Más artículos

Notebooks, neumáticos, baterías y mucho más: los productos con problemas para importar por falta de dólares

Notebooks, neumáticos, baterías y mucho más: los productos con problemas para importar por falta de dólares
En plena caída de las reservas, el Gobierno busca cuidar los dólares. El impacto ya lo están sintiendo la industria y los consumidores
Por Juan Diego Wasilevsky
28.10.2020 19.25hs Comex

Anticipando las restricciones que iban a venir poco después, la vicejefa de Gabinete de Ministros, Cecilia Todesca Bocco, hace un par de meses había apelado a la clásica fórmula de reclamar dólares para la producción, como hizo el kirchnerismo durante la gestión anterior.

"Los dólares los necesitamos para producir. Las empresas tienen que comprar insumos para poder producir y necesitamos darle dólares y en algunos casos para que las empresas paguen deudas y también para girar utilidades", señalaba la funcionaria.

"Lo que no podemos hacer -remarcó Todesca Bocco- es gastar los dólares en ahorro que van a parar al colchón y, con mucha suerte, a una cuenta en el banco", disparó.

Tras sus palabras, sobrevino el súper cepo al dólar y múltiples trabas para las empresas, especialmente para aquellas que están endeudadas en dólares.

La paradoja es que, desde la Cámara de Importadores (CIRA), advierten que no solo se habilitan cada vez menos compras al exterior, sino que, además, la industria está sufriendo las consecuencias.

"Prácticamente todos los sectores están viéndose castigados, salvo el sector salud. Y la industria no es la excepción. Están comenzando a faltar insumos para la producción y esto es preocupante si queremos potenciar las exportaciones para generar divisas", advirtió Rubén García, presidente de la CIRA, en diálogo con iProfesional.

De acuerdo con un relevamiento de la entidad, entre las materias primas que más están faltando en la industria nacional figuran insumos textiles (como hilados y telas), insumos para calzados (principalmente capelladas) y partes y piezas para la fabricación de grifería y artículos y sanitarios.

"Es cierto que están faltando algunos materiales", se sinceró un directivo del sector calzado. Si bien aclaró que todavía no se produjeron paradas en las líneas de producción, sí genera inquietud dado que el sector viene de atravesar un durísimo período de caída de ventas como consecuencia de la pandemia.

La falta de dólares profundizó las restricciones a las importaciones

Además, según pudo saber iProfesional, se registran demoras en las autorizaciones para el ingreso de motores para abastecer a las Pymes que fabrican heladeras y necesitan de esos equipos que no se producen localmente y que sí o sí deben importarse de Brasil y otros países.

Pero además de los problemas que registra la industria para abastecerse de insumos, los problemas que tiene la administración de Alberto Fernández por la caída de reservas y la disponibilidad de divisas, también está pegando en otros sectores, como el automotriz.

Esto se evidencia en la mayor escasez de neumáticos, principalmente para camiones y motos, y también de baterías para autos, lo que está repercutiendo en los precios.

García explicó que, en el caso de neumáticos para camiones, se está pagando unos $50.000 por unidad, unos u$s600 al cambio oficial, cuando en Chile por ese mismo producto se pagan u$s250.

De acuerdo al relevamiento al que accedió iProfesional, la escasez de dólares también está pegando en la provisión de notebooks, dispositivos que en la administración Macri dejaron de ensamblarse localmente, luego de cambios en el régimen impositivo y arancelario.

El listado sigue y es amplio y muy diverso: las restricciones en los permisos afectan a máquinas de coser, impresoras, tablets, herramientas y pequeños electrodomésticos también son algunos de los artículos de consumo que los importadores no están pudiendo ingresar del exterior.

A continuación, un resumen de los productos con restricciones:  

 

La "llave" del candado que tiene el Gobierno

En los poquísimos y contados contactos que mantuvieron funcionarios de segundo y tercer rango con empresarios, les reconocieron en off que faltan dólares.

Y la "llave" que tiene el Ministerio de Desarrollo Productivo para regular el ingreso de importaciones son las licencias no automáticas (LNA), una suerte de permiso que abarca a miles de posiciones arancelarias y que debería aprobarse –de no haber ningún problema- en un plazo no mayor a los 60 días.

Sin embargo, desde CIRA advirtieron que hay una multiplicidad de casos en los que se sobrepasó ese lapso de tiempo. 

"No se cumplen con los plazos que fijan las licencias no automáticas y se están incumpliendo normativas de la Organización Mundial del Comercio y acuerdos bilaterales, como el que rige para el sector automotor que tenemos firmado con Brasil", enumeró García.

Los empresarios vuelven a recordar los problemas que tuvieron durante las épocas en que Guillermo Moreno era secretario de Comercio y se llegaba a tomar más de seis meses para su aprobación.

Con ese plazo, Moreno se aseguraba un freno a las importaciones. Sin embargo, como esto iba en contra de las normas de la OMC, la Argentina recibió denuncias ante la OMC por parte de la Unión Europea y los Estados Unidos, entre otros.

El problema, según García, es que "la Dirección Nacional de Gestión Comercial Externa no atiende ningún llamado y no contesta los mails, con lo cual, las empresas no tienen forma de saber qué pasa con sus pedidos de importación".

"No hay respuesta de ningún tipo. Cuando se envía un correo, se recibe una respuesta automática y luego no pasa nada", insistió García.

La falta de dólares termina perjudicando a las empresas

Por cierto, según el INDEC, las importaciones en septiembre anotaron un crecimiento del 3,1%, recortando así 24 meses consecutivos con caídas interanuales. Desde la consultora Abeceb señalaron que "hay que remontarse a mayo de 2018 para encontrar una variación mayor que la actual". Así y todo, en el acumulado del año, las compras al mundo retroceden un 21%.

El otro punto clave es que, según la consultora, este incremento estaría reflejando "el incentivo a importar lo más posible a un dólar comercial que se percibe con riesgo al alza". 

El directivo del sector calzado explicó a este medio que "los técnicos del Gobierno consideran que hay maniobras de especulación por parte de empresarios que quieren aprovechar el dólar barato antes de que se acabe".

"El problema es que en esa generalización hay muchísimas Pymes que terminan saliendo castigadas", agregó. 

El Banco Central, nuevo ente de control

Cabe destacar que las medidas de control a las importaciones se incrementaron con la última comunicación del Banco Central, la A7138: ahora, las empresas podrán acceder a los dólares para pagar las importaciones siempre y cuando tengan la declaración efectuada a través del SIMI y que la misma figure en estado "salida", es decir, aprobada.

Además, las empresas deberán informar al BCRA cuando realicen importaciones por más u$s50.000, cuando antes el piso era diez veces superior, es decir, u$s500.000.

Según García, esta comunicación es un verdadero problema porque "las empresas que tienen que girar divisas al importador para poder cerrar la operación, no van a poder hacerlo hasta tener el permiso de importación aprobado. Pero como no te están aprobando las licencias no automáticas, no se pueden girar los dólares al importador y esto termina demorando toda la cadena logística".

En este escenario, las empresas, importen bienes de consumo o insumos para la industria, son las que están viendo las consecuencias.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Comex en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído