Mantener un auto será más caro en 2022 y cada vez más gente se pregunta: ¿conviene tener un 0Km?

Varios costos fijos subirán a partir de 2022 y son un problema para los argentinos. En la actualidad, un auto chico ya demanda por mes más de 35.000 pesos
Por Guillermina Fossati
08/12/2021 - 06,42hs
Mantener un auto será más caro en 2022 y cada vez más gente se pregunta: ¿conviene tener un 0Km?

Cuál será el gasto mensual que conlleva tener un auto propio es uno de los grandes dilemas que se plantean muchos de los compradores que están a punto de hacer una operación, ya que los costos de mantenimiento son cada vez más elevados y se llevan gran parte del salario de un trabajador.

De acuerdo a los cálculos realizados por iProfesional en base a diferentes modelos, entre patente, seguro, service, combustible, cochera y dos lavados mensuales, se necesitan como mínimo $35.000 mensuales para mantener un auto del segmento chico. El valor aumenta dentro de una misma gama, si se trata de las versiones más equipadas, y más aún si se opta por modelos más caros, como los SUV o autos medianos, entre otras opciones para elegir.

De esta forma, el costo fijo se volvió un problema para quienes pueden llegar a juntar el dinero para comprar una unidad, situación a la cual se le debe sumar un agregado también preocupante: los valores de los 0Km no paran de aumentar y el más barato del mercado ya está rozando los 2.000.000 pesos. Además, como no hay oferta, las operaciones se hacen con precio abierto, sin saber cuál puede ser el valor de la factura cuando el modelo esté en el concesionario.

Mientras estas cuestiones preocupan a mucha gente en el día a día, el 2022 se prevé más duro y son varios los gastos que se van a incrementar, pegando otro golpe al bolsillo. 

0Km, con más aumentos

Para empezar, el valor de un auto 0km en 2021 lleva acumuladas subas que promedian el 70%. Si bien varía por marca y segmento, eso se observa en varios de los modelos más vendidos del mercado. La justificación es la inflación general, la devaluación y un escenario que quedó con más demanda que oferta, lo que empuja los precios hacia arriba.

Se vienen subas en los precios de los autos.
Se vienen fuertes subas en las patentes de los autos.

Tomando como referencia a algunos de los vehículos más económicos, mientras que un modelo chico con equipamiento base salía $900.000 en enero 2021, ahora pasa los $1.800.000. Para el año próximo la situación no parece que vaya a cambiar, especialmente porque no se espera un incremento notable de la oferta, por lo cual seguirán las listas de espera en los concesionarios y los sobreprecios para quien quiera tener su auto en el momento.

Otro dato es que, en diciembre, aumentó el impuesto interno, lo que permite a varios modelos que estaban "topeados" en $3.100.000 para que no los alcance la medida que se extiendan hasta el nuevo monto, que son $3.400.000; y también se suma que por el cambio de año, generalmente se dan más subas (al tener un modelo 2022).

Como consecuencia de esta suba de precios esperada, hay gastos que se van a incrementar de forma directa porque representan un porcentaje del valor del vehículo. Uno de ellos es el seguro: a mayor valor del bien asegurado, mayor costo. También el service, porque los repuestos son más caros, al igual que los fluidos y elementos de mantenimiento básicos como el aceite, que debe controlarse de forma periódica. Hoy, un service oficial arranca en $15.000 para uno de los autos más económicos, y llega hasta $26.000 en el mismo segmento según la marca. 

Aumento en las patentes

Un golpe duro representarán a partir de enero las patentes. En este caso, es uno de los gastos más elevados que deben enfrentar los titulares de un auto. En CABA, a partir de 2022, para calcular el valor de las patentes se tomará la valuación de los autos de acuerdo con sus características y los valores asignados por la cámara representativa de la actividad aseguradora automotriz, publicaciones especializadas y la cámara de concesionarios oficiales.

Los autos se clasifican en cuatro categorías, a partir de las cuales se determina la alícuota:

  • Valor fiscal menor o igual a $2,8 millones: 3,2%
  • Entre $2,8 millones y $ 3,85 millones: 4%
  • Desde $3,85 millones y hasta $5,6 millones: 4,5%
  • Más de $5,6 millones: 5%

En este sentido, desde la Cámara de Comercio Automotor, explicaron que los ajustes que también llegarán a la provincia de Buenos Aires, donde se mantienen las alícuotas pero las mismas se aplican sobre la valuación de los bienes que establecen cada una de las Jurisdicciones afectan de manera desproporcionada a todos los contribuyentes que en muchos casos no pueden llegar a afrontar sus obligaciones legales, incluyendo también a las agencias y concesionarios", dijo Alberto Príncipe, presidente de la CCA.

"Ocurre que hoy la comercialización de los automotores se ve afectada por variadas trabas y disposiciones que han provocado notorias faltas de esos productos en el mercado, a saber: dificultades en la entrega de automotores por parte de las fábricas y los distribuidores a sus concesionarios; producción que se resiente por falta de componentes importados y el cierre o disminución de entrada de vehículos importados por problemas cambiarios, entre otros", mencionó el directivo.

