Más artículos

10 consejos para reducir el consumo de combustible con el auto

10 consejos para reducir el consumo de combustible con el auto
Es uno de los costos que más preocupa a los conductores y que afecta al bolsillo todos los meses. Te contamos como ahorrar y gastar menos
Por iProfesional
30.01.2021 18.00hs Autos

El gasto en combustible se volvió uno de los que más preocupa a los conductores, ya que con el aumento constante del precio de las naftas, cada vez es más caro llenar el tanque.

Esto se ve traducido en el presupuesto mensual que se necesita para mantener un vehículo, el cual termina generando un mayor interés de la gente por saber qué motor tiene un auto o un SUV (por si sigla en inglés, "Sport Utility Vehicle") y cuánto consume cada 100 kilómetros.

Otras personas, directamente para ahorrar eligen convertirlo a GNC, con lo cual pagan un costo inicial por el equipo pero luego gastan muy poco diariamente. Asimismo, aquellos que pueden se estiran en el presupuesto y optan por alguno de los pocos modelos diésel que existen en el mercado, que son muy económicos a la hora de consumir gas oil aunque cuestan un poco más de 0km.

Para tener un parámetro de cuánto se puede ahorrar con cada uno de los propulsores, la ecuación es la siguiente:

Consumo de combustible: auto naftero

En un auto que utiliza nafta Premium, como recomiendan la mayoría de las automotrices, se gastarán en promedio 10 litros cada 100 kilómetros. En decir, en un recorrido de unos 350 kilómetros, que son los que existen entre Capital Federal y la ciudad turística de Pinamar, para llenar el tanque se necesitarán $2.700 promedio, teniendo en cuenta el combustible alcanzó un valor de 77,4 pesos promedio por litro (varía según la localidad).

Chevrolet Onix, una de las opciones de auto naftero.
Chevrolet Onix, una de las opciones de auto naftero.

Entre los autos nafteros más populares están los más vendidos como Chevrolet Onix, Toyota Etios, otros del segmento medio como Toyota Corolla y Chevrolet Cruze y la mayoría de los SUV.

Consumo de combustible: auto diésel

En el caso de los autos con motor diésel, son más económicos en cuanto al consumo y suelen gastar un promedio de 5 a 6 litros cada 100 km en ruta. En este caso, entonces, se necesitarán 17.5 litros, es decir, contabilizando el gasto con Infinia diésel, que está a $73,3 promedio, la inversión para realizar le recorrido será de 1.282 pesos.

Citroën C4 Lounge, uno de los pocos modelos con opción diésel.
Citroën C4 Lounge, uno de los pocos modelos con opción diésel.

Entre los autos diésel que existen en el mercado para comprar se encuentra el Peugeot 308 y el 408, además de los SUV 3008 y 5008. También el Citroën C4 Lounge. Son las pocas marcas que quedaron con oferta de autos gasoleros

Consumo de combustible: auto a GNC

Con GNC será el costo más económico para viajar desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta la ciudad balnearia de Pinamar. En este caso, con el valor del m3 en 28 pesos promedio, el gasto para llegar a la costa será de 945 pesos. Entre los modelos que pueden convertirse a GNC existen la totalidad de la oferta del mercado. Solo el Toyota Etios viene de serie con esa opción ya incluida.

Toyota Etios, de serie con la posibilidad de convertir a GNC.
Toyota Etios, de serie con la posibilidad de convertir a GNC.

Consumo de combustible: técnicas

Teniendo en cuenta cada una de estas opciones, y más allá del motor que tenga el vehículo en cuestión, hay que saber que existen determinadas técnicas y formas de manejo que son útiles a la hora de ahorrar en el consumo de combustible.

