Más artículos

Autos: por qué las terminales esperan que se reactive el mercado pese a la suba de precios

Autos: por qué las terminales esperan que se reactive el mercado pese a la suba de precios
Las automotrices y concesionarios delinean una estrategia para recuperar la actividad del sector, muy golpeado en los últimos dos años
19.01.2020 09.43hs Autos

Las sucesivas devaluaciones que se produjeron en los últimos años impulsaron al laza los precios de los autos 0Km en la Argentina. De hecho, se estima que el 70% del costo de un vehículo está atado a la moneda estadounidense.

El año pasado, en medio de una crisis generalizada con inflación de más del 50% y pérdida salaria del 20%, las ventas de las automotrices cayeron un 43%, en lo que es el peor registro desde 2006.

Aunque estén regidos por la cotización de la divisa, los precios de los autos subieron más que el dólar el año pasado. De acuerdo con el Indice de Precios del Sector Automotor (IPSA) que dio a conocer la Asociación de Concesionarios de la Argentina (Acara), los vehículos subieron 6,8% en diciembre -con un tipo de cambio que se mantuvo estable y una inflación del 3,7%- y escalaron 83,6% en todo el año, frente a un dólar que subió 60% y un Indice de Precios al Consumidor (IPC) que trepó 53,8%.

De esta manera, los automóviles subieron casi 25 puntos por encima del dólar y 30 puntos por arriba de la inflación.

Fuentes de los concesionarios aseguraron a Infobae que incide fuertemente la carga tributaria que tiene el sector y la incertidumbre sobre cuáles serán las políticas que adoptará el gobierno para la actividad. "En realidad, los aumentos acompañaron al dólar. Puede ser que algunos hayan subido más temiendo un congelamiento de precios. De todas maneras, hay que ver los precios de lista menos los descuentos que son muy fuertes", dijo una alta fuente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

Es cierto que los valores que toman desde Acara para realizar este índice son los de lista; no incluyen los descuentos, que fueron muy agresivos durante el año pasado, con el objetivo de atraer justamente las ventas en un mercado desplomado. Se trata de estrategias comerciales en las que se prioriza el otorgamiento de bonificaciones a la baja del precio de lista, como ocurre también en otros comercios.

"Es correcto lo de los aumentos, como también es verdad que todas las terminales corrigen con bonus de todo tipo para atraer a la demanda", dijeron en una de las terminales. Y agregaron, en coincidencia con las fuentes de Adefa, que "algunas marcas creían que el gobierno iba a un esquema de congelamiento de precios y aumentaron por las dudas. Total, luego se va corrigiendo con bonus gigantescos".

El mes de mayor aumento del índice de precios fue septiembre, cuando llegó al 13,6%, producto de la devaluación pos PASO. Hasta mediados de año, los valores estaban moderados, ayudados también por el plan que impulsó la administración de Mauricio Macri, que extendió por dos meses (junio y julio). A partir de agosto, los aumentos oscilaron entre el 7% y el 8%, indica Infobae.

El 2019 cerró con ventas de 460.000 vehículos 0Km, cifra que representó una caída del 43% respecto del año anterior. Pero el peor escenario es que no será el piso. De acuerdo con las proyecciones que manejan en la industria, este año se podrían vender entre 400.000 y 450.000 autos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Autos
Te puede interesar
Zoom Recomendadas