Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Nuevo "puerta a puerta": ¿será más barato traer ropa, celulares y electro de China o comprar en la Argentina?

Nuevo "puerta a puerta": ¿será más barato traer ropa, celulares y electro de China o comprar en la Argentina?
El Gobierno está por renovar el mecanismo. Se podrán realizar 12 compras anuales por hasta u$s50 sin impuestos. Comparativo de precios
Por Juan Diego Wasilevsky
21.03.2019 11.01hs Comex

Luego de muchas especulaciones, el Gobierno finalmente confirmó que efectivamente avanzará con importantes cambios al sistema "puerta a puerta", el régimen que permite importar mercadería para uso personal a través del servicio postal internacional.

Hasta el momento, este mecanismo posibilita ingresar mercadería libre de impuestos por u$s25 y solo una vez al año. Es decir que cuando se agota o se supera esa franquicia, comienzan a abonarse tributos, equivalentes al 50% del valor de la mercadería.

Ahora, el Ministerio de Producción anunció que en pocos días el Presidente le pondrá la firma al decreto que introducirá cambios a la normativa.

El punto más importante se refiere a que, a partir de que se habilite la nueva modalidad será posible realizar, a través de plataformas de ecommerce del exterior, 12 operaciones anuales, por un valor de hasta u$s50 cada una de ellas y 100% libres de impuestos. Toda cifra que sobrepase ese monto deberá comenzar a tributar el 50%.

Un punto clave es que los valores de las franquicias no serán acumulables. Es decir que si se realiza una compra, por ejemplo, de u$s30 dólares, no será posible sumar esos u$s20 a la compra siguiente para seguir contando con el beneficio impositivo.

A esto habrá que agregar –como sucede en la actualidad- la "tasa de gestión", que es lo que cobra el Correo por enviar los productos y que hoy en día es de $140.

Es importante destacar que no estará prohibido comprar en el exterior un producto que supere los u$s50. Simplemente, cuando se exceda esa cifra, comenzará a regir el tributo del 50%.

Así, quien compre –por ejemplo-, un par de zapatillas en una página del exterior por unos u$s100, tendrá a su favor la franquicia de u$s50 pero deberá abonar en concepto de impuestos la mitad del excedente. En este caso, u$s25.

Según detallaron fuentes oficiales a iProfesional, dicho gravamen se deberá pagar una vez que el comprador reciba un correo electrónico con el aviso de que la compra ya está en territorio nacional.

Además, los cambios no se limitan a los montos, sino que el Gobierno apunta también a simplificar la operatoria.

A partir de las modificaciones que propone el Gobierno, ya no será necesario ingresar a la página de la AFIP para gestionar la operación. Tampoco habrá que contar con clave fiscal ni realizar una declaración jurada.

¿Cómo funciona el régimen en la actualidad? Cuando se adquiere un producto:

-Se tiene que ingresar en la web del fisco y consignar el número de seguimiento del envío (tracking ID) que brinda el correo e informar el valor y la descripción de los productos.

-Una vez validado ese registro, se genera un Volante Electrónico de Pago (VEP), por los conceptos y valores que corresponda abonar.

-Tras abonarse el VEP, siempre y cuando el producto no supere los 2 kilos y los u$s200, la encomienda se envía al domicilio del comprador.

¿Cómo pasará a funcionar el sistema con los cambios?

"La principal diferencia es que todo el proceso se va a poder realizar a través de la página del Correo Argentino, con un logueo básico, a través de un mail, sin necesidad de tener clave fiscal", indicaron fuentes oficiales.

Para ello, el Correo Argentino está poniendo a punto el nuevo Portal de Envíos Internacionales (estará disponible en la URL https://www.e-pago.correoargentino.com.ar) donde se podrán hacer todas las gestiones.

"Una vez registrado, el usuario tiene que hacer un aviso de compra y, cuando llega el  producto al país, no va a recibir un telegrama, como sucede ahora, sino un aviso por mail. A partir de ahí, va a poder pagar los impuestos si es que corresponde y la tasa del correo", indicaron.

Además, en el caso de envíos clasificados por Aduana para retiro presencial, el usuario podrá requerir que el Correo lo represente, para evitar tener que trasladarse a una sucursal para buscar el envío.

Una de las razones detrás de esta medida es que, según indicaron fuentes oficiales a iProfesional, "llegamos a tener 1 millón de paquetes en stock".