Entre las 10 técnicas más recomendadas para ahorrar en el consumo de combustible se encuentran las siguientes:

  • Ahorrar consumo de combustible primer paso: conducir más despacio
  • Ahorrar consumo de combustible segundo paso: conducir con suavidad
  • Ahorrar consumo de combustible tercer paso: usar el freno motor
  • Ahorrar consumo de combustible cuarto paso: usar neumáticos de baja resistencia a la rodadura
  • Ahorrar consumo de combustible quinto paso: llevar los neumáticos a la presión adecuada
  • Ahorrar consumo de combustible sexto paso: quitar portaequipajes cuando no se usen
  • Ahorrar consumo de combustible séptimo paso: vaciar el baúl y no llevar peso innecesario
  • Ahorrar consumo de combustible octavo paso: revisar el estado del filtro de aire
  • Ahorrar consumo de combustible noveno paso: llevar el mantenimiento del auto al día
  • Ahorrar consumo de combustible décimo paso: planificar las rutas

Consumo de combustible: conducir más despacio

La velocidad es enemiga del consumo y del ahorro en el consumo de combustible. Cuanto más rápido se circula, más combustible gastará el auto. En efecto, circular a 140 km/h incrementa el consumo en un 30% con respecto a circular a 120 km/h. Un diferencial de consumos que aumenta de forma exponencial a la velocidad, no de forma directa. Por otro lado, en un viaje por autopista de una hora, solo se ganarán 5 minutos por haber circulado a 130 km/h, y se habrá gastado más dinero.

Es importante moderar la velocidad, de esta manera, no solo llegará a destino más relajado, sino que el auto se someterá a un menor desgaste, además de ahorrar dinero y lograr un menos consumo de combustible.

La velocidad es clave para controlar el consumo de combustible.
La velocidad es clave para controlar el consumo de combustible.

En caso de tratarse de personas que siempre llegan tarde, es importante que comiencen a planificar los viajes y ser más organizado. De esta manera, la demora en tiempo apenas será perceptible y en 4.000 o 5.000 km el ahorro podría suponer el equivalente un depósito de combustible completo.

Consumo de combustible: conducir de forma suave

No solo conduciendo más lentamente se ahorra combustible, se puede ahorrar en el consumo de combustible conduciendo de forma suave. Esto quiere decir que hay que evitar las aceleraciones bruscas y evitar revolucionar el motor en exceso. Lo que se sugiere no es que se circule siempre en una marcha más larga, sino que se acelere de forma gradual y se anticipe la conducción al entorno y al tráfico.

Es importante tener en claro que conducción eficiente no es igual a conducción lenta o aburrida. De hecho, es todo un desafío para el conducir.

Consumo de combustible: freno motor

Este tercer consejo va intrínsecamente ligado al anterior, de conducir suavemente. La anticipación lo es todo en la conducción eficiente y en el ahorro en el consumo de combustible. Esto quiere decir que si un semáforo se ha puesto en rojo a doscientos metros - o un camión de reparto está bloqueando la calle – es importante decelerar suavemente usando el freno motor, no seguir acelerando para dar un frenazo a escasos metros del vehículo que interrumpe el paso o del cruce peatonal. De esta manera, no se ahorrará tiempo y se desgastará más el auto.

Hay que tener en cuenta que cuando se usa la retención del motor, la mecánica no inyecta un solo mililitro de combustible, aunque el cuentavueltas supere las 5.000 rpm. Es especialmente importante en bajadas prolongadas, así como en conducción por rutas alternativas.

Otro ejemplo: en vez de frenar con fuerza antes de entrar en una zona urbana, hay que dejar que el auto se vaya poco a poco frenando: no se gastará nada de combustible y llegará a la señal de 50 km/h a la velocidad adecuada. Es sentido común, en ocasiones el menos común de los sentidos.

Como último apunte, el freno motor también ayuda a que el coche esté más estable en deceleraciones y en curva. En muchas ocasiones hay conductores que se aproximan a un obstáculo, quitan la marcha, frenan y cuando llegan a la velocidad adecuada, vuelven a meter la marcha. Además de someter a los frenos a un esfuerzo innecesario, están jugando con su seguridad.

Consumo de combustible: neumáticos de baja resistencia a la rodadura

Si el auto es deportivo o circulas habitualmente a ritmos ágiles, nadie va a negar que un compuesto deportivo es tu mejor aliado. No obstante, si quieres minimizar el consumo de tu coche, equípalo con neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Puedes conocer su eficiencia en su etiquetado: un C o una B ya ofrecen un nivel de fricción bajo.

La presión de los neumáticos es clave para el control del consumo de combustible.
La presión de los neumáticos es clave para el control del consumo de combustible.

Con estos neumáticos no lograrás reducir en un litro el consumo a los 100 km de tu coche, pero puede que sí en un par de décimas. Además, suelen tener una durabilidad superior a la media. Un buen neumático de baja resistencia a la fricción no tiene por qué descuidar el agarre o su eficacia en lluvia.

