Más artículos

Brasil suspendió por tiempo indeterminado las importaciones a las peras y manzanas argentinas

Brasil suspendió por tiempo indeterminado las importaciones a las peras y manzanas argentinas
El gobierno brasileño detectó una plaga de polilla carpocapsa en esas frutas provenientes de Río Negro y Neuquén. Representan ingresos por u$s150 millones
27.02.2019 11.52hs Comex

El gobierno de Jair Bolsonaro de Brasil decidió este miércoles cerrar completamente y por tiempo indeterminado a las importacionesa de peras y manzanas argentinas que se producen en el Alto Valle de Río Negro.

La decisión es un duro golpe para las provincias de Río Negro y Neuquén. Las ventas de esos productos agropecuarios representan el ingreso de 150 millones de dólares para esos distritos.

La resolución fue publicada por autoridades del ministerio brasileño de Agricultura (MAPA por sus siglas en portugués) y remitida al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria argentina (Senasa).

Según la resolución brasileña, se resolvió "suspender el plan del trabajo que implementó el sistema integrado para el decrecimiento del riesgo asociado a la plaga de Cydia pomonella para la importación de las frutas frescas de pera (Pyrus spp.), manzana (Malus spp.) y membrillos (Cydonia de forma oblonga) procedentes de la República Argentina", vigente desde noviembre de 2015.

La carpocapsa o polilla del manzano (Cydia pomonella) es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Tortricidae. son muy conocidos en agricultura ya que sus larvas son gusanos comunes de la manzana y la pera, así como para el nogal y el membrillero.

La Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM) había presionado para que el gobierno de su país cerrará las fronteras a las importaciones de peras y manzanas proveniente de la Argentina.

El cierre del mercado brasileño amenaza el desempeño del sector, en situación vulnerable como le sucede a muchas economías regionales.

En junio de 2018 el Ministerio de Agroindustria decidió prorrogar por un año la emergencia económica, productiva, financiera y social para la cadena de peras y manzanas de las provincias de Neuquén, Río Negro, Mendoza, San Juan y La Pampa, declarada por la Ley N° 27.354 y sus modificatorias.

La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.

Trabajan para levantar la suspensión

Las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la Secretaría de Agroindustria de la Nación –junto a los gobiernos provinciales de Neuquén, Río Negro y Mendoza, y el sector privado– se encuentran realizando gestiones para revertir la suspensión de la exportación de peras y manzanas dispuesta por Brasil.

"Esta suspensión es una luz amarilla que nos pone Brasil. Estamos trabajando desde cada uno de los sectores involucrados, públicos y privados, para lograr que se levante lo antes posible la suspensión", explicó el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi.

Con el fin de retomar a la brevedad las exportaciones de ambas frutas, el Senasa está manteniendo negociaciones con el Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) a los efectos de ampliar la información técnica enviada y las medidas tomadas con respecto a dichas intercepciones basadas en el plan de trabajo. Para eso, ya está acordada una videoconferencia en las próximas horas para normalizar el comercio.

A su vez, se está trabajando con productores y exportadores a cuyos cargamentos enviados con destino al vecino país se le detectaron larvas vivas de la plaga, con medidas como la suspensión de establecimientos, unidades productivas, galpones de empaque y exportadores. Esto además implica una investigación documental y técnica para encontrar las razones de la presencia de la plaga según lo acordado en dicho plan de trabajo.

"Nosotros venimos aplicando todas las medidas contempladas en el plan de trabajo acordado con Brasil en 2015 y que hasta ahora había dado muy buenos resultados, pero este año se han dado intercepciones. Por ello extremamos los controles, un trabajo que estamos realizando junto con las provincias y el sector privado, con quienes nos reunimos la semana pasada", explicó Rossi.

"Cabe recordar que este plan de trabajo implica la ejecución de un Sistema de Mitigación de Riesgo con una serie de medidas técnicas y sanitarias que tienden a minimizar o reducir el riesgo de transmisión de la carpocapsa, dado que Brasil es libre de la plaga", señaló el Senasa en un comunicado.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas