Cascos para motos baratos, rebatibles y LS2: ¿qué tener en cuenta para comprar uno?

A la hora de elegir cascos para motos hay una gran variedad de marcas y tipos, pero no todos ofrecen las mismas prestaciones. Algunos modelos y precios
Por iProfesional
05/06/2022 - 19,15hs
Cascos para motos baratos, rebatibles y LS2: ¿qué tener en cuenta para comprar uno?

Elegir los cascos para motos no es una tarea sencilla. Si bien muchos buscan que sea "barato", lo más importante es seleccionar el modelo adecuado al tipo de moto y el uso que se le dará diariamente, porque de eso depende no sólo el modo en que uno estará protegido, sino también que sea cómodo.

Casco para motos rebatible

En el mercado hay una gran variedad de cascos para motos y uno de los más elegidos es el rebatible.

Se trata de un modelo que tiene la mentonera móvil y puede retirarse hacia arriba, dejando la cara descubierta. Muchas veces se lo llama modular, pero no es lo correcto, ya que el último no tiene partes desmontables.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que es más seguro el integral ya que, por sus características, protege no sólo la parte superior y trasera de la cabeza, sino también la cara y la mandíbula.

Los cascos para motos deben ser de buena calidad.
Los cascos para motos deben ser de buena calidad.

¿Cuál es el precio de un casco para moto?

En cuanto a los precios de los cascos para motos, hay muchas opciones para elegir en el mercado y van desde los $7.000 hasta los $180.000.

Casco para moto LS2

Esto varía según la calidad y origen: los chinos son más accesibles, pero de menor calidad, mientras que marcas como Shoei, Acerbis, Bell y LS2 son los más costosos, pero más equilibrados.

En el caso de los LS2, por ejemplo, hay cuatro modelos y más de 20 opciones en total con valores entre $22.000 y 150.000 pesos. 

Por otro lado, sobre el material de los cascos para motos, es importante conocer que la mayoría están confeccionados de resina termo plástica, pero los mejores están hechos de kevlar y fibra de carbono o una mezcla de esos materiales.

Cómo elegir cascos para motos

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir cascos para motos es que todos tienen talles (S, M, L y XL) y cuentan con un número, que es la referencia válida.

Es clave que no haga una presión excesiva en la cabeza, pero tampoco debe quedar demasiado holgado, porque si no saldrá disparado ante un accidente. Un truco para saber si es la talla adecuada, es que los pómulos deben estar ceñidos.

LS2, algunos de los cascos para motos más buscados.
LS2, algunos de los cascos para motos más buscados.

El talle de los cascos para motos se clasifica según las siguientes medidas de la cabeza en cm: 

  • 50-54 cm XXS
  • 54 cm XS
  • 55-56 cm S
  • 57 cm M
  • 58-59 cm L
  • 60-61 cm XL
  • 62-63 cm XXL
  • 64-65 cm XXXL

Una vez que se determina el tamaño, se tiene que mirar cuál es la fecha de vencimiento, ya que tienen un período de vida útil determinado.

En el caso de los cascos para motos de policarbonato, los cuales con el paso de los años se deterioran, algunos expertos estiman que este tipo de cascos caduca entre los 5 y 7 años desde su fabricación, por lo que es importante que cuando se compre se mire la fecha que está impresa en su embalaje.

Otro dato clave es que los cascos para motos estén homologados. Para conseguir el sello de homologación, los cascos y pantallas sufren ensayos de impacto y rigidez y se someten a condiciones ambientales extremas (temperaturas de entre +50 y -20 grados centígrados) y a pruebas de proyección, retención y fricción.

Además, también se comprueba el campo visual ante determinadas circunstancias y las cualidades de la pantalla, vertiendo sobre ella material abrasivo, entre otros.

Por último, hay que fijarse que los cascos para motos sean de un material resistente y que los elementos de seguridad, como la correa, sean buenos. También sería fundamental que sean de primera mano, salvo que haya mucha confianza y que se sepa con seguridad a quién se lo está comprando.

Evitar golpes

Cualquiera de los cascos para motos, al ser una especie de cáscara, si se caen o se golpean contra el suelo con fuerza, pueden agrietarse, con lo que perderían sus propiedades y habría que desecharlos.

Por eso los cascos para motos que no inspiren confianza o que no tengan el sello de homologación no hay que adquirirlos, porque en caso de accidente podría no soportar los impactos para los que están preparados los que sí aprueban los test de la normativa.

Los cascos para motos deben quedar justos, no pueden ser grandes.
Los cascos para motos deben quedar justos, no pueden ser grandes.

Entre las recomendaciones para elegir cascos para motos, los más seguros siempre son los cascos integrales, ya que disponen de una estructura exterior más sólida y ofrecen mayor protección ante los impactos.

Los clásicos cascos para motos casos jet o jet con pantalla son más habituales en ciudades, pero ofrecen mucha menor protección y las lesiones en caso de accidente son más graves.

¿Cuánto debe pesar el casco?

Aunque pueda parecer que a mayor peso, mayor protección, esto no es así. No hay que comprar cascos que excedan los 1.400 gr.

Esto es debido a que en caso de un gran impacto, a más peso del casco, más fuerza puede provocar daños internos.

El nivel de seguridad de un casco de moto viene determinado en gran medida por la composición de la calota, es decir, la superficie encargada de absorber el impacto en caso de sufrir un accidente.

Según los estudios llevados a cabo, la estructura tricomposite de cascos formada por Kevlar, fibra de vidrio y fibra de carbono es la que mejor resultados ofrece. Los cascos de policarbonato suelen ser más económicos pero también reportan peores comportamientos ante los impactos.

Tipos de casco dependiendo del tipo de moto

Para saber cómo elegir cascos para motos es imprescindible saber el tipo de moto que tenemos o vamos a comprar. Existen tipos de cascos más adecuados para motos urbanas o deportivas y otros para motos más grandes.

Lo primero que se debe hacer es leer las instrucciones de uso y mantenimiento de los cascos para motos, para no dañarlo al limpiarlo o desmontar elementos como la visera.

No se trata únicamente de limpiar, sino de cuidar y mantener los diferentes elementos del casco. Debemos limpiar la calota exterior del casco manualmente con productos específicos o jabones neutros, utilizando una esponja suave y secando con paños para no dejar restos.

El interior de los cascos para motos también necesita un mantenimiento y la gran mayoría de los modelos cuentan con almohadillas extraíbles y lavables. Es aconsejable el lavado a mano con jabones específicos o neutros y secarlas de manera natural.

Cascos para motos, la clave para evitar accidentes más graves.
Cascos para motos, la clave para evitar accidentes más graves.

Por otra parte, conviene lavar la visera de los cascos para motos regularmente con productos específicos de tiendas especializadas. Por último, hay que cuidar y mantener adecuadamente las correas o las gomas interiores para evitar un deterioro anticipado de estos elementos.

Para tener en cuenta

A partir de la pandemia cada vez se usan más motos, pero hay que saber que los cascos para motos salvan vida, y los datos lo corroboran. Algunos para tener en cuenta:

  • Sólo por llevar los cascos para motos puestos se reducen un 30% las posibilidades de muerte y un 40% las de sufrir una lesión craneal grave.
  • Se deben comprar cascos para motos que lleven sticker del CHAS (Certificado de Homologación de Autoparte de Seguridad).
  • Un casco que recibió un golpe, por más leve que haya sido, ya pierde su capacidad de absorción y debe ser reemplazado