"Todas estas circunstancias han derivado en un aumento del valor de los automóviles muy por encima de las variaciones inflacionarias y con criterios muy variables. El valor de los automóviles terminará el año con una suba promedio de entre el 60 y 65%", expresó Príncipe. "De esta manera y ante una actualización promedio de los ingresos de la mayoría de los contribuyentes afectados muy inferior a la actualización del valor (circunstancial) de los vehículos, el tributo se aleja de tener una real capacidad contributiva para afectar una riqueza inexistente por ser ficticia y no real. Gravar en base a esa especial circunstancia en sí misma no muestra la aptitud económica que justifique la existencia de tamaña obligación impositiva", concluyó.

Más incrementos

De acuerdo a los anticipos que ya se dieron del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a partir del año próximo los peajes, la VTV y el estacionamiento medido también aumentarán entre un 45% y un 50%.

Se trata de servicios que tuvieron un retoque a principio de este año y que, de acuerdo a los voceros de la secretaría de transporte, serán nuevamente modificados "para adoptar adecuaciones que son necesarias para el funcionamiento de los servicios".

En el caso de la Verificación Técnica Vehiculas (VTV), en CABA es obligatoria para todos los vehículos de más de 3 años de antigüedad y las motos con más de un año. Esto varía por provincia, de acuerdo a su ordenanza, cambia el plazo y las condiciones. En el caso porteño, en enero, la tarifa de la VTV pasará de $2.665 para autos y de $1.002 para motos a $4024.33 y $1513.22.

Se vienen aumentos para la VTV.
Se vienen aumentos para la VTV.

En autopistas, el incremento impactará en la 25 de Mayo, Perito Moreno, Illia y Alberti, así como al Paseo del Bajo, utilizado por el tránsito pesado y los micros de larga distancia.

En horario pico, en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, el peaje para automóviles subirá de $148,22 a $215 en la Illia, el alza será de $61,03 a $88,50, y en el peaje Alberti, de $41,85 a $60,68, lo cual representa una suba del 45 por ciento.

Desde este año, las autopistas de AUSA tienen un cuadro tarifario único para pagar con Telepase, el cual es obligatorio, y aquellos usuarios que no cuentan con el dispositivo deben abonar un cargo administrativo equivalente al doble del valor del peaje correspondiente para el horario, la estación y la categoría del vehículo. Pero si pasan a través de una vía de telepase a pesar de contar con cabinas exclusivas para el cobro excepcional en efectivo, a partir del nuevo tarifario deberán abonar el cuádruple de la tarifa.

Estacionamiento medido

En cuanto, al estacionamiento medido, el 23 de diciembre a las 12 fue convocada la audiencia pública, y la tarifa pasará de $30 la hora a $45, lo que representa un incremento del 50%. Hasta marzo de este año era de $15, pero en ese mes su valor se duplicó.

También las cocheras van a seguir ajustando sus valores, como sucede con los alquileres de los departamentos, representando un alto costo para los inquilinos: hoy, en las zonas más demandadas de la Ciudad, ya promedian los 10.000 pesos.

El GNC, más caro

Además de los gastos básicos, para quienes quieran cambiar su auto a GNC tendrán que contemplar una mayor inversión. Según el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) se viene un alza de 49,4 % para el precio de la oblea habilitante para vehículos propulsados a Gas Natural Comprimido (GNC), que comenzará a regir a partir del 1ro de enero de 2022.

Desde ese momento, el valor de la oblea cuyo vencimiento opere en 2022 pasará de $ 172 a $ 257 por unidad. En la normativa se estableció también el nuevo valor de las Cédulas Mercosur que pasarán de $ 53 por unidad, a $ 73 a partir del 1 de enero de 2022.

Asimismo se fijó que el valor de las obleas habilitantes para vehículos propulsados por GNC, cuyos vencimientos operen en el año 2023, será de $ 257 por unidad.

Qué pasará con las ventas

En este escenario de incógnitas por lo que vendrá en 2022, muchos se preguntan qué pasará con la venta de autos. Las expectativas de crecimiento son moderadas, especialmente porque no se podrá incrementar demasiado la oferta. Mientras que en 2021 se llevará casi a los 400.000 patentamientos, se estima que 2022 podría crecer a 450.000.

De todos modos, los referentes de las principales terminales son cautos y están esperando para hacer proyecciones, ya que situaciones externas como sucedieron este año, que tiene que ver con la falta de semiconductores, más las trabas a las importaciones, cambiaron los planes de un mes para otro.

En cuanto al mantenimiento, si una familia tipo necesita por mes $72.000 para no caer en la pobreza, mantener un auto se lleva la mitad del salario. Para muchos jóvenes, el vehículo propio ya no es prioridad, pero de todos modos, como el 0Km es uno de los bienes a los que pueden llegar los argentinos (alejados cada vez más de la vivienda propia) todavía sigue siendo un plan de inversión que está en la cabeza de la mayoría de los consumidores. Lo que se piensa, cada vez más, es cuándo conviene usarlo o dejarlo en el garage para situaciones especiales.