"Fue problemático. Si bien se fue descongestionando, este tipo de medidas va a ayudar a hacer más fluida la operación", apuntaron a iProfesional.

¿Convendrá el puerta a puerta?

Tras estos cambios que se vienen en la normativa, ¿cuán conveniente será comprar a través de una página de ecommerce del exterior?

Antes que nada cabe mencionar que las dos plataformas más populares a nivel mundial, Amazon y Alibaba, disponen de envíos hacia la Argentina.

La diferencia es que, en el caso de la compañía fundada por Jeff Bezos, la logística se realiza a través del servicio Amazon Global Express. El punto central es que el envío puede tener un costo de 21 euros, además de un valor extra en función del peso de la encomienda. Esto genera que una compra pueda terminar sufriendo un sobreprecio de más de $1.100 solo por el transporte.

Por eso es que, en la Argentina, una plataforma que ganó popularidad es Alibaba, el gigante fundado por el emprendedor Jack Ma, que cuenta con la página AliExpress, donde operan empresas chinas que realizan envíos a la Argentina sin ningún costo o con tarifas logísticas muy bajas, que en general no superan los u$s10. 

Por eso, antes de realizar cualquier operación, es importante chequear el costo final y también estar al tanto de los plazos de entrega. Si se trata de un servicio de correo oficial, la ventaja es que será gratuito, pero la mercadería puede tardar entre 45 y 60 días en arribar a la Argentina, a lo que luego habrá que sumar el tiempo de demora hasta que llega al domicilio.

Pero, ¿qué hay de los precios? En cuanto a la oferta de productos, un relevamiento realizado por iProfesional en categorías como indumentaria y electrónica muestra que los productos que pueden "microimportarse" a través del sistema puerta a puerta no necesariamente resultarán mucho más económicos que comprarlos en la Argentina.

A continuación, algunos ejemplos que pueden encontrarse en la web:

Artículos electrónicos

En el caso del rubro electrónica, quien quiera beneficiarse del nuevo límite de compra sin impuestos que está por implementar la AFIP, podrá adquirir en Alibaba relojes inteligentes "low cost" –de marcas no reconocidas- con precios que arrancan en los u$s11, lo que equivale a unos $462.

 

A esto, sin embargo, habrá que sumar los $140 de tasa que cobra el Correo Argentino por el servicio. De modo que el valor total ascenderá a $600.

A primera vista, parece ser una "ganga", pero la realidad es que en Mercado Libre hay modelos básicos y también de entrada de gama que cotizan a $450.

 

En el caso de modelos de más alta gama, como un Samsung Gear, en la página DealExtreme se consiguen por u$s200 y también con envío gratuito a la Argentina. Al sumar impuestos, sin embargo, su valor termina trepando hasta los $11.700. El punto a favor de esta página es que el plazo para su arribo al país no supera los 10 días. 

 

En Argentina, en tanto, se consigue por $13.800. Son $2.000 más, pero habrá que evaluar los riesgos de comprar un producto de este tipo y las complicaciones que pueden surgir en caso de haber algún desperfecto. 

 

En el caso de los celulares inteligentes, la oferta disponible de equipos por debajo de los u$s50 en general es muy limitada en los portales chinos.

Entre las alternativas "low cost", en Alibaba abundan teléfonos básicos, con teclado físico, de marcas completamente desconocidas y escasas prestaciones.

Quien busque alternativas por debajo de los u$s50 podrá encontrar algunos modelos marca Samsung, como es el caso del Galaxy S7562, que está disponible a u$s43,50. A esto se le deberá sumar el flete (u$s14) y la tasa del Correo, elevando el precio final a unos $2.700.

 

En la Argentina, este modelo se ofrece a un precio de $3.500, de modo que en este caso un comprador sí podría lograr un ahorro más considerable ($800). Claro que el vendedor local ofrece un año de garantía, un beneficio importante cuando se trata de un artículo electrónico.  

 

En Alibaba también se consiguen teléfonos marca Nokia Lumia 530 "reacondicionados" por debajo de los u$s50. ¿Su precio final? Incluyendo el costo del flete y el Correo, se deberán pagar $2.350. En este caso, la brecha es inexistente. 

 

Sucede que a través de ML, un comercio ubicado en la Ciudad de Buenos Aires y con buena reputación promociona el mismo modelo por $2.300, con la opción de devolverlo dentro del plazo de los 10 días desde que fue adquirido, en caso de que el usuario no esté conforme. 

