerdo a las modificaciones contempladas en el Proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, los modelos cuyo valor se encuentre entre $1,8 millones y $3,37 millones, serán recargados con gravámenes de un 20% (que se traduce en un incremento efectivo del 25%); mientras que aquellos que se encuentren por encima de ese techo, sufrirán una suba del 35% (53% en términos reales).

Esta situación pondrá en riesgo a gran parte de las marcas y modelos que se venden en el mercado local, ya que un 43% de los autos tiene valores por encima del 1,8 millones de pesos.

 

Para algunas automotrices, especialmente las masivas, este gravamen significa el fin de la comercialización de muchos autos y SUV que se venden en el país.

"Los modelos que empezarán a tributar impuesto interno quedan fuera de mercado. Va a haber muy pocos clientes que puedan pagar esos valores. Encima, la nueva ley impositiva en la Provincia hará que tengan un costo de difícil imposible de sostener", comentó el dueño de una concesionaria.

Por otro lado, explicó que "todo esto se da en un contexto en el que el tipo de cambio está por las nubes. Hace solo un año y medio, el dólar valía $20, hoy el oficial está tres veces más caro. Esta situación hizo que la cantidad de salarios para llegar a un vehículo nuevo haya aumentado más de lo pensado.

¿Guardar o liquidar?

En este contexto de incertidumbre, con puntos de venta que deben conservar los puestos de trabajo, pero que no tienen la suficiente rentabilidad para hacerlo, hace que el fin de año llegue con muchas estrategias por parte de los puntos de venta.

En cuanto a la demanda, es momento de recorrer, caminar y analizar mucho cada propuesta para saber qué conviene hacer.

 

"La semana pasada se facturaron algunas unidades", confirmaron en un concesionario BMW. "Se hacen diferentes operaciones. Hay agencias que ya le suman el impuesto pero otras, ante la necesidad de vender, lo hacen sin el gravamen. Y esto puede ser una buena oportunidad para el cliente. No hay una tendencia sobre qué hacer, sino que cada uno toma sus propias decisiones en función a su experiencia", explicaron.

Desde las marcas masivas dieron otra explicación. "En el corto plazo, creo que todo el stock alcanzado por el impuesto interno se va a liquidar a precios intermedios, y luego nadie traerá ni un solo auto de este tipo", comentaron en un concesionario.

Otras medidas que contribuyen a encarecer estos productos y puede empujarlos fuera del mercado son la modificación de la forma de cálculo de actualización que era trimestral y por inflación y ahora se regirá por un nuevo criterio que se aplicará a partir de abril. También se incrementa la tasa de estadística de 2,5% a 3%.

Consecuencias que preocupan

"Solo los importadores representan a 176 concesionarios, 311 talleres post venta y 8.600 puestos de trabajo directos. De concretarse lo estipulado en el proyecto de ley, 19% de las marcas-versiones que están actualmente en el mercado, serán incorporadas en un primer tramo de la escala con una alícuota de 20% conforme a la fórmula aplicada por la AFIP", comentó un directivo de CIDOA, la cámara que reúne a los importadores de 0Km.

Entonces, las decisiones son de acuerdo a la necesidad de cada empresa. "La espalda que tenga para pasar este momento y la falta o no de oportunidades para seguir haciendo negocios y sostener las estructuras es fundamental en este instante", agregó.

Los precios resultantes de la aplicación de la escala determinada en el proyecto de ley pueden así sacar del mercado a las más de 20 marcas asociadas a la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales (CIDOA). Estas representan entre el 2 y el 5% de las ventas totales en el mercado nacional, de modo que actúan como un complemento de la industria local.

Suba de patente, otro problema

Más allá del modelo elegido y el precio de los 0Km, el gran problema que ven a futuro en las marcas, y que por eso avizoran una caída en las ventas, es que la reforma impositiva en la provincia de Buenos Aires hará que las patentes tenga un valor más oneroso. Y eso llevará a que muchas personas desistan de una operación por el alto costo de mantenimiento.

"En noviembre compramos un Volkswagen T-Cross. La patente es de $20.000, y son cinco cuotas al año. Es decir, solo en ese gasto, serán $100.000 los que tendremos que enfrentar en 2020, solo por ese concepto", se quejó un reciente comprador, en diálogo con este medio.

Lanzamientos: ¿Siguen en pie?

La otra gran incógnita a resolver es qué pasará con los lanzamientos que estaban previstos para el primer trimestre de 2020. Muchos de ellos ya están en el país, y no queda más que presentarlos en sociedad.

En el caso de los modelos más chicos, como Chevrolet Onix, los recién renovados Renault Sandero, Logan y Stepway, no tienen problemas, dado que no están alcanzados por el tributo. Pero el Ford Territory, el nuevo SUV que lanzará la marca en 2020; o el próximo modelo que fabrique Chevrolet en Alvear, que estaría listo a fines del año próximo y se empezaría a comercializar en 2021, no se sabe en qué escala estarán situados.Los sedanes medianos, como Volkswagen Vento, Toyota Corolla y Chevrolet Cruze, sí deberán pagar impuestos.

¿Qué se espera que suceda? O desaparecerán las gamas más altas, o empezarán otra vez los "topeos", y varias versiones tendrán precio congelado, para evitar caer en el tributo.

Hoy por hoy, la única visión, es la que anticipa un escenario similar al de 2014, cuando las ventas se derrumbaron, los stock de modelos se achicaron y los usados recuperaron valor ante la escasez de 0Km.

Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído