Quién es el primer argentino que pagó dos millones de euros por el nuevo súper deportivo de Pagani

Se llama Jorge Gómez. Nació en La Matanza pero vive en Montecarlo. Es uno de los coleccionistas más excéntricos del país. La relación entre ambos
Por iProfesional
18/11/2022 - 10,58hs
Quién es el primer argentino que pagó dos millones de euros por el nuevo súper deportivo de Pagani

La relación entre el santafesino Horacio Pagani, constructor de los autos deportivos más exclusivos del mundo, y el bonaerense Jorge Gómez, uno de los primeros y mejores clientes de Pagani Automobili, excede lo comercial y llega a lo personal. Este coleccionista es uno de los compradores del Utopia, la última bestia mecánica nacida en el atelier artesanal de la ciudad italiana de Modena.

Gómez, oriundo de La Matanza, tiene 61 años y el propietario de la unidad 17 de las 99 que Pagani se propuso construir del Utopia, el tercer modelo de su gama, que se suma a los emblemáticos Zonda y Huayra. Su trato con Horacio Pagani es muy cercano, tal como se puede observar en sus redes sociales, en las que además exhibe los lujosos autos de colección entre los que están los que ya le había adquirido a su compatriota.

Ahora le sumará el Utopia, que tiene un precio estimado en casi 2,2 millones de euros. Pagani le envió a Jorge Gómez las imágenes digitalizadas del deportivo, que será de color amarillo. Se trata del tercero que compra de la marca: antes habían sido un C12 7.3 S y un F. Además, el empresario matancero encargó obras de arte que emulan sus modelos a escala real. Es el único cliente latinoamericano de la última joya del fabricante argentino.

El argentino comprador del Pagani Utopia

Gómez presume en sus redes sociales de los autos que conduce. Algunos ejemplos: Lamborghini Huracan y Aventador, Ferrari 355 y 458, Rolls Royce, Mercedes-Benz, Dodge Viper… Tiene también fotos excéntricas, como acostado en el capot de uno de sus autos. Y muchas con celebridades, como cuando jugó al tenis con Gastón Gaudio o compartió un evento con el propio Pagani y Sir Jackie Stewart. "A veces me sorprendo con la facilidad que me salen las cosas. La visión que tengo y la actitud positiva que siempre tuve", escribió en uno de sus posteos.

Pero la historia de Gómez, quien hoy vive en Mónaco, no es color de rosa. Mucho tuvo que pasar para llegar a comprar autos exclusivos. Su infancia transcurrió en un humilde barrio de Lomas del Mirador en una casa prefabricada.

El sueño de chico era escapar de la pobreza y darle una mejor vida a su familia. Por ,eso cuando salía del colegio recorría el Conurbano vendiendo todo tipo de artículos. Los años pasaron y los padres consiguieron un trabajo como encargados de un edificio. En ese momento, vendieron todo y le dieron el dinero a su hijo que en ese entonces tenía 18 años.

s
s

"Siempre pensábamos a lo grande. No queríamos un negocito para vivir bien, el tema era pegarla con algo y hacer mucha plata. Lo mío siempre fue vender y vendí de todo", recordó alguna vez en una entrevista.

Ese fue el punto de partida para Jorge, quien hizo de todo. Tuvo una fábrica de galletitas, una agencia de fletes, un supermercado, un local de bijouterie, una pizzería. Fabricó mousse de chocolate, vendió fiambres y quesos y tuvo una casa de comida con servicio de viandas.

Su alma emprendedora le hizo abrir uno y otros negocios, probar diferentes rubros, triunfar y caer a la par de la permanente realidad cambiante de la Argentina. Hoy es el dueño de Roker, una empresa millonaria líder en materiales eléctricos, con más de 100 empleados.

El año pasado vendió su Pagani Zonda F para instalar una fábrica metalúrgica en San Martín. La unidad se había hecho famosa por un choque que protagonizó en Punta del Este. Ese mismo vehículo se exhibió en el Salón del Automóvil de Buenos en 2017.