 

Si se opta por equipos de precios que se ubiquen por encima del rango libre de impuestos, en la tienda oficial que Xiaomi tiene en AliExpress se podrá optar por el modelo Redmi 6 de 32gb, que cuesta u$s120 y con un flete de apenas u$s2. Pagando los tributos correspondientes por sobre la franquicia, una vez oficializado el nuevo esquema, el equipo terminará saliendo $6.700.

 

¿Cuánto cuesta este mismo modelo en la Argentina? Unos $6.940, con la ventaja de contar con garantía y la posibilidad de devolver el producto en 15 días en caso de que el comprador no quede satisfecho.

 

Quien busque equipos de última generación, entonces encontrará que modelos como el S8 de Samsung se consiguen a u$s390 en páginas chinas como Deal Extrema y AliExpress. Sin embargo, a esta cifra habrá que sumarle los impuestos.

Cabe destacar que el año pasado el Gobierno liberó de tributos a los celulares pero únicamente para los viajeros que ingresan al  país. De modo que los envíos postales, como ocurre con el puerta a puerta, siguen tributando. De modo que pagando todos los gravámenes, el teléfono terminará costando $24.000. 

 

En paralelo, este mismo modelo de 64GB se ofrece en la Argentina a $27.900, una diferencia del 16% ($3.900).

Pero al tratarse de un equipo de este valor, la garantía y la posibilidad de cambiarlo rápidamente ante cualquier desperfecto generan que la brecha se vuelva menos relevante para los potenciales compradores. 

 

En el caso de los parlantes bluetooth que están disponibles en páginas chinas, hay modelos marca JBL que cotizan a u$s37,50 (incluyendo flete). Sumada la tasa del Correo, este artículo en la puerta del hogar de un comprador terminará costando unos $1.715.

 

Se trata de una cifra que casi no muestra diferencias respecto del precio que se consigue en la Argentina, donde cotiza a $1.800.

 

Indumentaria

Quien esté en busca de un par de zapatillas se encontrará con que en las páginas chinas hay disponibles modelos urbanos como Nike Cortez a unos u$s47. Si se suma el flete y la tasa del Correo, este producto terminará costando unos $2.750 en la puerta del comprador.

 

¿Cuánto vale un par similar en Mercado Libre? La diferencia es mínima, dado que este modelo cotiza a $3.000 en la Argentina.

 

Dentro de lo que es calzado femenino, es posible adquirir en AliExpress unas Adidas Superstar por unos u$s53 (incluyendo logística). Ya nacionalizado y entregado el producto, su precio se eleva a $2.370.

 

En este caso, el comprador se ahorraría poco más de $600, dado que en la Argentina este mismo modelo vale unos $3.000. La contra es que al producto habrá que esperarlo dos meses o incluso más.

 

Ante este cuadro de situación, cabe destacar algunas cuestiones. En primer lugar, la escasa diferencia que se registra en el caso de los celulares obedece a diversos factores. En primer lugar, los fabricantes de Tierra del Fuego encararon un proceso de reducción de costos -junto con el Gobierno y los sindicatos-, lo que permitió alinear los valores en el mercado doméstico con los que se encuentran en otros países, si bien hay excepciones, como ocurre con lso teléfonos iPhone. 

A esto se suma la fuerte caída de las ventas, que desplomó la producción, lo que no le da mucho margen a las marcas a incrementar los valores al público. De hecho, para este año el sector apunta a producir apenas 7,5 millones de equipos, la cifra más baja desde 2010. 

En el caso de la indumentaria se da una situación similar: con el colapso de la demanda, se derrumbó la industria. Así, en un excenario en el que hay empresas que están cerrando plantas, los precios no acompañaron la disparada que experimentó el dólar el último año y, en muchos casos, se movieron por debajo de la inflación. 

En esta misma línea, el último relevamiento de The Economist ubicó a Buenos Aires entre las 10 ciudades más baratas del mundo, considerando los valores de una canasta de bienes y servicios.

Está claro que esto no ocurre en todos los sectores, pero el comparativo permite ver cómo tras la devaluación, el puerta a puerta -incluso contemplando los cambios que se vienen-, no es una panacea para conseguir electrónica e indumentaria a precios de ganga. La clave entonces es "caminar" las páginas web, buscando oportunidades y ofertas puntuales. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Comex en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Comex
Te puede interesar