Test del auto Volkswagen Polo Track: precio y características del reemplazante del Gol

Es el nuevo modelo de entrada de gama de la marca alemana: en esta nota, qué ofrece y todo sobre sus prestaciones y calidad general
19/11/2023 - 07:10hs
Test del auto Volkswagen Polo Track: precio y características del reemplazante del Gol

A comienzos de 2022, Volkswagen decidió ponerle fin a su modelo de auto más exitoso fabricado en la región: luego de tres décadas en el mercado (varias generaciones de por medio) y muchos años de liderazgo comercial, el Gol Trend dejaba vacante el lugar de entrada de gama a la marca alemana.

Por entonces se barajaron varios nombres de supuestos reemplazantes de este hatch compacto, e incluso fuertes rumores que llegaban desde Brasil (donde se fabricaba) daban cuenta que sería un inédito SUV el encargado de ocupar su lugar.

Sin embargo, Volkswagen reaccionó rápido a la demanda del público que buscaba un vehículo de entrada de gama y configuró una versión del Polo a la que denominó Trend para satisfacer de manera temporal a su público, fundamentalmente al que accedía a un 0km a través de un plan de ahorro.

Claro estaba, tanto el Polo como el recientemente presentado Virtus, estaban en pleno proceso de actualización y desde la firma teutona aguardaban para reconfigurar su estrategia en el segmento B. Ese hecho fue consumado hace poco, cuando se lanzó el restyling del hatch y sedán compacto, que en la gama del primero contempla al auténtico reemplazante del Volkswagen Gol: se llama Polo Track y en esta nota te contamos todo sobre él.

Diseño y dimensiones del auto que reempla al Gol

No caben dudas de que el Polo representa una evolución del modelo al cual reemplaza: eso resulta tan lógico como previsible, teniendo en cuenta que es un vehículo moderno, amplio y mejor equipado: vale recordar que el Gol fue discontinuado -entre otras cosas- por no contar con ESP, elemento de seguridad obligatorio en la Argentina desde hace casi dos años.

La carrocería del Polo Track mide 4,07 metros de largo y 1,75 m de ancho, mientras que su distancia entre ejes es de 2,56 metros: es decir, es 12, 10 y 10 centímetros más grande que el Gol Trend, respectivamente. En capacidad de baúl también ganó volumen: 300 vs 285 litros.

El Volkswagen Polo Track es más grande que el Gol.
El Volkswagen Polo Track es un auto más grande que el Gol.

Con el reciente restyling de la gama, este variante Track se ve naturalmente más agradable que la Trend comercializada de manera temporal con el diseño "antiguo" Polo. Si bien esta opción económica no tiene el brillo de las más encumbradas de la gama, desde la marca se las ingeniaron bien para camuflar su condición "base", reemplazando los cromados por materiales negro mate.

La grilla frontal tipo "panal de abejas" es opaca, mientras que el agradable diseño de las tazas logra ocultar bien las llantas de acero de 15 pulgadas. En esta versión los faros son halógenos con DRL integrados.

La grilla frontal del Volkswagen Track es tipo panal de abeja.
La grilla frontal del Volkswagen Track es tipo panal de abeja.

Esta tonalidad negra se replica en las manijas de las puertas, marcos de las ventanillas y las carcasas de los retrovisores, mientras que en la parte trasera las luces cuentan con una máscara oscurecida que le imprime cierta personalidad.

Calidad y espacio interior del auto de VW

Como es de esperar, dentro del habitáculo abundan los plásticos duros y una ornamentación austera que parece estar pensada para soportar el paso del tiempo. El tapizado es de tela y las butacas delanteras (bastante mullidas) tienen el apoyacabezas integrado.

Encontrar una posición de manejo cómoda dependerá de la contextura de cada conductor, ya que el volante no ofrece regulación: sólo el asiento. Esa "incomodidad" será trasladada a configurar los retrovisores laterales que en esta versión se regulan manualmente.

El tablero de instrumentos es mixto y los plásticos duros en el nuevo Polo Track.
El tablero de instrumentos es mixto y los plásticos duros en el nuevo Polo Track.

El tablero de instrumentos es mixto, combinando dos enormes relojes de aguja con un generoso display digital para una computadora de a bordo que ofrece la información necesaria del vehículo.