Consumo de combustible: presión adecuada

Unos neumáticos con baja presión aumentarán el consumo de combustible, y se desgastarán de forma irregular, además de empeorar el comportamiento del coche.

Se recomienda llevar siempre los neumáticos a la presión recomendada, o un par de décimas por encima de ella.

En algunos vehículos, además de la presión estándar, se recomienda una presión 0,3 o 0,4 bar superior si buscamos una mayor eficiencia en el consumo de combustible - ahora bien, cuidado con sobre-inflarlos.

Consumo de combustible: sacar portaequipajes

Los portaequipales que se llevan en el techo del auto aumentan la resistencia aerodinámica que el motor debe vencer, incrementando el consumo de combustible. Sin embargo, existen algunos baúles de techo que son mucho peores que otros y pueden incrementar hasta en un 20% el consumo del auto.

Lo importante es que cuando no se usen se saquen, así será más eficiente el consumo. 

Cualquier elemento que empeore la aerodinámica del coche aumentará el consumo de combustible. Así de simple.

Consumo de combustible: no llevar peso inútil

Está bien llevar una serie de accesorios a bordo, pero dentro de un límite sano. Todos los objetos que se llevan a bordo pueden sumar decenas de kilos. Y como sabes, cuando aumenta el peso de un vehículo, aumenta su consumo. No tiene sentido arrastrar kilos extra sin motivo alguno. Además, nunca viene mal ordenar el auto y vaciar el baúl de peso extra.

Consumo de combustible: revisar el estado del filtro de aire

El filtro de aire es uno de los elementos con más influencia directa en el consumo del motor, al menos en lo que al mantenimiento se refiere. Es el que se encarga de que el aire que entra en la admisión del motor está limpio.

Es importante el control del estado del auto para el consumo de combustible.
Es importante el control del estado del auto para el consumo de combustible.

Este proceso de filtrado acaba obstruyéndolo con los kilómetros y, de hecho, es recomendable su sustitución cada 30.000 km. El motor respirará más libremente y al perder este "cuello de botella", además de reducir su consumo de combustible, empujará con más fuerza.

Es un dato importante a tener en cuenta y no pensar que por ahorrar unos pesos se termine gastando mucho más dinero en el arreglo posterior del filtro o bien en el consumo de combustible.

Consumo de combustible: cuidar la mecánica

El filtro de aire no es el único elemento de la mecánica que se necesita vigilar con frecuencia.

Entre otro de los elementos que es importante controlar, hay que tener en cuenta que no conviene descuidar el estado de las bujías, los filtros de combustible - especialmente en coches alimentados por gas oil - y realizar los cambios de aceite cuando el fabricante lo recomienda.

Un aceite limpio y reluciente siempre es más beneficioso para tu motor que un aceite que tendría que haberse cambiado hace 5.000 km, sucio y cargado de residuos de la combustión. Solo si la salud de tu motor es óptima lograrás que te ofrezca los mejores consumos y prestaciones.

Consumo de combustible: planificar la ruta

Imagina que vas a llevar a cabo un viaje de varios cientos de kilómetros y puedes optar por una ruta de autopista o una ruta que combina autovías con rutas nacionales. Siempre que sus orografías sean similares, el segundo caso será más eficiente que el primero debido a una velocidad más moderada, principalmente.

Es importante, en este caso, conocer las rutas por las que se circula de manera habitual, aprender la sincronización de los semáforos y, en ciertas ocasiones, optar por una ruta más larga que evite el congestionamiento de tránsito.

Consumo de combustible, un gasto fijo

De esta manera, siguiendo todas las recomendaciones, es importante considerar que se puede lograr un gran ahorro en el consumo de combustible, el cual no se sentirá en un mes, pero si se hace el cálculo en todo el año, será muy importante para el bolsillo.

La nafta, como el gas oil, se ha convertido en un gasto fijo que pesa en el bolsillo de la gente e impacta cada vez más a la hora de hacer los cálculos de cuanto cuesta mantener un auto, al cual hay que sumar los gastos en patente, seguro, la Verificación Técnica Vehicular y los lavados o pago de cochera, entre otras cosas que suelen surgir de forma inesperada y que hay que enfrentarlas cada tanto, como por ejemplo el cambio de los neumáticos.