Su pasión por los negocios siempre corrió en paralelo con la de los fierros: "De chico ya me volvían locos los autos, cuando mis viejos laburaban de porteros en un edificio yo movía los autos en el garage". De aquellos sueños a esta realidad.

El empresario argentino contó que conoció a Pagani en el Salón de Ginebra de 2005: "Le caí bien, le dije que me gustaban sus autos y que le quería comprar uno, pero que primero lo tenía que probar, me fui a Módena y le terminé comprando su auto personal".

Fue el primer latinoamericano en tener un Pagani, un Zonda, y esa fue razón suficiente para que forjara una amistad con Pagani en los últimos 15 años. Una relación de admirador con estrella que se convirtieron en amigos. Tan fuerte es el vínculo con la marca que hasta tiene un anillo forjado en oro que tiene tres elementos distintivos de la marca: un pequeño Zonda, el escape de cuatro salidas y el número 760, identificatorio de los caballos que tenía el motor V12 Mercedes-AMG de aquel primer modelo de Módena.

Jorge Gómez publicó en sus redes las imágenes del Utopia que le fabrica Pagani. Las acompaña una reflexión que resume parte de su historia. "Hicimos una mesa redonda y me preguntaron qué pensaba hacer. ‘Plata’, respondí. No sabía cómo pero sabía que lo iba a lograr. Trabajé 6 meses, hice cualquiera y me compré mi primer auto, un Decarlo 700, un desastre. En menos de un año tenía un 128 casi nuevo (…) La casa no es importante, el negocio es importante. Si hacés lo que todos hacen el resultado es que vas a ser pobre como la mayoría de la gente; con suerte, clase media. Y yo quería una mansión, no una prefabricada. (…) Este año me tomé como 150 días de vacaciones y voy por más. Todo se puede no hay imposibles y depende de ustedes. (…) Dejen de quejarse y hagan, tengan menos miedo que los demás!!!! Arriesguen, la vida es corta".

Cómo es el Pagani Utopía

El Utopia es el tercer modelo que diseña Horacio Pagani, quien nació en Casilda hace 67 años y lleva varias décadas radicado en Italia. Los dos anteriores fueron el Zonda y el Huayra, con sus numerosas versiones, multipremiados y reconocidos mundialmente a la altura de los autos más lujosos de la historia.

El propio creador así lo definió en sus redes sociales: "Inspirado en la filosofía del arte y la ciencia, es una obra de alquimia, un fruto de nuestra incansable búsqueda de la belleza, al que le dimos forma con la tecnología de vanguardia",

El Utopía, basado en el concepto de belleza eficiente, está construido con fibra de carbono adosada a dos subchasis tubulares de acero y muestra líneas aerodinámicas. El modelo cuenta con puertas de apertura tipo alas de gaviota (hacia arriba) y debajo del capot aloja un motor naftero 6.0 V12 biturbo fabricado por Mercedes-Benz. Es una evolución del que utiliza el Huayra BC. Ahora desarrolla 864 CV de potencia y alcanza un par máximo de 112,2 kgm entre las 2.800 y 5.900 rpm.

Esta última creación de Pagani luce llantas forjadas de 21" delanteras y 22" traseras junto a un extractor de fibra de carbono en forma de turbina que tiene el objetivo de alejar el aire caliente de los frenos para de esta manera reducir las turbulencias bajo la carrocería. Por otra parte, la suspensión adaptativa tiene amortiguadores controlados electrónicamente, y los discos emplean un material carbocerámico.

s
s

La unidad que reservó el argentino estará asociada a una caja manual de siete velocidades con el exclusivo pedal de embrague Xtrac. Uno de los 99 que se producirán, muchos de los cuales quedarán en manos de magnates, jeques y celebridades. Un sello distintivo de Pagani.

Temas relacionados