En materia tecnológica perdió equipamiento respecto del Polo Trend, ya que no no tiene pantalla multimedia con pantalla táctil. En su lugar, Volkswagen instaló un sistema de audio bastante pasado de moda sin la posibilidad de espejar teléfonos celulares: ofrece bluetooth y tres puertos USB. Por su parte, el aire acondicionado sigue siendo convencional en esta versión.

En los paneles de las puertas también hay plásticos duros.
En los paneles de las puertas también hay plásticos duros.

En los paneles de las puertas también abundan los plásticos duros, aunque todo está perfectamente encastrado. Sólo las ventanillas delanteras tienen alzacristales eléctricos, mientras que atrás utilizan la histórica manivela.

Atrás hay espacio suficiente para que dos adultos viajen con comodidad; la plaza central es pequeña y en el piso aparece el molesto túnel de la transmisión. Todos los ocupantes disponen de cinturón de seguridad de tres puntos y únicamente el apoyacabeza central se puede ajustar en altura (los laterales son fijos).

Un detalle llamativo de este modelo es que si bien la rueda de auxilio tiene llanta de chapa como las titulares, la medida es distinta adoptando un talón menor: indudablemente una muestra del ahorro en la producción del modelo (185/65 R15 vs 185/66 R15).

Motor, prestaciones y comportamiento del auto Polo Track

Bajo el capot, el Polo Track se sirve de una fórmula histórica dentro gel Grupo Volkswagen. Hablamos del motor naftero 1.6 MSI de 110 CV con caja manual de quinta, un conjunto eficaz que resulta ideal para el uso urbano.

Las prestaciones son más que correctas para un modelo de su clase: acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 172 km/h, en tanto que los parámetros de consumo son razonables con un rendimiento promedio de 13 km/l.

El motor del Polo Track es un MSI 1.6 L.
El motor del Polo Track es un MSI 1.6 L.

Uno de los aspectos más agradables de la conducción de este auto es el tacto de la selectora de cambios con recorridos muy suaves: las primeras tres marchas son bien cortas y están relacionadas para optimizar la agilidad en el uso urbano.

La dirección con asistencia eléctrica responde adecuadamente pero está lejos de ser la más rápida y directa de su clase. Por su parte, el esquema de suspensiones ofrece una leve tendencia a la dureza pero acompaña agradablemente el andar del Polo Track, condición que ya es un sello de varios modelos de Volkswagen.

En toda la gama Polo, sólo la versión deportiva GTS cuenta con frenos a discos en las cuatro ruedas. No obstante, la respuesta de este sistema con tambores traseros resultó correcto en la pista de pruebas, en donde logró detener por completo al Polo Track desde los 100 km/h en poco más de 45 metros (sin perder la línea).

Equipamiento de seguridad, precio y competidores del Polo

Teniendo en cuenta que es un modelo base, el nivel de equipamiento general resulta correcto. Sin embargo, en los tiempos que corren que se le podría reclamar algunos elementos tales como regulación eléctrica de espejos y ventanillas traseras, además de un climatizador digital y un sistema multimedia más avanzado: desde Volkswagen ya anunciaron que a la brevedad habrá modificaciones en este último ítem.

En materia de seguridad la dotación está a la altura del segmento, donde generalmente sólo las versiones "full" de cada modelo ofrecen alguna que otra asistencia a la conducción.

El Polo Track luce detalles oscurecidos que le dan más calidad.
El Polo Track luce detalles oscurecidos que lo hacen más llamativo.

Además de los obligatorios frenos ABS y control de tracción y estabilidad, el listado del Polo Track contempla cuatro airbags, anclajes Isofix y asistente de arranque en pendientes.

Este modelo supo formar parte del plan impulsado por el Gobierno Nacional denominado Precios Justos Autos que concluyó a principio de noviembre. Pese a eso, el valor oficial del Volkswagen Polo Track MSI sigue siendo el mismo de ese momento: 10.445.800 pesos.

Si repasamos los valores de sus principales rivales podemos afirmar que el hatch de Volkswagen está en conformidad con el segmento, aunque es un tanto más caro.

Por ejemplo, el Citroën C3 Feel Look cuesta $10.097.000, el Chevrolet Onix LT Tech vale $10.272.900, el Renault Sandero Life se ofrece a $10.330.000 y el Peugeot 208 Lile cuesta $10.097.000, siendo el Toyota Yaris XS el más accesible de todos, a 9.427.000 pesos.

No obstante, como es sabido, en la Argentina estos sólo son los precios que las terminales sugieren a su red de concesionarios, siendo lo "reales" algo distintos.