Qué hacer con los neumáticos viejos: paso a paso para deshacerse de ellos

Este tipo de residuos es muy contaminante y tarda 600 años en degradarse, por lo que requieren un tratamiento especial donde entra en juego el reciclaje
Por BN
25/02/2024 - 06:55hs
Qué hacer con los neumáticos viejos: paso a paso para deshacerse de ellos

Los neumáticos vencen y al cambiarlos, nos quedan los viejos, que ya no sirven más y se convierten en residuos. El problema es que muchas personas no saben qué hacer para deshacerse de ellos.

Los neumáticos viejos son contaminantes y tardan 600 años en degradarse. Teniendo en cuenta esto, se trata de un residuo que no podemos dejar tirado en cualquier lugar, y tampoco debería llegar a un relleno sanitario.

Por estas razones, existen normativas sobre el tratamiento de este tipo de residuos, con el fin de no dañar el medio ambiente. En esta nota, te contamos paso a paso qué hacer con los neumáticos viejos.

El paso a paso para deshacerse de los neumáticos viejos

Pasado un tiempo, los neumáticos vencen y hay que deshacerse de ellos
Pasado un tiempo, los neumáticos vencen y hay que deshacerse de ellos

Los neumáticos viejos, denominados Neumáticos Fuera de Uso (NFU), requieren un tratamiento especial como residuo, razón por la cual en el mundo existen regulaciones al respecto, que no permiten el abandono de estos deshechos en la vía pública o junto con los residuos domiciliarios. 

Lo que se debe hacer es llevarlos a una planta de reciclaje, donde transforman a los neumáticos en material para distintos usos, como asfaltado, en proyectos de obra civil y también como combustible en la valoriazación energética. 

Regulaciones sobre los neumáticos viejos 

En 2021, el Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley "Presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de neumáticos fuera de uso", que tiene como objetivos promover el compromiso de los consumidores; reducir la disposición final de los NFU para disminuir el impacto sobre el ambiente; y promover emprendimientos para la gestión integral de los NFU, generando mecanismos que impacten en su correcto manejo en todo su ciclo de vida.

En este sentido, la ley de neumáticos prohíbe la importación de NFU, el abandono y/o el desprendimiento de neumáticos en la vía pública o con los residuos domiciliarios, como así también cualquier proceso de eliminación no previsto en la ley.

Un punto importante es que propone que los productores sean responsables de la gestión integral de los NFU, constituidos en asociaciones sin fines de lucro.

Asimismo, los distribuidores de neumáticos estarán obligados a recibir en forma gratuita los NFU para su posterior tratamiento y serán responsables de ingresarlos al sistema integrado de gestión en su carácter de generador.

A su vez, los generadores de NFU serán responsables de entregarlos al productor de neumáticos o a un sistema de gestión autorizado.

El proyecto de ley sobre los neumáticos fuera de uso
El proyecto de ley sobre los neumáticos fuera de uso

Entre otros puntos, la iniciativa establece una serie de sanciones (apercibimiento; multas; suspensiones; clausuras)

Tras obtener media sanción en el Senado, este proyecto de ley fue girado a Diputados, donde obtuvo un dictamen favorable, pero luego el proceso parlamentario se interrumpió y la ley no fue sancionada. 

Los números de los neumáticos fuera de uso

En Argentina, la generación de neumáticos fuera de uso (NFU) supera las 130.000 toneladas anuales, de las cuales 40.000 corresponden solo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su área metropolitana.

A su vez, el 90% de los neumáticos que se descartan cada año terminan en basurales a cielo abierto, terrenos periurbanos, cauces de agua o quemas, contaminando el suelo, el aire y el agua, y facilitando la proliferación de vectores transmisores de enfermedades zoonóticas.

La degradación del caucho le lleva a la naturaleza más de 600 años, y la inexistencia de marcos regulatorios para promover su reutilización, o reciclaje dificultan su disposición segura y sustentable.

Reciclaje de neumáticos viejos

Con el reciclaje, los neumáticos viejos pueden convertirse en material para diversos productos como césped sintético para canchas de fútbol o de hockey, baldosas plásticas utilizadas muchas veces en las áreas exclusivas para niños en las plazas o mobiliario urbano como reductores de velocidad y divisores de ciclovías. 

Solo hay tres plantas especializadas en reciclaje de neumáticos en el país y no funcionan a pleno porque no les llega suficiente material.

En Argentina hay pocas plantas de reciclaje de neumáticos viejos
En Argentina hay pocas plantas de reciclaje de neumáticos viejos

El proceso de reciclaje es el siguiente:

  • En la planta procesadora se reciben gratuitamente los NFU y se entrega, sin costo, la certificación de disposición final que piden los municipios y las empresas privadas
  • En primer lugar, los neumáticos se pesan 
  • Luego, son triturados mecánicamente y derivados al sector de granulación
  • El caucho obtenido de la trituración primaria se granula en diferentes etapas, para reducir el tamaño del gránulo y separar en cada una de ellas el acero y el textil que componen el neumático
  • El material obtenido se vende a empresas que los utilizan para canchas de fútbol sintético, pistas de atletismo y baldosas de caucho para plazas, entre otras cosas.

Los neumáticos viejos también pueden ser reciclados en casa para hacer distintas cosas, como por ejemplo macetas, asientos, mesas y columpios.

Con toda esta información, a la hora de cambiar los neumáticos viejos de tu vehículo, recordá que no podés deshacerte de ellos sin antes pensar en las consecuencias para el medio ambiente.  

Temas relacionados