Más artículos

Análisis

De Pablo: “Cuando una empresa tiene que despedir y le imponen un decreto, pide algo a cambio”

“Cuando una empresa tiene que despedir y le imponen un decreto, pide algo a cambio”
Para De Pablo, el bono de $5.000 acordado por el Gobierno con empresarios y sindicalistas "es complicado" de aplicar porque cada compañía es distinta
08.11.2018 11.23hs Economía

El economista Juan Carlos De Pablo consideró que la aplicación del decreto que sacará el Gobierno sobre el pago de un bono de $5.000, que deberán pagar las empresas del sector privado a su empleados, “es complicada” debido a que la situación de cada compañía es distinta.

En diálogo con Radio Mitre el especialista sostuvo que este tipo de decisiones ocurren con frecuencia cuando los gobiernos intenten resolver un problema político con la Confederación General de Trabajo (CGT). En tanto, planteó que el empresario lo último que hace es despedir a sus empleados, pero “si no tiene más remedio, y le imponen un decreto, va a querer algo a cambio”. 

Acá los que tenemos es una ensalada con situaciones completamente distintas en cada una de las empresas, que cuando se le impone un bono obligatorio, independientemente al resto, es complicado”, planteó el especialista en diálogo con radio Mitre.

Al opinar sobre la actual situación por la que atraviesan las empresas, el economista contó: “En los últimos meses lo que estoy escuchando es que todo se ha corrido hacia el mayor problema, que es que la duración de una crisis termina transformando al resto. Acá lo que no están aclarando es cómo sigue todo esto, como se juntan los pedacitos, como se juntan las distintas tasas de inflación  que tienen las distintas porciones de la política económica”. 

“En ese contexto, hoy el ataque a la crisis, que siempre tienen prioridad con respecto a otro temas, está transformando el resto de la agenda” de las empresas, amplió. 

“A mí me encantaría saber que dentro del Poder Ejecutivo hay alguien que no está yendo todos los días a la oficina, a las reuniones, sino que se puso a pensar sobre lo que hay que hacer, pero no estoy seguro que eso esté ocurriendo”, lamentó De Pablo. 

Al ser consultado sobre si consideraba que el Gobierno está intentando resolver un problema político con la CGT pasándole la cuenta al sector privado, opinó que es algo que “suele ocurrir con mucha frecuencia”.

En esa línea, destacó que “en la mesa de las negociaciones se juntan funcionarios, pero a los que pagamos los impuestos no nos representa nadie ahí y es por eso que terminamos pagando los platos rotos”. 

Según explicó De Pablo, “cuando un empresario tiene problemas de demanda y tiene que ajustar la producción, mira entre otras cosas cual es su demanda en materia laboral. Entonces empieza adelantando las vacaciones, sacando las horas extra, sacando al personal contratado, etc... la anteúltima cosa que hace es suspender, y la última es despedir”. 

“Ahora cuando no tenes más remedio que despedir, y sacan un decreto, el empresario va a querer algo a cambio”, indicó. 

Al finalizar, sostuvo que “la historia dice que prohibir los despidos, duplicar indemnizaciones y cosas por el estilo terminan demorándose en la aprobación. La decisión de tomar gente y de suspender es complicado desde el punto de vista anímico pero también económico”.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar